viernes, 11 de enero de 2019

Línea Urquiza: La esperanza es lo último que se pierde

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Parecería ser que en el largo túnel en la oscuridad que rodea a la Línea Urquiza, se ve a lo lejos una luz de esperanza. Ojalá no sea un tren que viene de frente, sino la salida definitiva de una línea ferroviaria por demás indispensable, si se quiere pensar en un Mercosur más grande y saludable, ya que es la única que brinda salida a Brasil, Paraguay y Uruguay.


Hoy la gente de Ferroviarios del Urquiza informa, amén de los 4 ó 5 operativos que hay en estos días para el transporte de cereal desde Villaguay hacia el Puerto del Guazú (Provincia de Entre Ríos), que desde la ciudad de Curuzú Cuatiá (Provincia de Corriente) y luego de un arduo trabajo contra las intensas lluvias que azotaron la zona, se retomó el transporte de piedra hacia la ciudad de Zárate que fue la más importante durante todo el año 2018.


"Con estas dos cargas como punta de lanza, esperamos que se sumen nuevos clientes y nuevos insumos, tales como el raleo y el arroz en la zona de Corrientes, sumado a otros intereses de la zona de Entre Ríos y así nuevamente consolidar nuevamente el transporte en la Mesopotamia", expresa la gente de Ferroviarios del Urquiza.


Por último, se preguntan si "¿parece un sueño? Sí. Pero mientras exista una mínima posibilidad los ferroviarios seguiremos luchando por una reactivación seria, por un ferrocarril que sea protagonista en la Mesopotamia y vuelva a ser el medio de transporte con triple salida internacional más fuerte de la zona".