domingo, 18 de noviembre de 2012

RADIOGRAFÍA DEL SUBTE: UN SERVICIO EN ESTADO CRÍTICO


ACTUALIDAD

Escasez de formaciones, un importante deterioro del material rodante, pasajeros que viajan hacinados y a merced de los "pungas", ausencia de policías en los andenes de las 78 estaciones que tiene la red, escaleras mecánicas que no funcionan, estaciones y trenes cada vez más sucios, mal olor, ascensores cerrados, baños inutilizables y trenes con grafitis.

El subte que el 1° de enero próximo tomará la Ciudad , de concretarse el traspaso luego de que el Poder Ejecutivo local envíe esta semana un proyecto de ley a la Legislatura, sobrevive entre carencias de seguridad, de servicio y de higiene. Mientras el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, adelantó que el proceso de mejoramiento será "lento", la radiografía de las seis líneas y el Premetro en los que hoy viaja un millón de pasajeros por día revela una imagen crítica.

Los metrodelegados , el sindicato mayoritario del subte aunque sin personería gremial, han denunciado que la falta de mantenimiento en las formaciones por parte de la empresa Metrovías se agudizó este año y que hay un "riesgo latente de que ocurra una tragedia". Sin embargo, la concesionaria lo desmintió.

Sostiene que las vicisitudes del aún fallido traspaso del subte de la Nación a la Ciudad han generado un contexto en el que se insiste "en forma irresponsable" en cuestionar las condiciones de seguridad del servicio con el fin de "generar preocupación en los usuarios".



El último informe sobre el subte porteño lo hizo Transports Metropolitans de Barcelona para Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), entre agosto y octubre pasado. Y fue muy duro.

En las conclusiones, indica que se deben hacer "profundas revisiones" en muchas formaciones, pero que en el caso de los coches de la línea A, directamente deben sacarse de servicio. Entre otros puntos, destaca que su estructura de madera es "poco resistente al fuego y al impacto".

En la línea B, destacan que debe aumentarse la seguridad de "los patines de toma corriente, cuando el tren está en el taller". En la C, se apunta que "el estado de las bandas de rodadura en la mayoría de las ruedas presenta irregularidades que no son aceptables, es preciso torneado urgente", a la vez que la ubicación de las baterías bajo los asientos de los pasajeros presenta riesgo de explosión. En la D, plantean que hay que mejorar el cumplimiento del plan de mantenimiento. Y para la E, que "se requiere una revisión general del mecanismo de las puertas de pasaje", y que sus trenes General Electric, de más de 25 años, deben tener una "revisión profunda".


La ausencia de policías es otro tema relevante. El mes pasado, la Fundación Confianza Pública, que preside Graciela Ocaña, diputada nacional (ex Udeso), y también integra el legislador Daniel Amoroso, hizo un relevamiento en la red, en el cual se destacaba una alarmante ausencia de uniformados federales. De hecho, sólo estaban custodiadas el 40 por ciento de las estaciones que tiene la red.

Ese mismo informe (ver infografía) se mencionaba que pocas estaciones tienen baños a disposición de los usuarios y la mayoría están inutilizables; que falta higiene en los andenes, y que numerosas escaleras mec??nicas no funcionan.

Amoroso, vicepresidente de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura porteña, afirmó que durante los meses en que se prolongó el conflicto por el manejo del subte, "se vivió un real estado de acefalía y por eso se multiplicó el deterioro del servicio, del material rodante y de las estaciones". Y agregó: "Como nadie ponía plata, al menos la que se necesita para un buen funcionamiento, los coches empezaron a estar sucios, nadie reponía los asientos o ventanas que se rompían; ni que hablar de frenos y otros elementos mecánicos, al igual que de las escaleras mecánicas o los ascensores para personas mayores o discapacitados".

También está el problema de los grafitis: hoy, más del 70 por ciento de todas las formaciones están cubiertas con símbolos, dibujos, formas, letras y en algunas ni siquiera puede verse a través de las ventanillas. De los 567 coches que funcionan en la red, más de 400 están intervenidos con aerosol, según Metrovías. Y repintarlos cuesta entre 35.000 y 40.000 pesos cada uno.

QUÉ SE VIENE

Por lo pronto, el gobierno porteño prevé que tendrá que desembolsar unos 800 millones de dólares para comprar 370 vagones de trenes, el equivalente a la mitad de la flota actual. La prioridad es reemplazar la totalidad de los trenes de la línea A, ya que algunos cumplen unos 100 años de antigüedad.

Sólo para operar el servicio, Macri necesita 1050 millones de pesos al año. Según la concesionaria Metrovías, ese número es mayor: 1440 millones de pesos anuales. Esta semana, el Poder Ejecutivo local prevé enviar a la Legislatura un proyecto de ley para concretar el tan anunciado traspaso.

El oficialismo prevé recontratar por un corto plazo y a prueba a Metrovías para ver si logra prestar un servicio de calidad, pero también evalúa llamar a una nueva licitación en busca de otros operadores y hasta estatizar los subtes. También se piensa en apelar a créditos blandos internacionales para conseguir los fondos necesarios a largo plazo para modernizar y ampliar la red, así como para renovar la flota de trenes que transportan un millón de personas por día en la Capital.

Las medidas en las que piensa Macri en el corto plazo son dos: mejorar la higiene y la seguridad en los andenes.

Lo primero se prevé con el control de las acciones de limpieza, que hoy no se cumplen. Y lo segundo, se analiza el arribo de la Policía Metropolitana a los andenes con la creación de un cuerpo especial. Algunos especulan con 700 efectivos afectados al subte, en tres turnos. Hoy, los federales no llegarían a 250 y son solventados por el gobierno nacional. Y nadie sabe qué sucederá cuando el traspaso se concrete. También se prevé colocar más cámaras de seguridad, principalmente en los centros de transbordo.

La mala noticia es que las mejoras significativas de fondo, según confían altos funcionarios de Pro, que podría advertir el usuario al viajar no serían antes de los próximos cuatro años.

CUADRO GRAVE

70%  De los vagones pintados
El grafiti es consecuencia de la poca seguridad

Las grandes deudas
Higiene, servicio deficiente y falta de policía

UN TRASPASO CONFLICTIVO

Nadie descarta un aumento en la tarifa del subterráneo

Mauricio Macri Jefe de gobierno porteño
Después de un largo conflicto con el gobierno nacional, el martes anunció que la Ciudad tomará el servicio en 2013
"Si no nos hacemos cargo, lo que vendrá a futuro va a ser peor"

1054 Millones de pesos anuales
Es parte del gasto operativo que necesita la red para funcionar. Para solventarlo, Macri no descarta un nuevo incremento en la tarifa del subte, que ya aumentó en enero último.

4 Pesos
Podría ser el monto máximo del boleto del subte. Como se cree que los colectivos pasarán a costar dos pesos entre diciembre y febrero, esta suba sería la "excusa" para que aumente el pasaje

EL TRÁMITE EN LA LEGISLATURA

Esta semana

Será presentado el proyecto de ley del traspaso de competencias

31 votos

Debe conseguir para crear tasas específicas para el subte a través de los peajes o el impuesto a las patentes

40 votos

Necesita el otorgamiento de una nueva concesión. Pro controla 26 diputados, más tres aliados. Podría sumar a la Coalición Cívica
LaNación

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.