sábado, 14 de octubre de 2017

Tandil: Creen que el gobierno le pasa factura a Lunghi, por su resistencia original a Cambiemos

Actualidad

El regreso del servicio de trenes de pasajeros a Tandil sigue en suspenso. Mientras otras ciudades como Mar del Plata, Bahía Blanca o Junín lograron la restitución, el distrito que dirige Miguel Lungui sigue esperando.

Tandil no corrió la misma suerte que Mar del Plata, Bahía Blanca y Junín, distritos del oficialista frente cambiemos que lograron la restitución del servicio de trenes, pese a que es un reclamo que unifica a todo el distrito. Desde Tandil, aseguran que Lunghi "casi se enteró por los diarios" de la decisión de levantar el servicio, y que ningún funcionario "fue a poner la cara". En Tandil, el servicio no solo abarata costos: es clave para desarrollar el perfil turístico que viene proyectando esa ciudad.


El Servicio de trenes a Tandil, suspendido a mediados del año pasado como consecuencia de un accidente que ocurrió en el ramal Junín –una decisión que en Tandil interpretaron como ‘la excusa’ para levantar el servicio alegando ‘falta de seguridad’ para prestarlo-, amenaza con esmerilar la relación del Ejecutivo de ese distrito, con la administración provincial y nacional, de la que –se sabe- forma parte integrando el Frente Cambiemos.

Ciudad gobernada por Miguel Lunghi, un radical ortodoxo que militó en la convención de Gualeguaychú la no incorporación del partido al Frente Cambiemos pero que, “orgánico al fin” (se justificó después), se reconoce integrante del oficialismo, quedó en off side con la decisión de levantar el servicio de trenes de la que “no se enteró por los diarios, pero casi”, aseguró el periodista de ese distrito, Juan Favre, en el programa #PPP que se emite por la señal de QM Noticias.

“Cuando levantaron el servicio, ningún funcionario le avisó a Lunghi, y tampoco ni siquiera fue después a Tandil para poner la cara”, relató Favre.

El servicio a Tandil –que originalmente cubría el recorrido hasta Quequén- fue reestablecido en 2012, después de 19 años de parálisis, pero se suspendió “a mediados del año pasado, por un hecho puntual: un accidente en el ramal Bragado, que fue el detonante para levantar el servicio alegando que ‘no hay garantías’.


Favre relató que más allá de atetar contra el “arraigo cultural” que tiene un servicio ferroviario como ese, en Tandil impactó mucho en dos sentidos: en materia económica, porque abarataba de manera importante los costos para llegar hasta Capital Federal, o desde ahí a Tandil, y en materia turística, justamente en una ciudad que se ha transformado en un polo turístico”.

En el distrito, aseguran, la relación con el Gobierno nacional y provincial atraviesa un momento complicado, justamente –reprochan en voz baja- es un distrito oficialista que no consiguió, como sí ocurrió en otros gobernados por el mismo color político (Bahía Blanca – Junín y Mar del Plata) reestablecer un servicio que demanda la gente. En ese sentido, Favre interpretó que antes que “oficialista”, Lunghi “no es PRO-PURO”, para explicar la asimetría en la atención de una problemática que les es común a esos distritos oficialistas.InfoCielo.com