miércoles, 25 de octubre de 2017

Un hecho repudiable que debe ser juzgado con todo el peso de la ley. Violencia hacia un trabajador ferroviario

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

El gremio La Fraternidad mediante un enérgico comunicado repudia la feroz golpiza que sufriera un conductor de trenes de carga perteneciente a la empresa concesionaria Nuevo Central Argentino S.A. y por la violencia cotidiana de la que son víctimas los trabajadores ferroviarios.

El comunicado expresa lo siguiente:

El sindicato de conductores de trenes La Fraternidad, que encabeza Omar Maturano, denunció y repudió el violento ataque que sufriera Arturo de la Serna, conductor de trenes de carga de la empresa concesionaria Nuevo Central Argentino (NCA), quien fue brutalmente golpeado y hospitalizado el pasado lunes 23 de Octubre pasado a las 13,00 horas tras haber arrollado un auto por la negligencia del propietario del mismo, sin tener que lamentar víctimas fatales ni heridos, en la localidad de Malagueño (Provincia de Córdoba). Denuncian que la violencia cotidiana contra los fraternales se repite a diario en otros ramales.



En estos momentos, la causa está siendo investigada por Dr. Mario Mazzucchi, de la Fiscalía de 2do turno de Villa Carlos Paz, sita en Lisandro de la Torre 180 – CP 5152. “Estamos consternados ante estos hechos de violencia hacia nuestros compañeros y llamamos a la solidaridad de la gente del barrio para que aporten datos que ayuden a detener a estos delincuentes, quienes serán denunciados penalmente cuando se los identifique según resultados de la pericia”, sostuvo el Secretario de Prensa del gremio, Agustin Special.



El pasado lunes en la localidad de Malagueño, Córdoba, la formación del Nuevo Central Argentino conducida por Arturo de la Serna, de 54 años, integrante del plantel de la provincia, atropelló un vehículo que se encontraba estacionado sobre las vías. Ante la imposibilidad de detener bruscamente el tren, De la Serna recién pudo frenar metros más adelante, momento en el que fue abordado en la locomotora por varias personas, quienes lo golpearon brutalmente.



Gracias a la rápida intervención del compañero que estaba con él, fue posible acercarlo con la locomotora a una ambulancia para trasladarlo al Sanatorio Mayo, ubicado en Humberto Primero 520, Córdoba Capital, donde se encuentra aún internado en terapia intensiva. Hasta ahora, con presencia policial, representantes de la empresa, abogado y escribana, se extrajo la filmación de la cabina para identificar y buscar a los agresores.



“Esta grave situación demuestra el grado de peligrosidad a la que estamos expuestos cotidianamente solo por el hecho de ir a cumplir con nuestro trabajo, como sucede también en los trenes eléctricos, donde por una demora o cancelación por problemas ajenos a los trabajadores, somos insultados y atacados reiteradamente”, agregó Special.

La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) se solidarizaron por el hecho y pidieron que se castigue a los culpables al tiempo que alertaron sobre la violencia a la que está expuesto el personal ferroviario como de otros modos de transporte por la violencia que mucha gente manifiesta.

La Fraternidad también recordó que los pasados días 20 y 21 de Octubre, dos formaciones del Ferrocarril Belgrano Sur que cubren el trayecto que va de Aldo Bonzi a Crucero Gral. Manuel Belgrano fueron apedreados violentamente, rompiendo vidrios y golpeando sin mayores consecuencias a los conductores, en las cercanías de la estación Villegas, ocasionando la suspensión del servicio. Así como estos hechos, muchos se repiten en forma cotidiana.

“El caso del compañero De la Serna llena de consternación a cualquiera que tenga sentido común, pero principalmente a los trabajadores ferroviarios, que estamos expuestos a la ira irracional y desmedida de pasajeros, o como en este caso, de vecinos que viven ‘rozando’ las vías del ferrocarril. Pedimos a las autoridades competentes como a la Justicia que actúen para terminar con estas aberraciones”, finalizó Special.

Crónica Ferroviaria se solidariza con los trabajadores ferroviarios que sufren a diario esta clase de atropellos por inadaptados sociales, donde demuestra día a día que estamos viviendo en una sociedad violenta donde el Estado deberá tomar la medidas correspondientes, llevando a la justicia a todos los culpables para que paguen sus locuras con todo el peso de la ley.