jueves, 19 de octubre de 2017

El tránsito empieza a sufrir por la deuda de los pasos bajo nivel

Actualidad

Ninguno de los originalmente prometidos se empezó a construir. Las obras en punto muerto.

El tren volvió a La Plata pero la construcción de los pasos bajo a nivel que se proyectan para la Ciudad no termina de tomar impulso. Las consecuencias empezaron a notarse ayer, cuando las nuevas formaciones eléctricas corrieron entre la cabecera de 1 y 44 y la de Constitución, y en numerosos cruces del casco urbano se produjeron demoras para cruzar las vías, sobretodo en horas pico.

Proyectados para eliminar los cruces con barreras que, de mantener su configuración actual, se volverán virtualmente insalvables cuando los trenes eléctricos pasen cada diez o doce minutos en ambas direcciones (actualmente la frecuencia es cada media hora), los nuevos pasos bajo a nivel todavía están en “stand by”.


Como ha informado este medio, según está previsto, además del que se presentó para el cruce entre las avenidas 1, 32 y las vías del ferrocarril Roca, se avanzaría en los proyectos ejecutivos de otros tres pasos bajo nivel más: uno se ubicará en plaza Alsina -1 y 38-; otro Gonnet -camino Centenario y 502- y un tercero en Villa Elisa -a la altura de la calle 415 bis, acceso a la autopista Ricardo Balbín-.

No obstante, ninguna de esas obras empezó. Ni siquiera la del paso bajo nivel de 1 y 32, que es la única que hasta ahora cuenta con financiamiento, aportado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por unos $300 millones. De concretarse el paso bajo nivel, ambas manos de la avenida de Circunvalación pasarán, por separado, bajo las vías del ferrocarril eléctrico y la avenida 1.

En junio del año pasado se había prometido que para el segundo semestre de este año la Ciudad contaría con al menos un corredor subterráneo en 1 y 32. Por entonces se estimó que una obra de semejantes características requeriría de unos 8 meses de trabajos, por lo que, por lo que está claro que no cumplirán con el plazo.

Ayer, tanto en ese cruce, como en el de 1 y 38 y en el de Villa Elisa, se produjeron contratiempos y demoras.

Sobretodo en este último, en la barrera que está sobre la ruta 19, que comunica ese segmento de Villa Elisa con la Autopista, se producen a diario congestiones y largas colas de vehículos que esperan el paso del tren para poder cruzar las vías.

Peligro urbano 

A la ausencia de pasos bajo nivel hay que sumar la advertencia de arquitectos, urbanistas, ferroviarios y vecinos que vienen señalando su preocupación por el peligro que entrañará el paso de trenes silenciosos, de alta velocidad y con mayor frecuencia que la que solían tener en la etapa diesel.

$300 millones de financiamiento que otorgó el Banco Interamericano de Desarrollo para la mega obra del paso bajo nivel de 1 y 32

7.500 Es el número de vehículos que se estimó, el paso bajo nivel de 1 y 32, podrá encauzar de ser necesario por hora en cada dirección.DiarioElDía.com