lunes, 31 de diciembre de 2012

TRENES Y SUBTES


NOTA DE OPINIÓN

Por: Juan Carlos Cena (MONAREFA) (para CRÓNICA FERROVIARIA)


                   La vulgaridad es el aguafuerte de la mediocridad.
En la ostentación de lo mediocre reside la psicología de lo vulgar.
La vulgaridad es el blasón nobiliario de los hombres ensoberbecidos
De su mediocridad, la custodian como al tesoro el avaro.
José Ingenieros - El hombre mediocre

Trenes y subtes es como decir gobierno Nacional igual gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, o PRO o FpV, igualdades que los hicieron coincidir en la aprobación de una ley anti obrera como la ART, ley antiterrorista o el acuerdo por el destino de las tierras ferroviarias y la isla Demarchi, ambos convenios benefician al Grupo IRSA: multinacional dedicada, entre otras cosas, a la construcción. Me detengo acá para no aburrir con las coincidencias que también son los silencios con respecto a lo que se llevan sin cepo cambiario las mineras, los pools sojeros, el acuerdo con la Chevrón, el juego, la no inversión en los servicios básicos: electricidad, gas, agua, etc.

La pregunta sería ¿Por qué tantas coexistencias? La respuesta es sencilla: ambos poseen la misma naturaleza, y al poseer esa igualdad tienen las mismas maneras de comportamientos, códigos, poseen la vulgaridad de los hombres ensoberbecidos.

Yendo al núcleo de la cuestión que es hablar de trenes y subterráneos y, el comportamiento que tiene cada uno de ellos frente a cada sistema de transporte; comenzaremos con los trenes, no por preferencia sino por orden calendario.

TRENES

El primer anunció fue el del Ministro todo terreno de Transporte e Interior, Florencio Randazzo, la clausura de la circulación de trenes y el cerramiento del ramal del F.C. Sarmiento - línea Suburbana, porque debían renovar vías. Inédito, nunca había ocurrido en la historia de los Ferrocarriles Argentinos; antes, no se detenía ni se clausuraba nada, continuaba la operación del movimiento de trenes a través de la vía de escape, también llamada segunda. Hoy, ese sistema y desvíos, no existen más. Los concesionarios las anularon o las levantaron para remendar algún ramal y así no comprar vías ni durmientes.

Esto de cambiar vías y durmientes fue rutina cuando el ferrocarril era del Estado. Es necesario recalcar siempre, para no olvidar, porque esa es la tendencia inducida, el olvido, que las infraestructuras ferroviarias continúan siendo del Estado Nacional, pero la responsabilidad de su conservación y mantenimiento son de los concesionarios, o sea, de los inquilinos como Cirigliano, Taselli, Romero, Benito Roggio, en el caso de las líneas suburbanas. Todas son un peligro, con muy pocas excepciones

Poco se tuvo en cuenta al pasajero, al ciudadano cliente, antes sí era pasajero, sobre la renovación de coches. Como avance engañador se les dijo que casi eran nuevos. Pero se había apelado a la pintura relumbrante. Mejor dicho al ploteo. Era el engaño. El ploteo (Contact De Puhnta Apunta), no es pintura, ponen el plástico adhesivo sobre pintura vieja, graffitis y óxido. Si uno se acerca bien y pasa algo raspante como una uña, un alfiler o una hojita de afeitar, se sale con facilidad, al tiempo se descascara. Es muchísimo más barato que la pintura. Nada de modernidad. Se pinta un coche desvencijado, que está gangrenado y tiene fatiga de material.

Este trabajo de reparación o acondicionamiento de 54 unidades se los adjudicaron en forma directa a la firma EMFER, cuyos propietarios son los hermanos Cirigiliano. ¡OH casualidad! Son los concesionarios del TBA desplazados, no expulsados, por el accidente de Estación Once. Grupo que sigue manteniendo relaciones comerciales y de todo tipo con el gobierno Nacional. Este concesionario, además, está siendo judicializado por el accidente de estación Once, a pesar de ello le adjudican la reparación en forma directa.

Es necesario repetir, los judicializados no explotan más las líneas Sarmiento y Mitre pero continúan ligados al gobierno nacional, toda una sociedad o cartelización entre proveedor de servicio y Estado. Estos proveedores solo interrumpieron la prestación de servicios. La continuidad de la sociedad entre el Estado y estos ex concesionarios continúa. ¿Cómo se lo explicamos a las víctimas del accidente criminal de Estación Once? Esta es la verdadera pintura de la realidad de una parte del sistema ferroviario, esto no es ploteo.

¿Cómo llamamos a estos concesionarios y a la actitud del gobierno nacional? ¿Caranchos, buitres…? de que forma…

SUBTERRÁNEOS

Esta es otra cuestión, pero no tanto. Ambos son sistemas de transporte de pasajeros. Uno en superficie, la otra subterránea. Uno abarca el conurbano de Buenos Aires, el subterráneo cubre parte de la ciudad de Buenos Aires. Ambos están entre los sistemas más antiguos del transporte de pasajeros de la Argentina y de América Latina. Toda una estirpe. Los dos sistemas son los únicos medios capaces de aliviar la congestión y saturación del transporte automotor que nos trae contaminación, sonoridad, smog, estrés, polución y tiempo perdido, nunca contabilizados.

Ninguno de los dos oficialismos: PRO y FpV se les ocurre inducir a sus gobiernos que debería haber una política de Estado de ambos para que estos dos modos de transporte se complementen para solucionar el problema de la congestión del transporte en el AMBA.

Suspender la circulación de la línea A es realmente patético. Marca el desprecio por los habitantes de esta zona de circulación. La más densa de la ciudad de Buenos Aires.

Técnicamente, y sin sonrojarse, esta acción marca y muestra la pobreza por la excelencia técnica de los que han mandado a parar la línea A. Estrechez que ya lo hicieron antes con la bici sendas, el ordenamiento de la calle Arenales con cinco sentidos de circulación diferentes, el pavoneo por colocar en los ¨shoping¨ centros comerciales, estacionamiento de bicicletas; el Metro Bus de la avenida Juan B Justo, y así. Mientras nos dan el galardón de ser la tercera ciudad más ruidosa del mundo, ni hablemos de lo contaminante.

La inutilidad del parate fue criticado por la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro por boca de su secretario general, no, únicamente, por lo impolítico y deshumanizado proceder, sino técnicamente. Fue una contestación racional, política técnica, no partidista. Asimismo el secretario de prensa Rositto agregó, también, que el anuncio “debería haber sido acompañado de un plan de contingencia, es decir, de anuncios sobre cuáles serían los servicios terrestres que iba a ofrecer la Ciudad como alternativa para los más de 200.000 usuarios de la Línea A, que van a trasladarse en colectivo y vehículos particulares”. “Los usuarios son los primeros impactados con esta decisión”, sostuvieron los metrodelegados.

Debo agregar, el único beneficiario, no casualmente, es el autotransporte automotor de pasajeros. El impar beneficiario hasta la actualidad. Sino veamos como la empresa de los hermanos Cirigliano se expandió por América Latina, caso Perú, y en Estados Unidos, Miami.

¿Qué es un plan de contingencia?

El plan de contingencia es una guía de acción que debe ser elaborada por los idóneos, técnicos y trabajadores de los subterráneos, son los únicos que conocen, ellos sí, lo que se debe hacer, paso por paso. Nada se puede planificar desde una oficina.

A esto se deberá sumar el perjuicio económico que sufrirán los comercios de todo el trayecto de la Línea A, tanto los de bajo superficie y sobre superficie que cuentan con las ventas que pueden realizar con el público que toma a diario esta línea.

UNA HISTORIA QUE MARCA DIFERENCIA, QUE SE AÚNA EN LOS DESPRECIOS

Los dos sistemas padecen del mismo mal, fueron concesionados durante el gobierno de Menem. Ambos fueron destrozados y saqueados, mal administrados y pésimamente mantenidos y conservados. Hoy soportan los males de la mediocridad prebendaria, que son los que los administran.

La diferencia es que al ferrocarril lo cerraron, expulsaron a 85.000 trabajadores, cerraron sus 37 talleres y despidieron o trasladaron a todos sus técnicos, los primeros fueron 1.500 técnicos, profesionales e idóneos. El conocimiento acumulado se dilapidó. Adiós a los saberes de 150 años. No hubo a quien transmitir lo aprendido. Los nuevos trabajadores que ingresaron con las concesionarias, no poseen esa memoria ni la identidad ferroviaria.

Los subterráneos no se cerraron. Fueron malamente concesionados. Sus talleres quedaron y sus técnicos e idóneos conservaron los saberes de más de 100 años. Hubo continuidad y aprendizaje ante la nueva realidad por parte de los trabajadores y técnicos. Apareció una camada de afanosos operarios que defendieron su fuente de trabajo a capa y espada creando hasta una nueva y particular organización gremial. Acá nada se cortó, ni la acumulación de experiencias gremiales ni los conocimientos técnicos. Ellos conocen todos los rincones de los subterráneos. Los talleres Rancagua y Polvorines prueban junto a otros que ahí anida el conocimiento. Ese personal ya sabe que hay que hacer y cómo hay que hacerlo. En su composición pululan diferentes corrientes políticas e ideológicas, pero han privilegiado la unidad por sobre todas las cosas. Hay lucha política e ideológica, pero priorizaron la unidad en la diversidad. Sus conquistas así lo señalan. Pero esto es tema para otro trabajo. Todo un ejemplo.

Es tal el desprecio que se tiene de ellos, que la administración del gobierno de la Ciudad viajó a Barcelona a contratar a una empresa para que realice un estudio de factibilidad para ver que hacer con los subtes. Desprecio al trabajador y a sus saberes, lisa y llanamente.

Otro caso: el gobernador de la provincia de Santa Fe viajó a Alemania para contratar a la Empresa Siemens para que del mismo modo realice un estudio para reinstalar el ferrocarril en esa provincia. El nodo ferroviario más importante del país estaba en Rosario (4 talleres) y se expandía por San Cristóbal, Laguna Paiva, y Santa Fe. Muchos técnicos especializados viven…

Es todo un fenómeno a tener en cuenta. Es decir, a pesar de que dicen ser diferentes política e ideológicamente, sienten el mismo desprecio por los trabajadores y el conocimiento que se acumuló en esa concentración industrial santafesina. .

Pero no son solo ellos, en la Universidad de Buenos Aires, algunos intelectuales post modernos parten de la idea de que la clase obrera es una clase subalterna. Uno de los sinónimos de subalterno es sometido, y si algo tiene de diferente este movimiento obrero con sus más y menos es la Resistencia, que se pasó la vida resistiendo, desde su conformación hace casi dos siglos.

Repitiendo este concepto de vario pinto, de derecha, centro, horizontalistas, izquierdistas, es decir, es todo un desprecio por los que construyeron las riquezas de las naciones. La cultura del enemigo ha penetrado y como. Ha colonizado a parte del mundo intelectual, es decir, son intelectuales subalternos.

En este sentido, desde el MONAREFA, destacamos los conceptos técnicos correctos ante la problemática de la línea A, en este caso, nos solidarizamos con las preocupaciones que plantean como trabajadores los compañeros del subterráneo y su organización gremial. Repudiamos el desprecio que se tiene sobre ellos y sus conocimientos.

En cambio los sindicalistas del F.C. Sarmiento, recién electos, han consentido todo lo obrado y dicho por el Secretario del Interior y Transporte como lo hicieron con el T.B.A. junto con los cuerpos directivos de todos los sindicatos ferroviarios.

No han manifestado ninguna observación, y las que hacen son consignas que se desvanecen en el aire. Es para reflexionar. Eso sí, deambulan en los despachos oficiales. Generosamente podemos decir que no son ferroviarios, trabajan en las empresas concesionarias de los ferrocarriles suburbanos. La mirada es corta, portuaria, no abarca la geografía nacional ferroviaria.

Como curiosidad nos preguntamos más de una vez ¿Quién asesora a Randazzo? ¿Está en la clandestinidad?

Para terminar con estas aberraciones del sistema de transporte férreo, (subtes y ferroviario) solo nos queda decir que cuando la ignorancia es soberana, la verdad se parece a una blasfemia.

El conservatismo engendra la selección de mediocres ¿Cómo puede fundar sus privilegios esta élite de usurpadores consciente de su mediocridad? Hay un solo medio: disminuir al colonizado para engrandecerse, negar la calidad de hombre…. Es sabido que la ideología de una clase dirigente se hace adoptar en gran medida por las clases dirigidas. Albert Memmi - Retrato del colonizado.

Debemos asumirlo, nos derrotaron, el arma fundamental fue la mediocridad.

2 comentarios:

  1. Cuanto resentimiento e ignorancia Carlos Alberto!!
    Usted si que que saben hacer las cosas bien, no es cierto??

    ResponderEliminar
  2. No se puede, No se Debe, insultar desde el anonimato,denigra a quien lo realiza.
    Es un comentario profundo y largo, que necesits espacio comentar en que estamos de acuerdo o en desacuerdo.
    Solo dire que desgraciadamente, de acuerdo con los delegados.Tienen una Mirada Corta del ferrocarril y creo que tubieron tiempo para conocerlo.
    Con lo cual "mediaticamente" es más rentable mirar desde lo suburbano.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.