viernes, 18 de enero de 2019

Todavía siguen sin resolver quién se tiene que hacer cargo de operar una obra terminada hace casi dos años

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

CRÓNICA FERROVIARIA en modo de primicia, publicó una nota con el título "¿Qué pasa con las obras que se realizaron en parte del ramal Zárate - Rosario de la Línea Mitre y están paralizadas?" (http://wwwcronicaferroviaria.blogspot.com/2018/11/que-pasa-con-las-obras-que-se.html) de fecha 26 de Noviembre de 2018 donde informamos, entre otras cosas, lo siguiente:

"Al parecer, la empresa Trenes Argentinos Infraestructura (ADIFSE) llamó a licitación Pública Nro. LP40 del 2016  para la instalación del sistema de barreras automáticas en el corredor Buenos Aires - Rosario (Etapa I) y que fuera adjudicada a la empresa Kioshi S.A. (proveedor de equipos la empresa Electrans) con un monto de contrato de más de $ 87 millones y un adicional de más de $ 26 millones".


"El objeto de la obra, es para la provisión, instalación y puesta en servicio de 35 pasos a nivel entre Buenos Aires y Rosario (Provincia de Santa Fe), ya estando instalados varias barreras automáticas en los distintos PAN del ramal, pero sin estar en uso todavía por conflictos entre la empresa estatal y la concesionaria privada de cargas sobre quién se hará cargo del mantenimiento de las mismas".

"Desde un primer momento la empresa N.C.A. se negó mediante notas elevada a la empresa Trenes Argentinos Infraestructura expresando que no existe razón contractual y normativa para poner sobre la empresa dicha obligación de realizar los citados trabajos de mantenimiento de dichas barreras automáticas".

"Es más, según un informe, la empresa concesionaria privada de carga desde un primer momento expresa que está en desacuerdo con la instalación de dichas barreras automáticas en "su" corredor, diciendo que su contrato de concesión no está previsto el mantenimiento de dichas barreras, como así tampoco el de las dos infraestructuras de vía que el Estado Nacional renovó en el corredor Buenos Aires - Rosario".


"Pero lo más trágico, y que debería ser investigado, es que llegado el día de la puesta en servicio del sistema de barreras automáticas, y al no participar la empresa concesionaria privada de carga, la empresa Trenes Argentinos Infraestructura se retrotrajo de dejar operativas las barreras, por lo que hasta el día de hoy no funcionan y están sus sistemas sin custodia, con el agravante que pueden ser vandalizados el mecanismo que hace al funcionamiento de dichas barreras".

Hasta aquí lo que informó CRÓNICA FERROVIARIA en dicha nota, ya que hacía un tiempo nos había llegado a nuestra mesa de redacción, un problema que estaba sucediendo desde hace un par de años en parte del ramal Zárate - Rosario de la Línea Mitre entre la empresa Trenes Argentinos Infraestructura y la concesionaria Nuevo Central Argentino por la instalación de barreras automáticas y que no se había hecho publico hasta que decidimos en esa oportunidad realizarlo.

Ahora parece ser que la empresa Trenes Argentinos Operaciones intimó a la concesionaria de carga Nuevo Central Argentino S.A. para que se haga cargo y opere las 35 barreras automáticas que se instalaron hace dos años en distintos pasos a nivel del tramo Zárate - Rosario de la Línea Mitre, y que todavía están sin funcionar por el problema que más arriba informamos.


El motivo de la intimación, es, primero, resolver el problema y segundo de esa forma poder reducir el tiempo de viaje entre Retiro y Rosario que actualmente para cubrir un poco más de 300 km. que separan a dichas ciudades, el tren de pasajeros tarda 6 horas 45 minutos.

Ahora bien, la Ley 27.132 sancionada el 15 de Abril de 2015, promulgada el 20 de Mayo de 2015 sobre "Política de reactivación de los ferrocarriles de pasajeros y de cargas, renovación y mejoramiento de la infraestructura ferroviaria, incorporación de tecnologías y servicios. Declaración de interés público nacional", y que fuera reglamentada mediante Decreto Nro. 1027/2018 de fecha 07 de Noviembre de 2018 del Poder Ejecutivo Nacional, publicado en el Boletín Oficial del día 08 de Noviembre de 2018, expresa en su Art. 3º que "el Poder Ejecutivo Nacional deberá adoptar las medidas necesarias a los fines de reasumir la plena administración de la infraestructura ferroviaria en todo el territorio nacional y la gestión de los sistemas de control de circulación de trenes, pudiendo a tal fin resolver, desafectar bienes, rescatar, reconvenir o en su caso renegociar los contratos de concesión suscritos con Nuevo Central Argentino Sociedad Anónima, Ferroexpreso Pampeano Sociedad Anónima y Ferrosur Roca Sociedad Anónima, aprobados por los decretos 994 del 18 de junio de 1992, 1.144 del 14 de junio de 1991 y 2.681 del 29 de diciembre de 1992, respectivamente; los contratos de concesión de transporte de pasajeros suscritos con Metrovías Sociedad Anónima y Ferrovías Sociedad Anónima Concesionaria, aprobados por los decretos 2.608 del 22 de diciembre de 1993 y 430 del 22 de marzo de 1994, así como los contratos de concesión suscritos con las provincias en el marco del decreto 532 del 27 de marzo de 1992 actualmente vigentes".

Asimismo, en el Artículo 5º del Decreto Nro. 1027/2018, dice que: "Instrúyese al Ministerio de Transporte de la Nación, para que a través de la Secretaría de Gestión de Transporte, realice los actos necesarios para la revisión, actualización, complementación y aprobación de las normas técnicas referidas al transporte ferroviario. A modo enunciativo, deberán revisarse, actualizarse y/o complementarse las normas referidas a: mantenimiento de vías; reglamentos operativos; mantenimiento del material rodante; habilitación del material rodante; homologación de talleres de mantenimiento de material rodante; habilitación de todo el personal vinculado con la seguridad; cerramiento de la zona de vías; y desvíos particulares".

Por lo tanto, y para bien del sistema de transporte ferroviario y de la inversión realizada, que todavía no se pudo llevar a la práctica por el tira y afloja de la empresa Trenes Argentinos Infraestructura con la concesionaria privada Nuevo Central Argentino S.A., debería el Ministerio de Transporte de la Nación tomar cartas en el asunto y hacerse cargo cuanto antes de la puesta en servicio del sistema de barreras automáticas instaladas desde hace tiempo en el ramal Buenos Aires - Rosario de la Línea Mitre.

No puede ser que se realiza una gran inversión con dineros públicos para mejorar un ramal ferroviario, y todavía sus elementos de seguridad que ya están colocados y probados, no funcionen por la inoperancia de vaya a saber quién o quiénes. Esto es muy grave.