viernes, 27 de marzo de 2015

Subte: polémica por los nuevos coches de la línea B

Actualidad

Tras la extensión de la Línea B desde Parque Chas hasta Urquiza, Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) encaró la compra de material rodante nuevo, generando varios cruces.

Una vez que se concretó la ampliación, comenzaron las nuevas obras en al segunda línea de subterráneo más antigua de la ciudad, generando un cronograma de horarios que se mantiene los días de semana (el servicio comienza a las 6, cuando las otras líneas lo hacen a las 5), y que abarcó casi un año con las puertas cerradas los fines de semana. “Desde el 5 de mayo de 2014 hasta el 3 de mazo pasado no hubo servicio los sábados y domingos”, destaca Enrique Rosito, de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP).


En el centro del debate quedaron los coches comprados al Metro de Madrid, cuya incorporación motivó los cambios técnicos que han dificultado el servicio. Se trata de los CAF 6000. Sbase adquirió 86 coches, lo que equivale (teniendo en cuenta que cada formación tiene 6 coches) a unas 14 formaciones. En la AGTSyP remarcan que la flota actual es de 27 formaciones, con lo que se renueva la mitad del material rodante.

La cuestión del suministro eléctrico es central: la Línea B es la única de toda la red que no se alimenta por catenaria, desde el techo, sino por un tercer riel. Esto cambia con los coches españoles, dado que los CAF 6000 utilizan catenaria. Ergo, hubo que hacer la instalación de la catenaria en la B.

Este cambio, afirman en el Sindicato del Subte, tiene otro componente, que es la desvinculación de la Línea B con el Ferrocarril Urquiza (el enlace es en la estación Federico Lacroze), ya que hasta la llegada de los CAF 6000 compartían trocha.

El vínculo con el Metro de Madrid había comenzado con la llegada de una formación de CAF 5000, que a diferencia de los viejos coches japoneses (los Mitsubishi rojos), tiene cuatro puertas por coche en vez de 3.

Desde Sbase se han defendido ante diversos pedidos de informe. Respecto del reemplazo por la catenaria, afirman en la empresa que “se priorizó la alimentación superior (como en el resto de la red) por la del tercer riel (exclusiva de la B) para estandarizar procesos de mantenimiento y protocolos de seguridad”. Además, Sbase ha desmentido el pago de patentes, otro punto cuestionado, ya que la catenaria del metro madrileño es de desarrollo propio.

En la empresa dirigida por Juan Pablo Piccardo afirman que no se usa tecnología de Madrid, por lo tanto, “no existen costos o pagos” respecto de patentes. El principal costo asumido por la empresa es de unos 10 mil euros, aproximadamente, por cada pantógrafo (elemento fundamental para la alimentación vía catenaria) de los CAF 5000, mientras que “no tiene costo” la colocación de pantógrafos en los CAF 6000.

Los cruces continúan, mientras en el sindicato dicen que  ahora que el servicio se presta sin las interrupciones de los últimos meses (aunque más corto en tiempo que en las otras líneas), la incorporación de los coches españoles podría llegar a tardar un año en concretarse.Diario Z.com

3 comentarios:

  1. Jorge Ernesto Ordeig30 de marzo de 2015, 16:26

    MIERDICIO MACRI en estado puro.

    ResponderEliminar
  2. Por lo que se pudo leer acerca de esta compra hasta ahora, ... Cosa e¨/ locos.. El que está libre de culpa que tire la piedra. ¿Cuentos de Jaimito?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge Ernesto Ordeig31 de marzo de 2015, 14:38

      En lo que decís acerca del que esté libre de culpa, estoy de acuerdo con vos Armando, desde ya que ninguno es trigo limpio en lo que a dilapidación de recursos públicos se refiere, ni los K, ni los M, ni los S (por Scioli), y por cierto, sobran pruebas para corroborarlo.

      Eliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.