lunes, 23 de junio de 2014

Alejandro Ramos: "Hay posibilidades muy concretas sobre la reactivación del tren de pasajeros Rosario-Cañada de Gómez

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria:

La posibilidad de que se reactive el ramal que une Rosario con Cañada de Gómez, atravesando varias localidades ubicadas hacia el sur - suroeste de la ciudad, entró en fase de análisis de factibilidad económica. El servicio, tal como se analiza, arrancaría en Rosario Norte, pararía en las estaciones rosarinas del Cruce Alberdi y Antártida Argentina (Fisherton), y en las de Funes, Roldán, San Jerónimo, Carcarañá, Correa, hasta llegar a Cañada de Gómez.


La confirmación fue realizada por el secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, quien aseguró que existen “posibilidades muy concretas", con un estudio pormenorizado de los costos y las necesidades financieras que esto tendría. En ese sentido, reveló que la inversión inicial necesaria sería de unos 240 millones de pesos.

Antes que nada es necesario que los actores involucrados, que son la Nación, la provincia y los  municipios, tanto como empresas del sector privado, “deberán sentarse en una mesa de diálogo para buscar las formas de financiamiento", explicó Ramos.

"Ya no estamos hablando de proyectos endebles, porque hay un estudio con números concretos y voluntad política. El condicionante —insistió— es la inversión, por eso planteamos esfuerzos compartidos", agregó.

Para poder poner en funcionamiento el tren a Cañada se necesitan mejorar 71 kilómetros de vía y hacer una inversión importante en material rodante, además de acondicionar las estaciones del corredor, "que afortunadamente se mantienen, gracias a la ley de preservación del patrimonio ferroviario, convertidas en algunos casos en centros culturales", continuó Ramos.

Además de la inversión inicial de $ 240 millones, el ferrocarril tendría un costo operativo (personal, combustible, mantenimiento) de alrededor de 2,7 millones mensuales, necesarios para poner en marcha un servicio que conecte ambas ciudades en una hora y diez minutos.

"Todo esto hay que verlo en el contexto de la recuperación del tren Buenos Aires-Rosario y del Belgrano Cargas, que requieren procesos de inversión históricos", dijo Ramos, tras recordar que el lunes pasado estuvo en Venado Tuerto, inspeccionando las obras de renovación de las vías desde Rufino hasta Rosario. “Esto será para el transporte de cargas, pero mañana también podremos pensar en un servicio de pasajeros", explicó.


Si bien el servicio Rosario- Cañada de Gómez no tiene un plazo de ejecución definido, Ramos aseguró que "los estudios ya están hechos”, y se trabaja con una proyección para ver su factibilidad. “Lo importante es que ahora nos juntemos los actores involucrados y podamos sentarnos a una mesa de diálogo para poder evaluar la forma de financiación, porque estamos hablando de un beneficiario: el pueblo del sur de Santa Fe", finalizó.