viernes, 20 de octubre de 2017

Diputados porteños buscarán prorrogar la concesión del subte a Metrovías

Actualidad

La Comisión de Obras y Servicios Públicos convocó a un plenario de comisiones para debatir una serie de proyectos -impulsados por diversos bloques- que van desde una licitación para volver a concesionarlo hasta la estatización del servicio.

En medio de las pujas entre los diversos frentes políticos acerca del futuro de la red de subterráneos, la Comisión de Obras y ServiciosPúblicos -presidida por el diputado de Confianza Pública Diego García Vilas- convocó este martes a un plenario de comisiones para someter a consideración de los legisladores siete iniciativas que van desde una licitación para volver a concesionarlo hasta la estatización del servicio.


Si bien casi todos los sectores de la oposición han presentado sus propuestas al respecto, la iniciativa impulsada por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, es la que cuenta con mayor aceptación. De esta manera el funcionario buscará autorizar al Poder Ejecutivo a través de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) a concesionar la operación y mantenimiento del servicio público de transporte ferroviario de pasajeros de superficie y subterráneo, mediante una nueva licitación.

Es así que la iniciativa del oficialismo prevé prorrogar hasta diciembre del 2018 la concesión a Metrovías y llamar a una licitación pública nacional e internacional para la concesión del servicio por un período de 12 años, con la opción de tres más. Además buscará garantizar el mantenimiento del servicio de las cinco líneas de subte y el Premetro.

Asimismo la medida establece que quienes se presenten a dicha convocatoria deberán acreditar experiencia específica no menor a 15 años en la operación de subterráneos o metros y deberán haber transportado en los últimos tres años al menos 150 millones de pasajeros.

A su vez el concesionario deberá constituir una Sociedad Anónima cuyo objetivo sea prestar el servicio público de subte y tendrá que “absorber, a su exclusivo cargo y costo, el personal en relación de dependencia que, a la fecha de la toma de posesión del servicio, esté afectado en forma exclusiva al subte, de acuerdo al listado de dotación aportado por Sbase”.

Finalmente, la normativa indica que Metrovías “deberá asegurar la regularidad y continuidad de la prestación del servicio no pudiendo consumar el abandono de éste en ningún momento” hasta que finalice el proceso de licitación.

Por otro lado el debate sobre el futuro del subte se verá opacado por otras dos situaciones: la primera de ellas relacionada con la cantidad que votos que serán necesarios para que se sancione la normativa, mientras que la segunda tiene que ver con el conflicto entre los gremios de trabajadores legislativos y la administración de Carmen Polledo.

Con respecto a los votos, desde el oficialismo aseguran que se necesita de una mayoría simple -es decir, 32 votos- debido a que se trata de la concesión de un servicio público; no obstante, desde la oposición afirman que requiere de una mayoría absoluta -40 votos- ya que el tema que se somete a consideración es un dominio público.

Mientras que el conflicto entre los gremios de empleados legislativos y Polledo podría entorpecer la discusión dado que los sindicalistas advirtieron que si no llegan a un acuerdo sobre la reapertura de paritarias, no dejarían que progrese el tratamiento del Presupuesto 2018 ni ninguna otra propuesta.

Una vez finalizado el plenario convocado para este martes a las 9.30 en el salón Alfonsín de la Legislatura, se debatirá en la sesión del 2 de noviembre el futuro del subte.

Las propuestas de la oposición 

Teniendo en cuenta el vencimiento de la licitación con Metrovías, los diputados del FpV difundieron en las redes sociales la campaña #EnSubteViajamosMal y compartieron un video en el que “se muestra el mal funcionamiento de los subtes bajo la gestión privada”; con el objetivo de insistir en la estatización del subte.

Es así que presentaron un proyecto en la Legislatura para que el Estado gestione el subterráneo de la Ciudad y que “los porteños puedan viajar mejor”. Entre los ejes principales de la iniciativa son los de ampliar el horario de servicio, mejorar la accesibilidad para personas con movilidad reducida, exigir el cumplimiento del plan de obras, y la participación de los trabajadores y los usuarios en la gestión de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE).

Entre los fundamentos de la medida los kirchneristas explicaron que la necesidad de estatizar el servicio se debe a que “la experiencia de la gestión privada del subte en la Ciudad deja como corolario una deficiente calidad del servicio brindado a los pasajeros, que no se condice con el resto de las experiencias internacionales, incluso si se consideran los servicios equivalentes en otras ciudades latinoamericanas como Santiago de Chile, San Pablo, Río de Janeiro y Ciudad de México”. Además advirtieron que “en toda la red de subterráneos puede observarse el mal estado de las estaciones y formaciones, al mismo tiempo que constantemente se producen anegamientos luego de fuertes lluvias que obligan a suspender el servicio”.

Por su parte el diputado de CNLM Gabriel Fuks propuso modificar la Ley 4472 -Regulación y Reestructuración del Subte- y reformular aspectos necesarios para la continuidad de la prestación del servicio público de transporte de las líneas de Subterráneos y Premetro, como gestión estatal a cargo de SBASE. Además estipula la ampliación del Directorio de SBASE con la incorporación de representantes de trabajadores, usuarios y legisladores de la Ciudad.

“El proyecto tiene como propósito central retomar la gestión estatal del servicio de subte a cargo de SBASE una vez finalizada la contratación directa con la empresa Metrovías SA, derogando así todas sus normas que se refieren en dicha concesión”, manifestó y remarcó que “queremos incorporar todos los ingresos tarifarios en el Fondo Subte para que se destinen a su matenimiento, infraestructura y expansión de la red; como también garantizar la accesibilidad de los discapacitados al servicio, que reclaman el funcionamiento de los ascensores y rampas en las estaciones”.

En ese mismo sentido Suma+ -del interbloque Evolución, liderado por Martín Lousteau- presentó una iniciativa que busca modificar la misma normativa en la que aspira a modificar y reordenar las funciones de SBASE, al mismo tiempo derogando y anulando todos conceptos relacionados con otro tipo de gestión que no sea la pública.

En el proyecto impulsado desde dicho bloque se sostiene que el “servicio debe ser prestado en condiciones que aseguren su continuidad, regularidad, uniformidad, calidad, generalidad y obligatoriedad, de manera tal que se asegure su eficiente prestación a los usuarios”.

Asimismo desde el FIT impulsaron un proyecto en el que se propone que se disuelva SBASE y se cree “Subterráneos del Estado de Buenos Aires (SEBA)” para que el Gobierno local “asuma integralmente la prestación del servicio de transporte ferroviario de pasajeros por vía terrestre o subterránea a través de SEBA”. De esta manera, la prestación “incluirá la explotación de los locales comerciales, espacios publicitarios, tendidos de fibra óptica y toda otra instalación susceptible de generar ingresos”.

El texto indica que SEBA “diseñará en forma inmediata un plan de modernización, extensión, tecnificación y accesibilidad del subterráneo y premetro” y además creará “el Fondo de Sostenimiento y expansión de la red de transporte subterráneo compuesto por: fondos propios provenientes de un impuesto a las grandes empresas que se radican en la ciudad; los fondos de la derogación de todas las leyes anteriores a la presente, que eximieron de impuestos a los ingresos brutos a las grandes empresas y entidades financieras radicadas en esta Ciudad”.

En este sentido, la propuesta sostiene que “el presupuesto de la Ciudad deberá sufragar a todas las obligaciones necesarias para garantizar al subterráneo como servicio público” y prevé que “quedará prohibida la contratación de deuda externa como forma de financiamiento”.

Por su parte el diputado de AyL Fernando Vilardo también pidió la estatización del servicio y planteó la necesidad de “conservar mejorar y renovar, según lo considere en cada caso, la infraestructura, las vías y el material rodante de todas las líneas del subte”, además de “planear, contratar y supervisar las obras y los servicios necesarios para la reestructuración del subte en pos de garantizar la interconexión integral de todos los barrios de la Ciudad mediante la unificación del servicio con la red de trenes de cercanías (líneas Roca, San Martín, Urquiza, Sarmiento, Belgrano Norte y Belgrano Sur), la creación de nuevas líneas y la extensión de las líneas actuales”.

Finalmente, el legislador de PSA Adrián Camps se sumó al pedido de estatización y argumentó que “sobran motivos para afirmar que el manejo del servicio del transporte público, en este caso del subterráneo y el Premetro, por parte de empresas privadas no garantiza una prestación de calidad” y consideró que “a lo largo de los más de veinte años que duró la concesión de Metrovías a cargo de la operación del Servicio Subte las condiciones de funcionamiento no han sido mejoradas”.Parlamentario.com

1 comentario:

  1. Me parece que hay diputados que no se ubican en la realidad de nuestro país. Comparto plenamente la idea de que el Estado vuelva a ser el dueño , no únicamente de los ferrocarriles, PEROOOO, como conozco lo que ya pasooooo, opino, . No es el momento, porque sino aprovechamos los 12 años del peronismo, porque hoy la inversión que lleve adelante este gobierno va a derivarse a otro lado. Entonces pienso que con un control más estricrto del estado puede seguir siendo privado , con Metrovías u otro.-

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.