lunes, 26 de septiembre de 2011

VENEZUELA: UNA FLORA COMPLETA Y NUEVA DE TRENES TENDRÁ EL METRO DE CARACAS EN 2013

En diciembre de este año comenzará la venta de las tarjetas recargables, anunció el presidente del sistema subterráneo, Haiman El Troudi, quien informó sobre otras novedades: sustitución de escaleras e instalación de equipos nuevos de aire acondicionado, entre otra.

En la oficina de Haiman El Troudi, presidente del Metro de Caracas, hay una sala de crisis en la cual puede observar qué sucede en las estaciones del sistema subterráneo, y tener comunicación directa, en tiempo real, para poder tomar decisiones y atajar cualquier imprevisto que ocurra debajo de la tierra.

Foto/Luis Franco


Desde que asumió la responsabilidad de relanzar un servicio que estaba bastante depauperado, hace ya un año, El Troudi no tiene un minuto de paz. Ser ingeniero de sistemas lo ha ayudado; pero también, ser usuario del Metro. “Quienes me reconocen, me saludan”, asegura, en entrevista con el Correo del Orinoco. También es “rayador” de papeles: para explicar las novedades y los problemas de un sistema que sobrepasó su capacidad, recurre al lápiz y las hojas.

Este domingo comenzaron a funcionar los cuatro nuevos trenes en la Línea 1. Todos fueron fabricados en España, y son diferentes de los que se usan actualmente. La incorporación de estos equipos permitirá sacar a los viejos para hacerles mantenimiento profundo, detalla El Troudi. Pero esta es sólo la punta del iceberg en cuanto a los anuncios del Metro, ya que viene una flota completa de 48 trenes. “En el primer trimestre de 2013 deberíamos tener los 48 trenes aquí”, adelantó.

La meta que se propone el presidente del Metro es sumar cada mes dos trenes nuevos.

Estas unidades no son como las ya conocidas. “Tienen un único vagón, corrido. Las puertas son más grandes, lo que facilitará el flujo de ingreso y salida de pasajeros. Gozan de un circuito cerrado de televisión que va a permitir el monitoreo de situaciones internas”, enumera. Los trenes tienen los asientos ordenados de otra manera, lo que permite que quepan más personas y que se distribuyan de manera uniforme. El control es, también, más moderno.


“Actualmente un tren se comunica con otro o con el centro de control mediante un cable”, describe el funcionario. Cualquier interferencia obstaculiza el contacto, por lo que funcionan sistemas de protección (como reducción de velocidad). En 2013, ya con la flota nueva completa, habrá un nuevo sistema, que permitirá tener 44 trenes rodando al mismo tiempo en la Línea 1.

DEL COLAPSO A LA NORMALIZACIÓN

Hace casi un año, a El Troudi le tocó asumir la tarea de dirigir un sistema de transporte que se hallaba, según sus palabras. “prácticamente colapsado”. El sistema estaba diseñado para tener 38 trenes en funciones, y sólo había 24. Además, los pocos que operaban eran poco confiables. Aproximadamente sólo 64% de los torniquetes estaban operativos, fallaba más de 30% de los aires acondicionados de los vagones y únicamente había 135 autobuses operativos (de 220) del Metrobús.

El presidente Hugo Chávez aprobó dos créditos adicionales por 145 millones y 273 millones, dedicados “a atacar cada una de estas áreas” y mejorar el funcionamiento; es decir, la operación. Cabe destacar que, aparte, en el año 2008, se firmó un contrato de 1.800 millones de dólares para la rehabilitación de la Línea 1, el cual incluyó la adquisición de 48 nuevos trenes, el cambio de la vía férrea y la modernización del sistema de control de trenes.

Ante la crisis registrada en 2010, el vicepresidente Elías Jaua y el ministro del Poder Popular para Transporte y Comunicaciones, Francisco Garcés, “se pusieron al frente de la cruzada”, y comenzaron las asambleas con las trabajadoras y los trabajadores. Producto de este proceso, se definieron tres etapas: la de estabilización, la de normalización y la de optimización.

En este momento “estamos normalizando”, recalca El Troudi. Ello implica cumplir con los estándares de servicio que el Metro ha ofrecido. El indicador de calidad debería ser de 97%, y en este momento es de 96%. “En los próximos meses podemos llegar a 97%, y en un año, a la optimización, porque vamos a tener mayor cantidad de trenes confiables”.

El intervalo entre un tren y otro es, actualmente, de poco más de minuto y medio en hora pico, asegura el presidente del Metro. Este es el intervalo normal. “No puedo meter más trenes de los que físicamente me permite la línea”, recuerda.

REHABILITACIÓN DE LA 1

Simultáneamente -y como parte del proyecto de rehabilitación integral por 1.800 millones de dólares- son intervenidos todos los componentes del sistema de la Línea 1: vía férrea, electrificación, control de trenes. “Hay ejércitos de personas dando mantenimiento y sustituyendo partes obsoletas”, garantiza.

Las usuarias y usuarios no ven el trabajo del cambio en el sistema eléctrico (sustitución de cables, de aisladores). “Lo hacemos de noche y bajo tierra”, refiere. Mientras la gente duerme, el personal del Metro labora entre la medianoche y las 4:00 am.

Probablemente en diciembre se llevará a cabo una jornada de las que el Metro llama “alto impacto”, para sustituir dos cambiavías en las zonas intermedias de la Línea 1: La Hoyada y Capitolio.

Esa rehabilitación profunda “está avanzando muy bien”, confirma El Troudi.

En este momento el nudo crítico no es la estación Capitolio, sino Zona Rental-Plaza Venezuela. Pero con la Línea 5, buena parte de las usuarias y usuarios que hoy se bajan allí, ya no tendrán necesidad de hacerlo.

CON TALENTO PROPIO

La intervención de la Línea 2 ya comenzó, y sin necesidad de contratación externa. “Lo estamos haciendo con fuerza propia”, celebra El Troudi. Los trenes que requiera este tramo del subterráneo vendrán de la Línea 1, luego de la recuperación a la que serán sometidos. Por lo pronto, se incorporó un vagón extra y se sustituyó el pilotaje desde Las Adjuntas hasta Antímano y desde Zoológico hasta Ruiz Pineda. También se redujo el tiempo de espera con una maniobra operativa que, hasta la fecha, ha dado buenos resultados.

En Línea 3 se ha previsto el incremento de la flota, también con trenes desincorporados de la Línea 1, lo que reducirá el tiempo de espera. “Hace tres meses inyectamos el tren número 12”, recuerda.

AMPLIACIÓN DE LOS TEQUES

En 2012 debe estar lista la primera estación de la Línea 2 del Metro de Los Teques, que es una prolongación de la Línea 1, anunció el funcionario. La 1 une a Las Adjuntas con Los Teques. La 2 cubrirá la ruta El Tambor-San Antonio. “Vamos a atravesar todo Los Teques, pasaremos por Carrizal y llegaremos a San Antonio”, indicó. Todo será bajo la tierra.

El Troudi calcula que en 2013 estará lista la segunda estación de la Línea 2 de Los Teques. La obra completa estará lista en 2015. “Ya los recursos están asignados. Cuenta con el financiamiento del banco de desarrollo de Brasil y del Fonden, además de Francia para el equipamiento”, expresó.

El domingo pasado, el Vicepresidente Ejecutivo inauguró la primera rampa de acceso de un elevado que fue asumido por el Metro como una mejora vial para la comunidad.

Todos los cambios han sido posibles gracias al esfuerzo de la gente que labora en el sistema subterráneo. Son más de 8 mil personas las que trabajan en el Metro y el Metrobús. “Toda la comunidad del Metro se ha incorporado con mucha mística” a la recuperación del sistema, reconoció Haiman El Troudi.(Fuente y foto. Correo del Orinoco)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.