miércoles, 21 de abril de 2021

Salta: La Unión Ferroviaria "se sintió atacada por las expresiones públicas de la Junta Promotora del Tren del Valle de Lerma"

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Ante la suspensión del servicio regional de pasajeros que uniría la capital salteña con Campo Quijano por parte de la empresa estatal ferroviaria Trenes Argentinos Operaciones el día viernes 16 de Abril pasado, debido a las medidas que ha propiciado el Gobierno Nacional, con el propósito de reducir la propagación del coronavirus en todo el país, y que el servicio volvería una vez pasados estas dos semanas, una denominada Junta Promotora del Tren "estudia accionar judicialmente en el fuero federal y levantará 100.000 firmas" para que el servicio sea restituido, después de 51 años de encontrarse suspendido.

Ante esta reacción, hubo una respuesta por parte de la empresa operadora estatal ferroviaria y el Gobierno de la Provincia de Salta al vocero de esta Junta, señor Luis Borelli, quién le expresó al medio El Tribuno que "La Junta Promotora del Tren del Valle de Lerma fue informada telefónicamente sobre las razones que motivaron la suspensión del servicio de trenes entre Salta y Campo Quijano y que debía inaugurarse el pasado viernes 16 de Abril. Se informó que de los nueve conductores e instructores provenientes de la ciudad de Posadas, y que están a cargo de las formaciones, dos de ellos contrajeron COVID-19, en tanto que los siete restantes se encuentran aislados según protocolos".

Asimismo, dijo que "el organismo nacional informó que hasta tanto el personal de conducción se restablezca, se continuará trabajando para mejorar la traza, especialmente entre las estaciones Cerrillos y Rosario de Lerma, donde las últimas lluvias causaron inconvenientes. El servicio se habilitará en el mes de Mayo y la fecha sería dada a conocer por Trenes Argentinos Operaciones y el Gobierno de la Provincia de Salta".

A todo esto, el gremio Unión Ferroviaria (Seccional Noroeste Salta) se manifestó en desacuerdo y se sintió atacada por las expresiones públicas de la Junta Promotora del Tren, al exigir explicaciones por la suspensión del servicio, expresa el diario El Tribuno.

En un comunicado, el gremio expresa que "en todo el período de intensos trabajos realizados para cumplir con las fechas acordadas con las autoridades provinciales y nacionales, ningún miembro de esta Junta se acercó a los trabajadores ferroviarios ni al sindicato a ofrecer algún tipo de colaboración, por lo que no hemos podido encontrar una sola acción que acompañe la tarea realizada".

"No podemos permitir que un pequeño atraso de semanas en la concreción de una obra que se puede palpar, sea expuesto de una forma agresiva que evidentemente alimenta otros intereses alejados del tema ferroviario", agregó el comunicado firmado por el Secretario General de la seccional Noroeste Salta, Manuel Castilla.

"Llamamos a la reflexión a los integrantes de esta comisión y a valorar el esfuerzo realizado en medio de las dificultades ocasionadas por la pandemia", terminó expresando Castilla.

En contestación a ese comunicado gremial, no faltó la respuesta de la Junta Promotora del Tren donde expresa que "la Junta es un grupo de vecinos que se unieron en forma desinteresada y ad honorem para dar el puntapié inicial, en Mayo de 2019, para que el proyecto del tren se ponga en marcha sin ningún interés que no sea el bien de los vecinos", y en cambio, dijo Borelli: "Los ferroviarios como trabajadores ni como sindicato, jamás se acercaron a la Junta a mostrarse interesados en la reactivación del tren pese a que las reuniones eran públicas y anunciadas en los medios. Entonces, ante el reclamo de "colaboración" del sindicato ferroviario, los miembros de la Junta nos preguntamos en qué más podemos colaborar como simples vecinos, que no sea abriéndoles las puertas al trabajo genuino en las vías de los ramales C13 y del C14, luego de 51 años de abandono".

"Pese a ser hombres del riel, la Unión Ferroviaria como gremio nunca se unió a la lucha de la Junta Promotora para que se reactivara el tren; sin embargo, son beneficiarios con el trabajo que ahora resulta de ese objetivo vehementemente planteado por esta junta de vecinos que sólo gana la satisfacción de ver el objetivo cumplido".

"Lamentamos que los ferroviarios hayan malinterpretado los cuestionamientos que se hicieron desde la Junta en los últimos días por la informalidad (?) con la que se suspendió el tan esperado servicio el viernes 16. Creíamos que caminábamos del mismo lado con los trabajadores y no por veredas opuestas como lo ha planteado el gremio. Nos pone muy contentos ver que hay hombres y mujeres que tienen un trabajo genuino a partir de la reactivación del servicio del ferrocarril. Nos acompaña la tranquilidad de saber que nunca soslayamos a los trabajadores del riel, que son los primeros beneficiarios del desarrollo que genera el ferrocarril. Nuestras quejas se dirigieron a decisiones políticas, por lo que rechazamos de plano este cuestionamiento de la Unión Ferroviaria seccional Noroeste Salta, que en 51 años nunca encendió la lucha para que se reactive el tren, tal como lo hizo esta Junta".

Creemos, y es nuestra humilde opinión, que si se esperó 51 años para la vuelta del tren de pasajeros, bien se podría haber esperado (valga la redundancia) 20 días más y no armar una polémica por algo que tiene solución. No es que fue una promesa del gobierno nacional y provincial que después no cumplió, el tren volverá como lo hará, seguramente, en varios puntos del país donde hace años por políticas nefastas sacaron a este necesario medio de transporte dejando a miles de pueblos abandonados a su suerte.