viernes, 26 de julio de 2019

Ya no correrás para hacer transbordo de un tren a otro gracias a esta innovación

Tecnología Ferroviaria

¿Imaginas poder hacer transbordo sin pisar una estación? Esto es justo lo que está planteándose una firma británica. El objetivo consiste en cambiar un tren por otro de forma directa.

En la movilidad urbana, muchas son las alternativas que han ido apareciendo para moverse con soltura. Frente al convencional coche privado, el transporte público se ha convertido en una de las opciones más interesantes, siendo el autobús o el metro las propuestas preferiblemente escogidas. Al fin y al cabo, suelen cubrir la gran parte de los desplazamientos a realizar en la ciudad.

Una de las áreas más destacadas en las que coinciden un mayor número de viajeros son las estaciones de tren. Hacer transbordo de la línea de metro para tomar un cercanías es algo muy frecuente, ya que se conecta el casco urbano con el resto de localidades próximas al mismo. Cada día, miles de personas repiten el mismo recorrido para acudir al trabajo o a su centro de estudio.


¿Imaginas no tener que correr para evitar perder el tren en lo que tardas en bajar del metro y llegar a la estación? Una empresa especializada en infraestructura relacionada con la movilidad está diseñando una tecnología que permitiría acoplar el propio tren y metro durante un breve espacio de tiempo, lo necesario para materializar el transbordo.

De esta forma, se permitiría mejorar el flujo de gente durante las horas punta. En principio, esta apuesta tan solo estaría disponible para alternativas de gran velocidad. El mejor ejemplo de ello sería la conexión entre varias líneas de alta velocidad presentes en la gran mayoría de países desarrollados. La empresa PriestmanGoode, la cual se encarga del proyecto, está ultimando los últimos detalles.

Y bien, ¿en qué consistiría un proyecto que podría revolucionar la manera de entender las conexiones en el mercado del ferrocarril? Veamos cuál es el propósito de esta tecnología, cómo podría implementarse y, por supuesto, qué presupuestos se están manejando para hacerlo posible. Este es, sin duda, uno de los proyectos más curiosos en este ámbito.

Un proyecto revolucionario para mejorar la eficiencia del tren

La llegada al destino y la necesidad de coger otro tren pasados unos minutos podría estar en peligro de extinción. Así lo entiende la compañía que está diseñando una estrategia para reducir al máximo esta demora en el tiempo. Al parecer, tal y como se puede leer en espacio creado por la propia PriestmanGoode, se podría pasar de un tren a otro al momento mientras ambos medios de transporte circulasen a 200 km/h.


¿Cómo es posible? Tal y como se observa en las imágenes anteriores, la base de esta tecnología radicaría en que los 2 aparatos circulasen a la misma velocidad. Tras ello, se produciría un acople al instante para que se pudiese transitar entre los vagones de ambos trenes. Esta innovación es conocida como Moving Platform y el objetivo es hacer realidad este proyecto en un futuro.

El principal requisito que debe reunir una tecnología de estas características es que exista una red ferroviaria formada por 2 vías en paralelo situadas a muy pocos metros. De esta forma, se podrían realizar las maniobras necesarias para la unión de los sucesivos vagones a través de una plataforma segura. Este sería, sin duda, el principal escollo a tener en cuenta en un primer momento.

Fuentes internas del proyecto aclaran que por lo demás, no se estaría hablando de un presupuesto tan desorbitado al disponer de ingeniería ya creada para la ocasión. Aun así, esta innovación todavía cuenta con una serie de problemáticas a superar, ya que el diseño de los propios coches supondrá otro reto a tener muy en cuenta.

Una solución que busca, principalmente, descongestionar la ciudad

Al igual que ocurre con la llegada a mansalva de los turistas, las ciudades crecen en términos de población en los días de trabajo. Al fin y al cabo, muchas son las personas que viven en los alrededores y necesitan acudir al centro de la ciudad para trabajar o estudiar. A ello hay que añadir las personas que solamente están de paso mientras esperan a coger el próximo tren.

Para estas personas, esta sería la tecnología más apropiada para reducir los tiempos de viaje y poder contar con una mejor experiencia de usuario. De hecho, esta innovación podría plantearse, además, en el seno de la ciudad para mejorar el tránsito de gente de forma mucho más optimizada. ¿Y si el futuro del ámbito urbano estuviese ligado a este tipo de propuestas?

Esta no es la primera vez que se explora este tipo de tecnología. Elon Musk, el magnate que está al frente de empresas como Tesla o SpaceX, ya diseñó una alternativa disruptiva que podría competir frente al convencional metro. The Boring Company es la empresa encargada de su producción, algo que ya está teniendo lugar en ciudades como Los Ángeles.UrbanTecno.com