lunes, 21 de enero de 2013

CADA UNO HACE LO QUE QUIERE Y NADIE HACE NADA PARA EVITARLO


NOTA DE OPINIÓN

Por Alejandro D. Moscaro (Para Crónica Ferroviaria)


Como ciudadano, me pregunto hasta cuando las autoridades del Ministerio del Interior y Transporte permitirán que se sigan aplicando todo tipo de grafitis sobre las formaciones ferroviarias.

He visto recientemente en fotos publicadas en Crónica Ferroviaria que ya han grafiteado uno de los trenes eléctricos Toshiba de la Línea Sarmiento, recientemente reparado y pintado de color celeste portando la imagen de “Transporte Público”, trabajo que se paga con el dinero de todos nosotros, los ciudadanos.

Estoy plenamente de acuerdo en que el Estado nacional invierta en los ferrocarriles, en la compra de nuevas unidades para las líneas Mitre y Sarmiento, y en otros proyectos para revitalizar el sistema ferroviario. Estoy realmente muy contento con esto que está ocurriendo.

Humildemente, creo que no por llevar a cabo estas importantes acciones para nuestros ferrocarriles las autoridades descuiden otros aspectos.
Me siento impotente y me da mucha bronca que se permita grafitear los trenes y no se haga nada para evitarlo. ¿Hasta cuándo van a permitir que alguien pinte cualquier cosa en donde se le da la gana?.

Realmente es un horror lo que está pasando con este tema tanto en los coches del subte como en los ferroviarios. ¿Por qué nadie hace nada para evitarlo?. ¿Creerán que democracia es dejar  que cualquiera haga libremente lo que se le antoje en todas partes y en todo momento?.

Me siento discriminado al ver como todo a mi alrededor aparece grafiteado. Seguramente, dirán que los grafiteros tienen derecho a expresar “su arte”, pero al igual que yo, somos muchos los ciudadanos que también tenemos derecho a ver los medios de transporte con la decoración aplicada por el ferrocarril, sin el acompañamiento de grafitis. 
   
Le sugeriría a las autoridades que piensen seriamente en este tema y pongan seguridad en los depósitos de coches y en las estaciones, lo mismo que les sugiero a las flamantes autoridades del subte, para evitar que esto siga ocurriendo. ¿O vamos a ver cuando poco después que se reabra al servicio la Línea A los nuevos coches chinos también todos grafiteados?


De lo contrario, señores por favor no sigan invirtiendo dinero en pintar los trenes de color celeste, porque eso cuesta tiempo y sobre todo dinero, aportado por todos nosotros, los ciudadanos.

Cuando vengan los flamantes coches remolcados de china para UGOFE Línea San Martín y posteriormente, los nuevos coches eléctricos para las Líneas Mitre y Sarmiento operadas por UGOMS, ¿también van a caer en manos de los grafiteros?

Espero que esto no ocurra, porque la sensatez y el sentido común, me indica que las autoridades de la Nación y del Gobierno de la Ciudad van a tomar cartas en el asunto para evitar que esto siga pasando.