sábado, 15 de junio de 2013

"ALGUNA ANOMALÍA HABÍAN EN EL TREN", AFIRMÓ EL TITULAR DEL GREMIO DE CONDUCTORES DE TRENES

ACTUALIDAD

Omar Maturano descalificó las afirmaciones del ministro Randazzo y aseguró que es "mentira que se hayan pasado tres señales de peligro"

El jefe del gremio de conductores de trenes La Fraternidad, Omar Maturano, aseguró hoy que "alguna anomalía había" en los trenes que chocaron en Castelar y descalificó afirmaciones del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, al advertir que "es mentira" que el maquinista haya "pasado tres señales de peligro". Maturano afirmó que en el gremio "somos cautos" porque "no podemos decir ahora quién tuvo la culpa" del desastre ferroviario que dejó tres muertos y centenares de heridos: "Esperemos lo que diga la justicia", indicó.

Secretario General del gremio La Fraternidad

En declaraciones a radio Mitre , sostuvo que "alguna anomalía había" en el tren que embistió a otro que estaba detenido en las cercanías de la estación Castelar, dirección a Moreno, según consigna la agencia DyN.

"Esa formación (la involucrada en el accidente) la rechazamos varias veces, fue al taller, donde fue reparada. Pero cuando el tren choca, el único coche que no frena fue el del conductor, mientras que los otros siete sí, frenaron todos", recordó. Hoy se supo que el conductor realizó un llamado 40 minutos después de la tragedia afirmando que "fallaron los frenos".

Maturano insistió en remarcar que "no sabemos lo qué pasó" y es la justicia la que debe resolver este tema, pero puso en tela de juicio expresiones de Randazzo , quien sostuvo que el maquinista pasó "tres señales a peligro".

"Es mentira que se pasaron tres señales a peligro. Se pasó una señal de precaución, una apagada y una a peligro. Los conductores se acostumbran a que una señal esté apagada; los muchachos se acostumbran a trabajar con las señales apagadas, los brazos más bajos...", se lamentó.

El jefe gremial reiteró: "Una señal estaba a precaución, la otra apagada y la otra, dicen, a peligro. La que estaba apagada la vi yo: estaba apagada y venía así hacía varios días", enfatizó.

uando se le señaló que Randazzo había asegurado que el maquinista del tren que chocó iba a "62 kilómetros por hora con velocidad ascendente", Maturano indicó que "eso lo tiene que decir la caja negra. Estamos esperando que se llame al sindicato" desde la Justicia.

El sindicalista puntualizó que si bien se "están arreglando las cosas" en los ferrocarriles "no sé está dando la seguridad como tiene que darse".


"Las vías, el señalamiento, el material rodante tampoco están como tienen que estar. De acá a diez, doce años tendremos un ferrocarril como el tenemos que tener", finalizó.LaNación