jueves, 28 de mayo de 2015

Estación La Salada: Un llamado de atención que nos incumbe a todos

Actualidad

Texto y fotos: Jorge Baex (para Crónica Ferroviaria)

Este fin de semana pasado, tuvo la oportunidad, junto a varios amigos, darnos una vuelta por el ramal Puente Alsina - Aldo Bonzi de la Línea Belgrano Sur. Nos detuvimos, más precisamente, en La Salada donde pudimos observar el estado de abandono en que se encuentra esta estación ferroviaria.


Como se recordará, antiguamente esta estación estaba ubicada del lado del Partido de La Matanza, hasta que por decisión de la entonces UGOFE (Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria) y por el flujo de pasajeros que cruzaban el puente sobre el Riachuelo para ir a la enorme feria que se encuentra en dicha localidad, se ha mudado la estación hacia lado de Ingeniero Budge (Partido de Lomas de Zamora).


El lunes 27 de enero de 2014 fecha inaugural de la habilitación de la nueva estación, Crónica Ferroviaria informó sobre el tema que usted, amigo lector, podrá leer haciendo click en el siguiente link http://wwwcronicaferroviaria.blogspot.com.ar/2014/01/nueva-estacion-la-salada-de-la-linea.html

Lamentablemente, el estado de dicha estación es deplorable, con baños clausurados, vidrios rotos, grafitado, hall usado como baño público, basura por doquier, en una palabra se encuentra totalmente abandonada.


Gracias al personal ferroviario y de seguridad que se encuentra arriba de la formación, se puede lograr cruzar de manera segura la zona, más aún, ante tanta cantidad de gente y el poco espacio que tiene el tren para circular por allí.


Sabemos que el ramal recorre una de las zonas más humildes del conurbano, y que el personal de la Línea Belgrano Sur hace un esfuerzo enorme para brindar un servicio al ciudadano cumplimentando los horarios previstos, pero el Estado Nacional debería de estar presente y los ciudadanos ser más responsables de cuidar los bienes, porque esto va mucho más allá de la política de turno, sino de la educación de cada uno en cuidar lo que es de todos.


Todos tenemos derecho a que el Estado con nuestros impuestos nos brinde un servicio digno; que las estaciones estén en condiciones, pero el ciudadano tiene la obligación de pagar el boleto, de cuidar los bienes de todos y de ser un buen ciudadano.

Esto no es una crítica, sino un llamado de atención que nos incumbe a todos.