miércoles, 12 de febrero de 2020

Entre Ríos: Robaron piezas claves de una locomotora a vapor en exposición de la Línea Urquiza

Actualidad

Lo que ha empezado es el robo y el deterioro impunemente de una máquina que está sana, que no tiene daños estructurales”, lamentó Guillermo Monzón al pie de la máquina a vapor que descansa desde alrededor de 4 décadas en la Estación Ayuí, en la zona del Perilago de Salto Grande.
Robo silencioso

Así comenzó el diálogo con este ferroaficionado de Concordia que observa en detalle lo que, para muchos, pasa desapercibido. Están robándose piezas valiosas de una máquina, la Nº90 del ferrocarril “General Urquiza”.


“He constatado, la semana pasada, que le habían roto la malla metálica que protegía el instrumental de conducción (lo que sería el tablero de un automóvil) y se robaron piezas que eran de bronce tales como inyectores, manijas, manómetros, etcétera”, describió a El Entre Ríos luego al tiempo que hizo notar que el trabajo para retirarlas es minucioso, específico y que requiere determinados conocimientos y tiempo para hacerlo.

Algo distingue a esa máquina de otras. Está sana, estructuralmente hablando. “Hasta aún conserva combustible en su interior”, remarcó el hombre que tiene por hobby la actividad ferroviaria al punto de, incluso, participar de grupos que rescatan, mantienen y ponen en valor determinados tramos ferroviarios de Entre Ríos.

“Es un hito acá en Concordia y se trata de una máquina que podría haberse restaurado y está aún en condiciones de restaurarse y ponerse en movimiento”, enfatizó e hizo notar que “indudablemente costará mucho más tiempo y recursos ponerla en funcionamiento”.


Lo dice amargado, con el sinsabor de haberse sentido cerca de ponerla en valor y recuperarla para prestar servicio de tren turístico en la zona del Perilago. ¿Qué falto? Que invirtiese el dinero necesario. Y también se lamenta por lo que simbólica y afectivamente significa: “Es una pena y un dolor porque es un recuerdo que tenemos todos los concordienses y la gente del Urquiza que ha manejado esta máquina, como ser mi abuelo y mis tíos que hacían el trayecto acá en la Mesopotamia, incluso llegaban a Rojas y Lacroze en la provincia de Buenos Aires”.

La unidad está al resguardo de la Delegación Argentina ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, a la que el ferroaficionado le pide que intervenga. “Deberían reponer los faltantes (estimativamente costarán unos 600 mil pesos) y poner seguridad. Con una cámara de vigilancia alcanza”, remarcó y también pidió que efectúen la denuncia penal.


“Me presenté en la Comisaría del Lago y me dijeron que no correspondía, que como ciudadano no podría hacer la denuncia y que la debiera hacer gente vinculada a la represa porque yo no tengo ninguna responsabilidad de la máquina”, explicó al respecto.

Un símbolo

La máquina a vapor es un símbolo para los que frecuentan la zona de Salto Grande, en el camino que conduce a la Península de Soler, pasando por playa Las Palmeras, Palmeritas, Perdices y de Los Médicos. La Nº90 está ahí, detenida en el tiempo y es parte de la memoria fotográfica de miles que han pasado alguna vez por allí. La Parada Ayuí es punto de detención ineludible para todas las edades. Pero poco se conoce de por qué está ahí y cuál era su tarea.

En rigor es una J.A. Maffei de 1911, ex Unión Pacific, que fue fabricada en Estados Unidos. Pesa 50 toneladas y el depósito de combustible es 18 de tn. “Es una máquina que no tiene daños estructurales. La historia cuenta que transitaba en toda la red del, como dice aún la placa que conserva a ambos costados, “Ferrocarril Nacional General Urquiza” hasta que durante el llenado del embalse de la represa hidroeléctrica no alcanzaron a trasladarla hasta la Estación Central de Concordia y quedó allí como símbolo de ese servicio ferroviario.

Proyecto turístico

“Está completa y con poco presupuesto se la puede recuperar y poner marcha como tren turístico similar a La Trochita que une Esquel con El Bolsón”, ejemplificó Monzón.

¿En qué consiste exactamente su proyecto? “Teníamos la iniciativa de recuperarla y acoplarle dos vagones de madera que nos cederían desde Buenos Aires para hacer un tren turístico en la región para favorecer el turismo”, respondió y amplió: “pero el proyecto fracaso porque no hay plata para eso”.

“Lo que ha empezado es el robo y el deterioro impunemente de una máquina que está sana, que no tiene daños estructurales”, lamentó Guillermo Monzón al pie de la máquina a vapor que descansa desde alrededor de 4 décadas en la Estación Ayuí, en la zona del Perilago de Salto Grande.

Parafraseando a Alejandro Casona, podrá decirse que las máquinas a vapor, como los árboles, mueren de pie. Incluso, en el caso de la Unidad 90, puede volver a funcionar. El desafío, entonces, es evitar que la desidia definitivamente haga de esa estructura un vacío recuerdo de una parte importante de la rica historia de la región. Fuente: El Entre Ríos

5 comentarios:

  1. Los responsables tendrían que haber previsto que en cualquier momento la podrían vandalizar, sus movimientos (accesos a su interior) tendrían que haberse sellados y mas medidas por estar a la intemperie.
    Francisco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acertado tu comentario esto era de esperar a la intemperie y sin un cerco perimetral.no dudo de la buena intencion de Guillermo pero a mi entender y siendo aun dificil se podria restaurar solamente para vista del publico ahora para ponerla en scio ya es practicamente imposible por el enorme caudal de dinero necesario ademas me parece que Guillermo no tiene idea de lo que es una locomotora a vapor menos aun de una caldera que sufrio la corrosion durante 40 años segun la nota dañando cuerpo cilindrico ,caja de fuego, caja de humo ,tubos de calefaccion ,placas tubulares ,conductos de admision y muchos elementos que seria largo de mencionar.perdon por la audacia de comentar pues mi formacion primaria en el ferrocarril fue la traccion vapor por lo tanto humildemente me permito decir que a las "Morochas" las conozco de cabo a rabo Saludos Francisco R Soria

      Eliminar
    2. Por lo que comentas sos un fierrero de alma, me alegra mucho.-
      Un abrazo.-
      Francisco

      Eliminar
  2. País de ratas y parásitos no importandole un sorongo de nada robando y destruyendo lo que tienen a su paso ya sea políticos o pueblo en otros países esa locomotora aparte de funcionar hasta la lustrarian acá se roban las llaves que tienen más de 100 años para venderla x unos pesos así nos va lamento profundamente x los ciudadanos de bien que se preocupan pero esto no tiene remedio

    ResponderEliminar
  3. Y que pasa con los elementos del gran capitan quien ordeno que el tren quede ahi si era la justicia esntonces se deberia cuidar para que no se vandalize es este caso le prendieron fuego en la estacion virasoro provincia de corrientes quien debe cuidar una verguenza.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.