martes, 24 de junio de 2014

Ramos: "Nadie quedará afuera de las mejoras"

Actualidad

Asegurar la producción, con más empleos, es clave para que esto impacte en la demanda de servicios de transporte y logística apropiados, destacó el secretario de Transporte de la Nación.

Para describir la renovación del sistema vial y logístico que encara el gobierno, el secretario del área, Alejandro Ramos, pone el acento en que lo primero es fomentar la producción en el país. "El transporte es el reflejo de la actividad productiva. Más producción y más trabajo impacta en el servicio de transporte y en la logística. Estamos ocupados en estas mejoras y no dejamos afuera a nadie. En este proceso necesitamos camiones, trenes, recursos fluviales y marítimos", puntualizó.


"El transporte no es un fin en sí mismo. Por eso estamos coordinando con las áreas productivas y poniendo la red a disposición de ese desarrollo y las economías del interior del país ya están viendo el nuevo horizonte que se les genera para la producción. El proceso de destrucción de nuestro transporte es el reflejo del proceso de destrucción que tuvo nuestra industria. Ahora hemos iniciado una recuperación que los próximos gobiernos tendrán que consolidar", subrayó el funcionario, en diálogo con Transporte & Logística.

-¿Puede sintetizar lo más sobresaliente de las acciones encaradas?

-Hoy el sistema de larga distancia de nuestro país es de excelente nivel. Une mil ciudades y transporta más de 50 millones de argentinos por año. Por otro lado, tenemos un sistema de transporte automotor con una impronta muy fuerte de subsidios, que repercute en el bolsillo del trabajador. Tenemos un parque automotor en la Ciudad de Buenos Aires donde se manejan más de 8 millones de personas que tiene una antigüedad de cinco años, con desarrollo de la industria nacional. El año pasado, a través de la Secretaría, tuvimos un programa (de créditos) como el Reflota, por el cual se renovaron más de 9 mil unidades; una línea de financiamiento que se reactivó la semana pasada. Le dimos una herramienta de estímulo a la actividad metalmecánica y a las automotrices. La mirada nuestra es que estas acciones tengan el mayor impacto en la generación de empleo.

-El sistema ferroviario parece ser clave en estos cambios...

-Pero con una mirada mucho más integral; no como una cuestión estrictamente ferroviaria, sino como una herramienta de logística que vincula en los casos que sea necesario al sector automotor, a los parques logísticos… es todo una cadena. Recordemos que el Belgrano Cargas es Belgrano Cargas y Logística. Estamos generando una mesa de acuerdo con todos los concesionarios de cargas ferroviarios y definiendo un plan de obras con objetivos claros.

-¿Cómo avanza la recuperación de los trenes de carga, a un año de la creación del Belgrano Cargas?

-El balance es muy positivo. Primero por la recuperación de lo que implica esta herramienta logística que, sin dudas, posibilita ampliar la frontera productiva de nuestro país. La ventaja que se tiene es que los productores del interior del país puedan llegar a las grandes ciudades y a los grandes puertos con mejores costos. Hoy trabajamos en un proceso de normalización y ordenamiento. Entre obras a ejecutar y ejecutadas ya estamos dando un cambio sustancial en la infraestructura del país. El Belgrano Carga es la herramienta de transporte más federal que nuestro país tiene.

-¿Cómo se bajan los costos?

-Primero empezamos a desestacionalizar la carga. Siempre el Belgrano Carga tenía mucho trabajo un mes y el resto quedaba parado. Teníamos costos fijos muy altos. Hemos tratado de mejorar, en ese sentido. Hemos tenido intervenciones concretas en obras para mejorar la operación, bajar los niveles que había de descarrilamiento, y de esta manera tener previsibilidad en la operación. También es un dato fundamental la rescisión de ALL y la incorporación de dos ramales: el Mesopotámico y el Central San Martín. Estamos trabajando en la vinculación, a través del NOA, con Chile, y la recuperación de la red en el norte, en Jujuy, para el paso con Bolivia.

-¿Esperan los productores que sea un servicio confiable?

-Vamos a generar un Belgrano Cargas confiable. Eso es fundamental. Hoy con su presidente (Marcelo Bosch) y todo el equipo, y el claro liderazgo de (el ministro del Interior y Transporte) Florencio Randazzo, estamos haciendo un Belgrano Cargas confiable para los productores, para el sector privado. Los compromisos que asumimos se deben cumplir. Hemos tenido una prudencia muy importante. Estos primeros años hemos tratado de ordenar, mejorar todo lo que tiene que ver con el recurso humano y la infraestructura para poder decir que vamos a estar en los tiempos que acordemos.

-Una red ferroviaria tan grande presenta un desafío del mismo calibre...

-Es grande y sufrió un proceso de destrucción de 50 años y eso no se arregla en un día. De ahí la importancia del acuerdo con China, con el que estaríamos renovando 1.700 kilómetros de vías, adquiriendo 100 locomotoras y recuperando 2.000 vagones. Sobre todo con los insumos que traemos, estamos dando trabajo a los talleres nacionales y mejorando la mano de obra, que estuvo inactiva durante mucho tiempo. De esta manera, hay una generación de empleo muy importante y formamos gente para el desafío que nos planteamos. En Rosario, donde se están haciendo 518 kilómetros de vías, hay 600 personas directamente trabajando, y debe haber una 1.700 de manera directa e indirecta vinculadas a la renovación de vías. Todo esto va a generar un impacto social muy importante y pensemos en la importancia que va a tener en la actividad económica.

-¿Qué se ha modificado en cuanto a puertos, entre otros eslabones de esta logística integral que usted menciona?

-Estamos culminando obras que se habían suspendido. Estamos mejorando los ingresos del Belgrano Cargas a las terminales portuarias del Departamento de San Lorenzo; eso va a ser una obra más de 120 millones de pesos que va a dar una mejora sustancial. Venimos trabajando muy fuerte con la Administración General de Puertos (AGP) en un proceso de liberación de vías para que el Belgrano Cargas ingrese al puerto y se pueda mejorar la logística. Entre la Subsecretaría Automotor, la AGP y el gobierno de la Ciudad fuimos ordenando todo el ingreso a las terminales portuarias. Con la decisión del ministro (de instrumentar la Hora Pico sin Camiones, con el cobro de un  peaje más caro) se mejoró también la circulación, medida que ahora se suspendió con una cautelar (pero que el Ejecutivo trasladó al Congreso para que sea tratada).

-¿Otras gestiones?

-Estamos generando centros logísticos, trabajando con otras áreas de gobierno, como la AFIP, en la facturación electrónica para tener un mejor control de lo que se carga, el origen y destino. Queremos que la tecnología esté presente en esto. El sector de Aduana nos viene dando una mano importante, a los fines de generar condiciones para establecer centros logísticos con las infraestructuras necesarias para que se puedan hacer en el NOA y en los lugares que definamos. Y a partir de ahí generar con el ferrocarril la llegada a los grandes centros urbanos o a los puertos.

-¿Entre las renovaciones hay espacio para el bitren?

-Es sin dudas una innovación importante que está en agenda. Trabajamos con otras áreas de gobierno que son quienes debemos reglamentarlo, conforme a las características de las rutas de nuestro país. También con la visión de Vialidad Nacional para que esta herramienta esté en los lugares que sea necesario. El sector minero lo ve con buenos ojos. Lejos de desecharlos, debemos saber qué mejora y dónde rinde de mejor manera, conforme a las características viales del país.

-¿Programan que a partir de 2015 la producción de Salta se traslade a Chile en tren?

-Estamos trabajando en una obra de Socompa de Chile. Ya estamos en la mejora de ese sector, por su potencialidad de salida al Pacífico. Se está generando un canal de vinculación con ese país. También apuntamos a la recuperación de la vinculación con Bolivia. Todas las obras cuenta con fecha y tiempos de ejecución, adjudicación y entrega.

-¿Cómo evalúa los beneficios que traerá la próxima puesta en funcionamiento del ramal Buenos Aires-Rosario para pasajeros?


-Es un sistema de transporte que mejorará la conectividad entre las ciudades. Tenemos que tratar de sacar los autos particulares que circulan los fines de semana y eso se logra dando un servicio de calidad, que sea seguro, previsible y confortable. Con este servicio vamos a poner un sistema de transporte que descomprimirá la autopista y será una herramienta de ahorro energético; estimamos ahorrar más de 20.000 litros de combustible con los autos que vamos a sacar.Fuente: Info Transprote & Logística.

4 comentarios:

  1. No dejen afuera a ferrobaires, aprovechen que scioli ya se dio vuelta eso lo que estábamos esperando! Para sacarselo. Acuerdensen que ya hato un convenio firmado en el 2007

    ResponderEliminar
  2. Walter Spiro dijo...
    JA, JA, ja....

    ResponderEliminar
  3. Sergio Alejandro Amaya dijo...
    Anda a ver los FFCC en China y después hablamos...

    ResponderEliminar
  4. Horacio Bonutti dijo...
    Solo para decir eso apareció el ex-intendente. Claro, quizás dentro de 50 años nadie quedará afuera, estaremos bajo tierra ya.-

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.