viernes, 2 de abril de 2021

¿Qué pasa con los trenes regionales de la Provincia de Chaco?

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Ya hace tiempo que estamos publicando notas en Crónica Ferroviaria sobre los inconvenientes constantes y casi a diario que viven los usuarios de los trenes regionales en la Provincia de Chaco.

Nuestro corresponsal en dicha provincia, nos informa de los inconvenientes que sufren los servicios regionales por la falta de unidades tractivas, lo que se está convirtiendo, lamentablemente, en moneda corriente. Sobre todo en el servicio de pasajeros que une Roque Sáenz Peña con Chorotis. 


El miércoles pasado, 31 de Marzo, en estación Corzuela la única dupla de coches motores Materfer que sobrevive en este servicio se descompuso, y el padecer de los pasajeros que se trasladaban en ese servicio fue total.

La dupla de CCMM Materfer M10703 R10704 que vino destinada desde Cacui para cubrir el servicio de Roque S. Peña a Chorotis está muy deteriorada y cuestionada por su sistema de suspensión, por lo que al llegar a Corzuela dijo basta en su utilidad al quemarse unos componentes eléctricos. La única tripla Materfer CMU5802 CU CAU 802 está desafectada del servicio en Roque S. Peña a la espera de repuestos que al parecer nunca llegan.

Lamentablemente, los pasajeros que se trasladaban en ese servicio estuvieron esperando más de cuatro horas en Corzuela hasta que se dispuso movilizar un ómnibus para que puedan llegar a destino.

En estas contingencias, por desperfectos que puedan ocurrir en una formación, es harto sabido que se tiene que contar con un servicio alternativo de disponer de otro coche motor en condiciones de poder suplantar al que tuvo problemas técnicos. Es una previsión obvia que quien sabe de ferrocarriles y quiere ofrecer un servicio como tiene que ser, tiene que cumplir con las normas preestablecidas y no dejar mal parado al sistema de transporte ferroviario por las improvisaciones que algunos cometen.

El servicio de ese día iba completamente colmado en su capacidad, y tras el desperfecto, abandonado por largas horas a su suerte en Corzuela. 

Se habla concretamente de usuarios que por la difícil situación económica recurren al ferrocarril por su bajo coste del boleto. Pasajeros adultos, mujeres embarazadas, niños usan el tren para movilizarse, pero ello no es causa de que por ser personas de bajo recursos se les brinde un mal servicio con vehículos que están deteriorados totalmente.

En estación Corzuela el tren se detuvo por fallas técnicas a las 17:10 horas y recién se destinó un ómnibus a hs.21:30 horas para hacerlos llegar a destino, en plena pandemia. Los pobres son los únicos que toleran este manoseo, ya que si fuera un tren expreso donde los pasajes, por su valor, generalmente son de clase media, estos no lo tolerarían sin antes estar todos los medios periodísticos cubriendo la noticia y dejando pésimamente mal a la empresa Trenes Argentinos Operaciones.

Acá la empresa operadora va a tener que tomar cartas en el asunto muy rápidamente. No puede ser que casi todos los días haya problemas con el material ferroviario que brindan los servicios de pasajeros regionales en la Provincia de Chaco. Hay coches motores Alerce donde prácticamente no cumplen servicio como en la Línea Belgrano Sur que tiene 3 duplas (y varias de origen chino que pueden reemplazarlas en caso de tener problemas técnicos) y enviar al menos una para el Chaco que tanto necesita de material en perfectas condiciones para cumplir los servicios. 

Siempre los habitantes del interior del país se hacen el mismo cuestionamiento, que es muy verdadero por cierto y que dice: "Dios está en todos lados, pero atiende solamente en Buenos Aires".