lunes, 21 de enero de 2013

EDUCAR A QUIENES DESTRUYEN ANTES QUE SEA TARDE


NOTA EDITORIAL

Por: Carlos Alberto Salgado (Director Crónica Ferroviaria)



Hesíodo: "La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser."

La semana pasada realicé varios viajes por la Línea Sarmiento, en uno de ellos no tuve mejor idea que hacerlo en el coche furgón de una formación de trenes eléctricos. No me sorprendí con lo que ví. Ya tenía conocimiento del estado calamitoso en que se encuentran la mayoría de estos vehículos, cuya destrucción (realizada por vándalos sin ningún sentido) la registré en unas fotografías que ilustro en esta nota.

No quiero ahondar en esta editorial sobre la parte social de quienes destuyen el transporte público, ya que no me corresponde por no ser sociólogo, ni psicólogo para comprender qué los lleva a esas personas a cometer semejante vandalismo y destruir lo que es de todos, y de ellos mismos.


En todo el viaje, y observando el estado del coche furgón, pensaba en el futuro y me preguntaba si el Ministerio del Interior y Transporte está pensando realizar una campaña intensiva de concientización para que el público usuario cuide LO QUE ES DE TODOS, ya que en los próximos días y  meses la Línea Sarmiento y Mitre recibirán trenes Toshiba que se están reconstruyendo en varios talleres ferroviarios del país, y de los futuros 409 coches eléctricos 0 km. que el Estado Nacional acaba de adquirir a China.


Esta gran inversión que por fín realiza el Estado para nuestros ferrocarriles, no sólo con la compra del material rodante, sino con el cambio de la infraestructura de vía, señalización, comunicaciones, mejoras en pasos a nivel, etc., hará que en un par de años más (siempre y cuando todo se realice como el gobierno nacional lo tiene programado) las Líneas Sarmiento y Mitre se puedan modernizar después de más de 50 años de que nadie realizara inversión alguna en esos ferrocarriles.


Entonces, observando todo lo expresado, creo que ya se tendría que empezar, sin más dilación, con una campaña muy fuerte como lo fue con el HUMO CERO, que hizo que en poco tiempo la gente se acostumbrara a no fumar en lugares cerrados; o con los controles de alcoholemia para los conductores de automóviles; o con el uso del cinturón de seguridad en los vehículos, entre otros ejemplos que hoy vemos que la comunidad adoptó positivamente.

Creo que la publicidad que se pueda dar masivamente tanto por televisión (por ejemplo. Futbol para Todos), radio y en las mismas líneas ferroviarias, no será un gasto, sino una inversión.


Claro que no sólo la publicidad será efectiva, si la misma no va acompañada con condenas efectivas que judicialmente les quepa a quienes cometan vandalismo de toda clase dentro de las formaciones ferroviarias, para ello creo que en un principio deberían ir custodiadas por agentes de seguridad que lo prevengan. Hubo concesionarias ferroviarias privadas que apenas se hicieron cargo de sus líneas con un pertinaz plan de publicidad y educación hicieron que los usuarios cuidasen las formaciones. Lástima que otras empresas privadas ferroviarias les importó muy poco esa parte y hoy se pagan las consecuencias.

El coche furgón de las fotos corresponde a la formación Chapa Nro. 19

En una palabra, todavía estamos a tiempo de poder educar a quienes todavía no se dieron cuenta que el transporte público es para beneficio de todos.

"No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. No es la ropa, Es la clase". Coco Chanel