lunes, 26 de noviembre de 2012

EL TRASPASO DEL SUBTE PREVÉ EL FINAL DE LA CONCESIÓN Y LÍMITES A METRODELEGADOS


ACTUALIDAD

El PRO adelantó que, de votarse la ley, vencerá el contrato de explotación de Metrovías. Deberán renegociarlo o cambiar el sistema. Buscan limitar los paros, prohibir la contratación de más empleados y alargar sus horarios de trabajo

A sólo horas de que el PRO lleve a la Legislatura porteña el proyecto de traspaso del servicio de subtes, comienzan a develarse más detalles acerca de la iniciativa. Según confirmaron desde el propio partido de Mauricio Macri, de aprobarse la normativa, caerá el actual contrato de concesión que la empresa Metrovías tiene para explotar el servicio.

Ante esta posibilidad, ya adelantaron que la compañía tendrá tres meses para renegociar el contrato. "Con nosotros Metrovías no va a continuar el contrato que actualmente tiene. Vamos a iniciar un proceso de conversación en los primeros 90 días", confirmó el legislador macrista Martín Ocampo, en diálogo con Radio 9.


Llegado el caso de que no se logre acordar una nueva concesión, el gobierno porteño tendrá la posibilidad de "contratar otro operador" o prestar el servicio "a través de una sociedad anónima".

Además, el PRO aprovechará este proyecto de ley para intentar imponer nuevos límites y requisitos a los trabajadores del subte, que gracias a la acción de los metrodelegados consiguieron buenos aumentos salariales y mayores beneficios laborales en los últimos tiempos.

Tres serán las modificaciones que la Ciudad de Buenos Aires intentará implementar, según adelantó Ocampo: limitar los paros de los gremios; prohibir la contratación de más personal en la empresa y alargar el horario de trabajo de los empleados que ya trabajan en el servicio.

"Estamos declarándolo servicio público esencial. Así tienen que garantizar durante la huelga la prestación de servicios mínimos", confirmó el diputado. De ser así, deberá asegurarse que haya una frecuencia mínima del 90% en horas pico y 60% en horario normal.

El proyecto también contempla "congelar la planta" de empleados, pero no prevé "despidos de gente". "Hemos detectado que en términos de cantidad de personal por kilómetro de extensión, nuestro subte es uno de los más altos. Supera en el doble a los que les siguen entre los diez primeros", argumentó.

Además, el PRO propondrá "generar una comisión de expertos que analice cuáles actividades del subte son insalubres y cuáles no". Luego de que el trabajo fuera declarado malo para la salud, la jornada laboral de todos los empleados se redujo a seis horas. "La gente de Metrovías que trabaja en una oficina en el centro de la Ciudad trabaja seis horas. Eso es sumamente injusto, porque la diferencia de dinero se paga en la tarifa", alegó Ocampo.

Por último, al ser consultado acerca de la fuente de financiamiento para el servicio, el legislador afirmó que se continuará con el reclamo de "subsidios al gobierno nacional", así como el pedido para que cumplan con la "deuda de 1.200 millones de dólares que debe en términos de infraestructura".

Sin embargo, si esto no llegara a prosperar, crearán un fondo de financiamiento. El mismo estará compuesto por lo recaudado gracias al incremento de 6% en las naftas, 10% en los peajes de la autopista 25 de Mayo y la autopista Illia y 10% en las patentes de los autos con un valor mayor de $150.000.

En los combustibles, eso significará un aumento de $0,40 por litro en la nafta premium, $0,30 en las otras naftas, $0,20 en el gasoil y $0,15 en el GNC.InfoBae