viernes, 22 de mayo de 2015

Tren bioceánico Perú-Brasil puede ser nuevo Canal de Panamá

Exterior

El proyecto del Tren Bioceánico, que unirá el Pacífico y Atlántico a través de las costas de Perú y Brasil, podría convertirse en “un nuevo Canal de Panamá”, por las facilidades que brindará al comercio exterior, afirmó el economista Alejandro Indacochea.

“Este es un proyecto estratégico para el país, para mí podría ser un nuevo Canal de Panamá. Brasil el país continente, tiene que salir al Pacífico, tiene que salir a China, y la salida directa y natural somos nosotros”, declaró a RPP Noticias.

Indacochea destacó que el ferrocarril bioceánico abreviaría los tiempos y los costos del transporte de materias primas desde Brasil y Perú, e incluso Europa, hacia China y viceversa.


Las exportaciones que podrían ser impulsadas gracias a este tren son los fosfatos de Bayóvar, la agroindustria, los productos pesqueros y la minería.

El economista pidió al gobierno que designe una comisión para facilitar la construcción de este megaproyecto.

Se iniciaría en el 2018

El ferrocarril bioceánico, cuyo financiamiento estaría a cargo de China, es una de las obras de infraestructura más grandes de los últimos años, y podría iniciar su construcción en el 2018, aunque aún se deben realizar diversos estudios de factibilidad, informó la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN).

Este megaproyecto, que demandaría una inversión de US$ 10 mil millones, unirá por vía marítima el puerto de Tianjin en China con el puerto de Bayóvar en Piura, y desde allí un tren recorrerá más de 8 mil kilómetros, atravesando los Andes y la Amazonía, hasta el océano Atlántico, culminando en el puerto de Santos, en Brasil.         

“Este proyecto es de una enorme importancia para la dinámica económica del continente, particularmente de Perú y de Brasil, y la conexión con China sería excelente, pero a la vez esto nos abre las puertas al Asia”, afirmó Gonzalo Prialé, presidente de AFIN.

Destacó que este tipo de obras monumentales generarán empleos, mayor aporte de impuestos y contribuirán a reducir la pobreza.

Se estima que las obras de construcción del tren bioceánico duren unos cinco años, pudiendo estar listas en el 2023.RPPNoticias

5 comentarios:

  1. Que lastima que no se empieza con el proyecto Aconcagua, el tren que correría por las vías del San Martín y después atraviesa la cordillera por un túnel de baja altitud. Sería un nuevo canal de Panamá pero recorriendo la Argentina. Sobretodo teniendo en cuenta que la mayoría del tendido es existente.

    ResponderEliminar
  2. Sebastian Gerardo González dijo...
    Y el bioceánico q se iba a construir en nuestro país??

    ResponderEliminar
  3. Hector Wuz dijo...
    No es mas fácil reactivar el cruce por Mendoza que hacer uno nuevo!!!

    ResponderEliminar
  4. Caballeros, los chinos no dan puntada sin hilo, a ellos no les interesa hacer un nuevo canal de Panama aca, si no que quieren penetrar con sus intereses en Brasil, Bolivia y Peru, historicamente mas vinculados a EEUU. Ellos vienen, te ofrecen financiar tus obras y te la hacen llave en mano, con tecnicos y trenes chinos. Luego van comprando mineras, aceiteras, forestales, etc que se ubiquen a la vera de esas vias y listo, tienen una salida para que la materia prima sea llevada a China y un mercado para su material rodante, material de via y sus productos industriales. En nuestro pais no necesitaron tanto: nos vendieron los trenes directamente, y consiguieron su mercado para material rodante y repuestos, su base en la patagonia, compraron cerealeras y mineras y hasta ahora no construyeron nada, ni siquiera nos prestaron un dolar para renovar vias; y dudo que lo hagan.
    A.E.B.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo con los que escribieron antes. El tema, además, es que los chinos te ofrecen construir todo, pero después quedas totalmente atado a todas sus condiciones, que no son nada amigables para nosotros. Acá en Uruguay anduvieron rondando y rondando y ofreciendo cosas durante el gobierno de Mujica, quien al principio estaba encantado con los chinos. Parecía todo fenómeno, todo muy lindo, hasta que te ponías a ver cuales eran las condiciones de tanto regalo chino. Ellos allá están re amontonados, tienen leyes laborales y ambientales que dan pánico. Deja quieto. Estamos arreglando el tren de a poco y como podemos, pero entre nosotros. Eso es lo que estamos haciendo por ahora acá y de verdad, me alegro. En Brasil, Bolivia y Paraguay, ellos verán lo que le firman a los chinos. Para mí, se pueden volver sus colonias.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.