sábado, 24 de noviembre de 2018

Menos mal. Suspenden para más adelante, o tal vez para nunca, una megaobra irrealizable como el Proyecto RER

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Siempre dijimos desde CRÓNICA FERROVIARIA que esta megaobra, como el proyecto "Tren de Alta Velocidad" (Tren Bala) del gobierno anterior, era irrealizable por los valores que se manejan para llevar a cabo dicha obra, ya que se necesitan, según el gobierno nacional, más de 14.000 millones de dólares para su ejecución, cuando el país no está en condiciones de realizarla.

Siempre dijimos, a lo igual que el denominado "Tren Bala", que esos valores deberían ser invertidos para la renovación total de los ramales troncales de las distintas líneas ferroviarias, para que los trenes de carga y pasajeros puedan circular con seguridad y a una velocidad comercial que pueda competir con los otros medios de transporte.

Esta semana, estuvimos informando todos los días de distintos descarrilamientos que sucedieron en las líneas ferroviarias del país, ocurridos en casi todos por el mal estado de la infraestructura de vías, por la cual circulan tremendos trenes de carga donde por décadas NO se invirtió un peso, y es lógico que puedan suceder dichos accidentes.


No quieran ver, nuestros lectores, que estos hechos se registraron por sabotajes u otras estupideces por el estilo, sino por la falta de inversión lisa y llana.

Como se recordará, el proyecto RER (Red de Expresos Regionales) se lanzó por parte de este gobierno a fines del año 2015 donde su construcción iba a ser financiada por fondos del tesoro nacional, lo que como todos sabemos fue imposible por lo que se disidió cambiar por el sistema de Participación Público Privada (PPP).

Sistema que no concitó el interés de los inversores internacionales, por la grave situación económica social que vive el país actualmente, por lo que su construcción se dilató en el tiempo hasta, seguramente, desaparecer.