jueves, 25 de junio de 2020

Empresa estatal ferroviaria recupera la guarda de valiosos coches históricos

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

La empresa Trenes Argentinos Capital Humano informa que decidió abordar una temática que la gestión del gobierno anterior había soslayado: la gran cantidad de material rodante de inestimable valor para la historia de nuestros ferrocarriles arrumbado en playas de organismos públicos o privados de todo el país.

Al respecto, y fuera del comunicado de la empresa estatal, expresamos que desde CRÓNICA FERROVIARIA estuvimos desde hace varios años denunciando en nuestro medio el abandono y la desidia que tuvieron las distintas autoridades de administraciones pasadas con el histórico material ferroviario. En una palabra, se rieron de la historia ferroviaria argentina.


Continuando con el comunicado de Trenes Argentinos Capital Humano, el mismo, entre otras cosas, manifiesta que "una parte significativa de este material se encuentra hoy vandalizado o en avanzado estado de deterioro, sin que se realice sobre él ningún tipo de mantenimiento ni inventario".

"Con la colaboración de Trenes Argentinos Operaciones en la conducción de la formación, las maniobras comenzaron en la playa que la empresa concesionaria Nuevo Central Argentino posee en Retiro, y finalizaron en el andén del Museo Nacional Ferroviario (MNF), donde quedarán estos vehículos a resguardo", dice la TACH


En esta etapa, continúa el comunicado, la Subgerencia de Desarrollo Patrimonial Ferroviario (área de la que depende el museo) está enfocada en relevar el material rodante con valor histórico existente, que forma parte del patrimonio del Estado, y se encuentra diseminado por todo el país, para evitar que su deterioro se profundice. Una vez concluida esta labor en los próximos meses, se someterán a análisis técnico-presupuestarios eventuales tareas de restauración que sean necesarias para cada una de estas piezas.

"Algunos hitos que los coches recientemente trasladados albergaron pueden ayudarnos a dimensionar su valor histórico. El R1417, por ejemplo, fue construido en los talleres del Ferrocarril Sud de nuestro país en 1920, y utilizado por los presidentes José María Guido y Arturo Illia. El R1401, por su parte, fue emblema del Ferrocarril San Martin, y trasladó desde Buenos Aires a Mendoza al Príncipe de Gales (luego devenido Rey Eduardo III) en su visita oficial de 1925", expresan.

Asimismo, continúan manifestando que "las otras piezas de material rodante que integran este lote resultan particulares no sólo en el plano histórico sino también por algunas particularidades técnicas. El O16 es un coche de fines del siglo XIX que tiene la particularidad de contar con tres ejes. El Hitachi, es un coche metálico que formaba parte de los trenes de auxilio del ferrocarril. De la misma manera, los coches eléctricos O91 y SO590, construidos hacia principios del siglo XX con carrocería de madera, fueron modificados para ser coches reservados de las gerencias del Ferrocarril hacia los años ‘50. Cierra este lote la locomotora Patria, que fue fabricada en Francia en 1888 y llegó al país ocho años después. Hasta 1912, prestó servicio en los Ferrocarriles Oeste (actual Línea Sarmiento), y luego pasó a manos de Cuerpo de Batalla N° 6 de Campo de Mayo".

Por último, expresan que "estos trabajos sobre material rodante histórico se corresponden con uno de los objetivos principales de Trenes Argentinos Capital Humano, la preservación y difusión del patrimonio histórico ferroviario de nuestro país. Del mismo modo, complementan la renovación integral realizada en las instalaciones del Museo Nacional Ferroviario, y la producción y puesta en línea de su recorrido virtual, a través del cual los amantes de nuestros ferrocarriles pueden conocer el patrimonio del museo con descripciones en texto y audio, en idiomas español e inglés, y (fundamentalmente) desde cualquier lugar del mundo, en cualquier momento del día".

Desde CRÓNICA FERROVIARIA deseamos que todo lo que se publica en el comunicado se vea reflejado en la realidad. Es una picardía que mucho material histórico ferroviario (que todavía se encuentra en plazas, playas de maniobras, etc.) se vaya deteriorando día a día cuando puede ser rescatado del ostracismo y ser exhibido en un verdadero Museo Nacional Ferroviario. Una buena noticia.