martes, 13 de noviembre de 2018

Los "Catangos" siempre salvan la ropa

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria - Fotos: Segundo Giménez

Hace días que varias zonas del país vienen sufriendo grandes temporales de viento y lluvia, que hace que en varios lados la infraestructura de vía se vea invadida por el agua o por objetos que caen sobre la misma.

En este caso, en la madrugada del día de ayer, lunes 12 de Noviembre, un fuerte viento y lluvia derribó cuatro árboles que cayeron sobre la vía principal del Ramal CC de la Línea Belgrano en inmediaciones de la Playa de la Estación Lavalle (Provincia de Santiago del Estero).



El fuerte viento, que también provocó la voladura de techos de las viviendas de esa localidad y del tendido eléctrico, no tomó por sorpresa a la patrulla de trabajadores de vías y obras de la empresa estatal Trenes Argentinos Cargas, que lejos de amilanarse ante la situación (no tenían la provisión de motosierras ni herramientas de corte), y con la colaboración de un particular que dispuso a disposición de una cargadora frontal, y con ella, y con el trabajo manual de los trabajadores ferroviarios, despejaron la vía de los árboles que obstruían la misma.





De esta forma, gracias a los queridos "catangos" que siempre laboran ante el sol ardiente, la lluvia y el viento más feroz pudieron dejar expedita la vía para la circulación de los trenes.