viernes, 12 de junio de 2020

La Junta de Seguridad en el Transporte emitió reportes de seguridad operacional para el cuidado de los trabajadores

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

La Junta de Seguridad en el Transporte (JST) informa que ha emitido Reportes de Seguridad Operacional (RSO) con el objetivo de contribuir a la mejora del transporte en el marco del COVID-19, y de que las medidas de profilaxis tendientes a combatir la propagación del virus no supongan un impacto negativo para la seguridad operacional del sistema de transporte en su conjunto. Estos (RSO) fueron publicados en el día de hoy en el Boletín Oficial de la República Argentina, Resolución 16/2020.

Se trata de una serie de documentos en los cuales se analiza el impacto que el virus podría tener en este grupo de trabajadores debido a la alta exposición producida por el contacto sostenido con otras personas (especialmente los que están en contacto con pasajeros)  y a las probables consecuencias que los contagios pueden traer en la seguridad operacional.


Estos Reportes están dirigidos a los organismos encargados de la regulación de cada una de las actividades, siendo los mismos la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC); la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT); la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV); la Subsecretaría de puertos, vías navegables y marina mercante; la Armada Argentina (ARA); y la Prefectura Naval Argentina (PNA).

Al respecto el Ministro de Transporte, Mario Meoni, destacó la importancia de estos reportes para el cuidado de los trabajadores de primera línea, al tiempo que remarcó la necesidad de incrementar el esfuerzo para garantizar las operaciones en todos los modos de transporte.

El Dr. Julián Obaid, presidente de la Junta de Seguridad en el Transporte destacó que ¨Estas RSO buscan ser una contribución al sistema en un momento muy particular para el mismo debido al contexto internacional que plantea esta pandemia, la cual ha obligado a cambiar normas y reforzar conceptos de higiene a fin de garantizar una operación segura en el ámbito del transporte¨.

Entre otras cosas estos documentos recomiendan establecer herramientas para adoptar un modo seguro de realizar la revalidación de habilitaciones, certificaciones, etc. a fin de evitar, por ejemplo, saturaciones en los centros donde se realizan estos trámites, para lo cual se sugiere habilitar sistemas que permitan cumplimentarlos a distancia y que los trabajadores de primera línea puedan llevar a cabos estos trámites sin correr riesgos.

Además, se pone especial énfasis en el cuidado y protección del personal, para lo cual se recomienda que las empresas operadoras y prestadoras de servicios establezcan protocolos para el uso de los elementos de protección personal y de un sistema de control apropiado para implementar antes de que los empleados ingresen a sus lugares de trabajo,

Por otra parte, y previendo que en el futuro será necesario que la mayoría del personal regrese sus puestos, se sugiere que se establezcan medidas para prevenir la posibilidad de contagio y circulación viral, adoptando nuevas barreras de protección física que permitan un distanciamiento social efectivo tanto para los conductores, choferes o auxiliares de abordo como para los pasajeros y para contingencias en caso sospechoso de pasajero con COVID 19.

Que cada operador, armador y proveedor de servicio, realicen los análisis de riesgo correspondiente ante este nuevo contexto operativo que nos plantea la pandemia y la paralización de algunas operaciones.

Finalmente, y teniendo en cuenta que cada modo de transporte necesita de un soporte logístico que garantice su funcionamiento de manera segura, se recomienda requerir a los operadores un protocolo de control para que todos quienes presten servicio cuenten con medidas de higiene y limpieza eficaces que garanticen un ambiente de trabajo apropiado para evitar el contagio del COVID-19.

Cabe destacar que la JST hará un seguimiento del impacto que estas medidas de mitigación propuestas tengan en el sistema de transporte, a fin de medir la efectividad de las mismas y evaluar posibles modificaciones.