viernes, 19 de junio de 2020

Ferrourbano Metropolitano de Córdoba

Nota de Opinión

Por: Mesa de Enlace Ferroviario (para Crónica Ferroviaria)

* Adelantamiento de la Etapa 3
* Solución integral a la movilidad en el Área Metropolitana de Córdoba

Es obligación del gobierno garantizar el desplazamiento de las personas y el empleo a los trabajadores en todo el territorio provincial.

La Mesa de Enlace Ferroviario propone una solución a la problemática del sistema actual de transporte interurbano que va en línea con esa dirección.

Esta propuesta deberá implementarse en forma gradual, requiere del trabajo coordinado de varios sectores, y se pueden concretar sus primeros pasos ahora mismo, durante el desarrollo de la cuarentena, aprovechando recursos existentes.


Antes de la cuarentena el sistema automotor basaba su funcionamiento y equilibrio económico en:

* Un subsidio irregular y mal distribuido.

* 1/3 de la capacidad de los buses se completaba con pasajeros parados (la ley lo aprueba).

* Recorte extremo de frecuencias y recorridos.

* Nulidad de calidad de viaje y calidad de vida.

* Imposibilidad de garantizar la distancia sanitaria entre pasajeros.

Después de la cuarentena el sistema se enfrentará a sus limitaciones en forma extrema:

+ El estado deberá sustentar a las empresas en forma mayor de lo que lo hacía antes.

+ El riesgo de pérdida de empleos, por la disminución de servicios.

+ Inseguridad vial,

+ Tiempos de viajes prolongados,

+ Contaminación,

+ Consumo mayor de combustibles,

+ Precarización de la calidad de los viajes.

El sistema ferroviario muestra su total postergación y desaprovechamiento, situación que podría revertirse rápidamente con la implementación del Ferrourbano Metropolitano ahora mismo, sin pérdida de tiempo.

Las vías que se extienden desde el centro de la ciudad hacia el norte, noreste y noroeste del área metropolitana de Córdoba se encuentran en un estado aceptable (y mejorable con un bajísimo presupuesto) pero sin servicios de pasajeros, salvo por la insuficiente oferta que se presta hasta Cosquín
Hoy mismo el ferrocarril puede comenzar a desarrollarse como la herramienta que articule un eficiente sistema multimodal de movilidad (urbana, metropolitana y regional).

La capacidad mínima de una formación ferroviaria equivale a la de 6 buses.  Las obras necesarias de mantenimiento en vías requieren de un trabajo sencillo.  Y los trenes necesarios ya están en Córdoba, algunos requieren un mantenimiento elemental y otros están sin uso.

Las empresas de buses no pueden garantizar ni la ocupación ni la continuidad de sus empleados, aunque el ferrocarril va a requerir nuevos puestos laborales y ocupará esa mano de obra en forma inmediata para todas las tareas necesarias y correspondientes.

Subsidios, fondos e inversiones:

La prolongación por varios meses y la posterior salida gradual de la cuarentena requieren que el estado provincial disponga de una partida económica para salvar al sistema.

El anunciado Ferrourbano Metropolitano que comenzaría sus obras este año para cumplir con sus etapas programadas, atrasada por la pandemia actual, con esta propuesta de la Mesa de Enlace Ferroviario necesitaría adelantar hasta la Etapa 3 de dicho proyecto, dando una cobertura más amplia con obras básicas mínimas.

La reactivación ferroviaria implica el enorme desafío de fortalecer la industria local y de articular políticas que pongan su potencial al servicio del desarrollo de la economía regional.

El momento propicio es ahora para comenzar a volcar inversiones y subsidios en un modo superador como columna vertebral del transporte metropolitano y regional en Córdoba.

La urgencia es ahora. Ahora es el momento de la solución.