jueves, 26 de diciembre de 2019

Salvaje ataque: Una banda de grafiteros, integrada por extranjeros, golpeó a empleados del subte y pintó coches de la Línea "H"

Actualidad

La patota fue detenida e imputada por resistencia a la autoridad, daños y lesiones

Un grupo de argentinos, dos franceses y un polaco fueron detenidos este miércoles tras grafitear formaciones del subte H que se encontraban en los talleres del barrio porteño de Parque Patricios.

Según informaron fuentes de la Policía de la Ciudad a Infobae, personal de seguridad de los talleres de subte que se encuentran en Avenida Colonia 285 registró, a través de las cámaras de seguridad, el ingreso de 11 personas por una puerta alternativa de emergencia al taller de los vagones. Tras notificar la denuncia llamando al 911, intentaron detenerlos pero el personal del subte fue agredido por el grupo de vándalos.


Los graffiteros intentaron escapar del establecimiento por la puerta principal pero fueron sorprendidos por los móviles de la Policía de la Ciudad que logró su detención. Entre las 11 personas aprehendidas se encontraban ocho argentinos, dos franceses y un polaco. Todos fueron imputados por resistencia a la autoridad, daños y lesiones.

Además, personal de la fuerza de seguridad secuestró varios aerosoles de pintura con los que vandalizaron los vagones de la línea H, mini cámaras filmadoras, celulares, guantes de látex y una pinza que se utiliza para cortar candados.

Entre los detenidos había un polaco y dos franceses

Interviene en la causa la Fiscalía Correccional 39 a cargo de Gonzalo Viña y Gaspar Fleming.

No es la primera vez que ocurre que una patota utiliza el mismo modus operandi para vandalizar vagones de subte. El pasado mes de agosto, un numeroso grupo de hombres y mujeres ingresaron en la estación San José de Flores de la línea A, agredieron a los trabajadores que se encontraban realizando tareas de limpieza y mantenimiento, y pintaron con aerosoles dos formaciones que se encontraban detenidas en el andén.

Además de los daños a los subtes, la indignante actitud de estos agresores incluyó la filmación de cómo atacaban a los trabajadores de la estación. “Dale, dale, salí hijo de puta”, se escucha que le dice uno de ellos a uno de los empleados, al tiempo que lo obliga a descender por las escaleras con las manos en alto. En las imágenes -que trascendieron al mes siguiente del hecho- se puede ver como los agresores, todos encapuchados, entran corriendo y filman todo el ataque con varias cámaras y teléfonos celulares.

“Me cagaron a trompadas a mí porque no les quise dar el celular. Les sacaron los celulares a mis compañeros. Rompieron las puertas y nos amenazaron. Estuvimos como 15 minutos en el piso", expresó uno de los trabajadores atacados.Infobae.com