martes, 28 de abril de 2015

El gobierno porteño anunció la construcción de la Línea F de subte

Actualidad

Este lunes el presidente de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE), Juan Pablo Piccardo, anunció que la Ciudad llamará a licitación durante este año para construir la primera etapa de la línea F. Las obras deberán comenzar en 2016 y llevarán cuatro años.

El trazo de la línea F, previsto en la ley 670 de 2001, unirá Constitución con Plaza Italia. Sin embargo esta primera etapa de la obra, anunciada por Piccardo, irá desde la estación de ferrocarriles hasta la intersección de las calles Callao y Santa Fe. Comenzaría en la terminal de Constitución y continuaría por debajo de la Avenida Juan de Garay. Luego giraría a la derecha por Entre Ríos y seguiría por Callao.

Recorrido de la Línea F

De acuerdo al funcionario, dicha etapa de la obra demandará una inversión estimada de entre 700 y 800 millones de dólares.

La segunda parte del recorrido es todavía motivo de debate. Si bien la legislación establece que el trazado continúa por Callao hasta Las Heras y dobla hasta Plaza Italia, el macrismo encargó un proyecto a la consultora Systra que promueve desviarla hacia la Facultad de Derecho, donde convergería con la línea H (una vez que esta esté terminada). En caso de querer modificarse, deberá ser establecido por ley, lo cual obligará a tratar el tema en la Legislatura porteña.

En caso de seguir el trazado original la nueva línea F permitiría hacer combinación con la línea C, en la cabecera; la E, en Rodolfo Walsh; la A, en Congreso; la B, en Callao; y la D, en la misma avenida y en la última estación del recorrido. Esto implica que deberá construirse a mayor profundidad que el resto de la red, similar a lo que ocurrió con la línea H, que pasa por la avenida Pueyrredón.

Las características de la línea, de acuerdo a los lineamientos del estudio presentado por Systra a fines de 2014 supondrán: trenes de siete coches (uno o dos más que las otras líneas ya que se estima que será el recorrido con más pasajeros -500 mil por día-), estaciones equipadas con puertas de andén, operación automatizada con señalamiento CBTC y frecuencia de 90 segundos en hora pico.


El debate por la licitación

De acuerdo con el portal especializado enelSubte.com, respecto a la metodología de la licitación “Piccardo había deslizado en otras ocasiones que se podría optar por un contrato llave en mano, cuyo costo se estimó en 2013 en unos 500 millones de dólares y cuya ejecución recaería en manos de corporaciones chinas”.

No obstante esa opción “resulta un asunto polémico, inclusive puertas adentro del gobierno porteño, ya que incrementaría los costos”. La página web recordó que “el ministro de Desarrollo Urbano Daniel Chaín, por caso, se opuso con fuerza a un acuerdo que se había firmado con China por la línea G, que finalmente terminó cayéndose por falta de consenso”.

La línea F, la más prometida de la historia

Como su nombre lo indica, la línea F es la que se pensó para ser construida inmediatamente después de la E inaugurada en 1944.

En mayo de 1997, Roberto Macías, entonces presidente de Metrovías, anunció que “antes del 2005 funcionará el primer tren” de la F. En esa oportunidad la empresa propuso financiar las obras afrontando un gran porcentaje con fondos propios y el resto por parte del Estado, a cambio de otorgarle la línea en concesión por 30 años. La idea no prosperó.

Casi una década después, en 2006, el jefe de gobierno Jorge Telerman envió a la Legislatura el presupuesto para 2007 con un déficit de 838 millones de pesos que sería destinado, en parte, a comenzar las obras de la línea F durante 2007. No sucedió.

Durante la campaña que lo llevó a la jefatura de gobierno en 2007, Mauricio Macri anunció que construiría diez kilómetros de subte por año. Ocho años después los resultados están a la vista. La inauguración de la línea H se hizo sobre obras ya empezadas por la gestión anterior y no se ha avanzado en su trazo completo.

La G y la I quedarán para el futuro

Estas dos líneas fueron previstas en la misma ley de 2001 que estableció el trazado de la F y pretendía que los tres nuevos recorridos estuvieran listos para 2015.

Según el texto aprobado, la línea G hará el recorrido Retiro – Cid Campeador, mientras que la I irá desde la Estación Emilio Mitre (Línea E) hasta Plaza Italia.

A su vez, está también en debate el trazado original de la G que iba por debajo de la Avenida Córdoba, luego doblaba por Estado de Israel y seguía por Angel Gallardo hasta el Cid. No obstante existe un proyecto de SBASE para cambiar el plano y hacer que continúe por Córdoba hasta el barrio de Colegiales con el argumento de que podrá ser utilizada por más gente.

Considerando los antecedentes hay que tomar los anuncios con pinzas. De todas formas, en caso de imponerse Horacio Rodríguez Larreta como jefe de gobierno en las próximas elecciones generales del 5 de julio, se prevé que Juan Pablo Piccardo siga al frente de SBASE lo que garantizaría “continuidad” en el proyecto.Notasperiodismopopular