viernes, 28 de junio de 2013

PEDIDO DE INFORMES VERBALES AL MINISTRO DEL INTERIOR Y TRANSPORTE, FLORENCIO RANDAZZO, SOBRE DIVERSAS CUESTIONES RELACIONADAS CON LOS FUNCIONARIOS DE "TRENES DE BUENOS AIRES - TBA -"

ACTUALIDAD

Redacción CRÓNICA FERROVIARIA

Se encuentra en la Comisión de Transporte de la Honorable Cámara de Diputados un proyecto de Resolución solicitando un Pedido de Informes verbales al Ministerio del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, sobre diversas cuestiones relacionadas con los funcionarios de la empresa Trenes de Buenos Aires S.A. (T.B.A.)

Dicho trámite recayó en el Expte. Nro. 4803-D-2013 del día 18 de Junio de 2013, siendo los firmantes de dicho proyecto de Resolución los Diputados Nacionales:

TUNESSI, JUAN PEDRO                        (BUENOS AIRES  UCR)
ALFONSÍN, RICARDO LUIS                   (BUENOS AIRES  UCR)
BAZZE, MIGUEL ANGEL                       (BUENOS AIRES  UCR)
GARRIDO, MANUEL                             (CIUDAD de BUENOS AIRES UCR)
BULLRICH, PATRICIA                  (CIUDAD de BUENOS AIRES UNION POR TODOS)
BENEDETTI, ATILIO FRANCISCO   (ENTRE RIOS      UCR)
GIL LAVEDRA, RICARDO RODOLFO        (CIUDAD de BUENOS AIRES UCR)
BURYAILE, RICARDO                   (FORMOSA UCR)
BROWN, CARLOS RAMON                    (BUENOS AIRES  FRENTE PERONISTA)
DE FERRARI RUEDA, PATRICIA             (CORDOBA UCR)
BIELLA CALVET, BERNARDO JOSE         (SALTA      UDESO SALTA)

Fundamentos

Nuevamente asistimos a una terrible tragedia donde tenemos que lamentar fallecidos y heridos a causa de la inoperancia y la falta de soluciones desde el Gobierno Nacional. Después de un año y medio de la tragedia de Once, de acusaciones cruzadas, de promesas incumplidas, nada ha cambiado. El Sarmiento vuelve a ser noticia y pareciera que las soluciones cada vez son mas lejanas. Estas tragedias son la demostración palmaria de las severas fallas en controles y mantenimiento, evidenciando una alarmante pasividad por parte de los órganos gubernamentales y una irresponsable falta de gestión de los concesionarios privados.-

El sistema ferroviario argentino -que en su momento fue orgullo nacional y fuente del desarrollo patrio- atraviesa una de las peores crisis de su historia.-

La reiteración de luctuosos sucesos ponen en evidencia la necesidad de reevaluar la actual gestión del sistema, sin perjuicio de la adopción de urgentes medidas en pos de la seguridad de los usuarios.-

Desde hace varios años se viene insistiendo tanto desde organismos de la Constitución, como sectores de la oposición y de la sociedad toda, en la gravedad de la situación y la necesidad de una solución inmediata, toda vez que se encuentra en grave riesgo la vida y la salud de la población.-

El sistema de transporte ferroviario del Área Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires transporta más de 180 millones de pasajeros anuales y unos 530.000 viajes diarios. Trenes de Buenos Aires (TBA) opera una red de 350 kilómetros de vías pertenecientes a las líneas Mitre y Sarmiento, cuenta con 96 estaciones y una flota de 498 unidades, entre coches y locomotoras que se encuentran en servicio, conformando un total de 67 formaciones ferroviarias.

Los usuarios de estos servicios viajan diariamente en situación insalubre, con falta de higiene, amontonados, y paupérrimas y pésimas condiciones de seguridad. Las puertas de los vagones no cierran, las vías se encuentran deformadas y las estaciones no cuentan con las mínimas medidas de seguridad o evacuaciones.- Por el desastroso estado de las vías, los vagones y las maquinas, muchas veces depende del azar o de la pericia de los motorman su normal funcionamiento.

Un revelador informe realizado por la Auditoria General de la Nación en el año 2008 expones graves falencias. En cuanto al mantenimiento y seguridad operativa expone que:

-       Los distintos componentes del sistema de vía presentan un estado deficitario, ante el cual se imponen restricciones a las velocidades máximas de circulación
-       Los pasos a nivel evidencian déficit en su estado de conservación
-       El estado general del mantenimiento edilicio en las estaciones de las Líneas Mitre y Sarmiento así como el estado de los cerramientos perimetrales es deficitario
-       No se le realiza un mantenimiento adecuado al material rodante, entre otras
-       Las empresas no responden a los requerimientos de mantenimiento formulados

El informe caracteriza la gestión de la empresa concesionaria como ineficaz, "constituyéndose riesgos que atentan directamente contra la seguridad de los usuarios del servicio y de aquellos que, de algún modo, tiene contacto con el sistema."

También critica la falta de controles efectuados por la CNRT, organismo designado para constatar la seguridad del servicio.- Según el informe de la AGN, las metas propuestas por la CNRT en cuanto a inspecciones sólo ha sido alcanzada en un 69,28%, no condiciéndose con las metas físicas propuestas en la "II carta de Compromiso con el Ciudadano".-

La contracara de esta situación de desidia y negligencia, es la cantidad de subsidios que las empresas ferroviarias reciben de parte del Estado, para integrar el valor final del boleto. Durante Enero del año 2012 los ferrocarriles metropolitanos insumieron $291 millones durante enero, es decir, casi 10 millones por día.

Entre el boleto y el subsidio, la actividad de la empresa es rentable, sino no se explica porque hace varios lustros que son concesionarios de esta líneas.-

Entonces y teniendo en cuenta la existencia de utilidades, deberían invertirse importantes sumas en obras de mantenimiento y refacción, en la modernización de la flota y en el mejoramiento de la seguridad de los pasajeros.

Por el contrario, se ha verificado una marcada desinversión y un alarmante incumplimiento en los programas y protocolos de mantenimiento, que ponen en riesgo al funcionamiento del sistema ferroviario, en especial a la seguridad de sus usuarios y trabajadores.- Existen denuncias al respecto.-
Frente a ello, la inacción gubernamental solo se explica suponiendo la existencia de oscuros acuerdos y corruptelas. Creemos entonces necesaria la presencia del máximo responsable del área, para que venga a rendir cuenta ante la sociedad y que pueda explicar que es lo que se ha hecho y que es lo que se piensa hacer para evitar que tragedias de este tipo vuelvan a ocurrir.


La tragedia de Castelar, sumada a la denominada tragedia de Once, ocurridas ambas en menos de 24 meses, indican la gravísimo situación que atraviesa el sistema ferroviario y abona la intención de obtener del Sr. Ministro respuestas directas frente a los terribles flagelos.