jueves, 27 de diciembre de 2012

REFLEXIÓN DE FIN DE AÑO


NOTA DE OPINIÓN

Por: Leandro Palavecino (Para Crónica Ferroviaria)

Nos vamos despidiendo del año. Nos despedimos de un año complicado, en todo sentido de la palabra, tanto como para el mundo , como para nuestro país.

Cabe destacar, que aun así, estoy orgulloso del país que tengo. Obviamente, el saber que hay muchas cuestiones inconclusas no me hará cambiar de parecer, pero ese sería otro tema que nada que ver tiene con el país maravilloso en el cual vivo.

Ahora si debemos hacer un balance total, no podemos descartar la política  la cual está en medio de todo.

La misma nació con el fin de unir a las personas, para poder encontrar la mejor formar de llevar adelante al pueblo, reemplazando a la monarquía, y así, en cierto modo, poder llegar a la "mejor solución".


No obstante, en la actualidad, podemos observar cómo se deteriora el mundo por la mala política.

No es necesario entrar en detalle, sobre la actual guerra existente entra aquellos que defienden los intereses de la sociedad, y los que defienden los intereses del mercado. Lo ideal seria enfocarnos en nosotros.

Lo que yo pude observar en mi país, desde ya hace diez años, una época que no es recomendable desperdiciar.

No es tan difícil darse cuenta, de cuando se está vendiendo un país, a cuando se está recuperando sin cuestionar tiempos, ni formas.

Sin defender a ningún partido político, por lo menos en esta reflexión, que nada tiene que ver sobre quien tiene la razón, o quien se equivoca.

Tuvimos mucho tiempo para poder ver un cambio en nuestros queridísimos trenes. Y aun así  la sociedad debe entender el significado de un ferrocarril en nuestro país, interés el cual parece estar apagado por el momento, permaneciendo solo la bronca y nada más.

Argentina,  creció con el transporte ferroviario por décadas, y se convierto en un símbolo nacional, que hoy está en un nivel de prioridad muy bajo, si se evalúa el estado de los mismos.

Durante el 2012 tuvimos que lamentar muchas palabras de mas, muchas promesas inconclusas. Personas que hoy no están mas, a causa de tragedias que podrían haberse evitado. Desastres urbanos, y también  una lucha para volver a nuestras casas, por no poder contar con un servicio digno, o con alguien que se haga cargo del mismo.

Pero aun así, por sobre todas las cosas, la vida de las personas, y lo que quedo de la historia. Ese pedazo de historia Argentina, que fue dañado sin medir causas ni consecuencias.

¿Si tenemos un país tan maravilloso, por qué no podemos avanzar como los demás.?

¿Por qué es necesario una tragedia para saber que algo funciona mal? o ¿Por qué hay que desplegar una batalla mediática , cuando el verdadero objetivo es mejorar un servicio público?

¿Por qué es tan difícil?

Hoy en día nos encontramos claramente con promesas inconclusas. Podemos navegar y encontrar desde tantas renovaciones en la Línea Sarmiento, como las nuevas estaciones del subte que se atrasan años.

Tenemos concesionarios que se aprovechan del servicio público y los subsidios otorgados por el estado.

Y claramente, una muy mala inversión por parte de los representantes.

De ahí  los paros y los conflictos sindicales. La actividad ferroviaria estancada, y la gente que no puede volver a su casa luego de una día agotador.

Entiendo desde lo más profundo, que no solo un buen ferroviario, si no también aquel que sigue esperando la vuelta del ferrocarril se encuentran a la espera de un cambio.

Aun así, todos debemos saber que la culpa no recae solamente en una sola persona. Y creo que es ahí donde todos nos equivocamos.

Se necesita la colaboración de todos para poder hacer algo. Como de una empresario, hasta del pasajero, el organismo de control, y del gobierno.
Esto se logra cuando se deja de pensar en uno mismo. Y se comienza a pensar en los demás.

Desde ya un saludo a Crónica ferroviaria que siempre está presente en cada ramal. A todos aquellos amantes del ferrocarril. Sigamos esperando a que el tren vuelva a pasar, con ese entusiasmo de décadas pasadas.

Feliz Navidad y prospero año nuevo, a ustedes, y a todo mi país.

4 comentarios:

  1. QUE VUELVA LOS FERROCARRILES ARGENTINOS,ESTATAL!!!!Y FELICITACIONES POR LO AÑO NUEVO QUE ESTA A LLEGAR.SALUDOS!
    José Roberto Vieira

    ResponderEliminar
  2. Si muy bien hay que tener un tren.pero hay que modernizarlo.no se puede enviar a la gente en un viaje de tanto riesgo,las vias rotas ,las maquinas viejas,los vagones sucios y rotos.no hay que pintarlos y que si pueden anden.el gran capitan debe volver pero con gloria no dando pena.
    Oscar Juan Bustamante

    ResponderEliminar
  3. Cuándo seraá posible la vuelta del querido"patas de fierro".
    Roberto Alberto Lucero

    ResponderEliminar
  4. Vamos por el buen camino se están reparando las vías de BELGRANO ,ramal F1 de BARRANCAS a SANTA FE , el C desde SAN JUSTO a SAN CRISTOBAL
    Juan Carlos Gallegos

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.