martes, 22 de febrero de 2011

ASUMIÓ EL INTERVENTOR DE FERROBAIRES, EN OTRO DÍA CON DEMORAS Y CANCELACIONES


Antonio Maltana dijo haber llegado a un acuerdo con el sindicato La Fraternidad para que los trenes salgan a horario. Hoy una formación que debía partir anoche a Mar del Plata salió con cinco horas de demora, mientras que otro servicio fue cancelado. Ayer hubo problemas similares.

Por tercer día consecutivo, la empresa Ferrobaires volvió a registrar problemas en sus servicios a Mar del Plata. Un tren que debía salir anoche, partió esta madrugada con cinco horas de demora, y la empresa canceló la salida de una formación esta mañana, cuyos pasajeros fueron trasladados en micros desde Constitución hacia la ciudad balnearia. En medio de las complicaciones, asumió Antonio Maltana, el nuevo interventor, quien afirma haber llegado a un acuerdo con el gremio La Fraternidad para que salgan los trenes.

"Acabo de salir de una reunión con La Fraternidad. Hemos llegado a un acuerdo y los trenes van a salir. Está todo activado para que esto se cumpla", prometía Maltana minutos antes de ponerse a la cabeza de la intervención de Ferrobaires ordenada por el gobernador bonaerense Daniel Scioli la semana pasada, tras el fatal choque de San Miguel.

"Vamos a dar la seguridad para que los pasajeros viajen. La seguridad es el principal objetivo, en la técnica, en la operación, en el material rodante y darle al pasajero el confort que merece", subrayó.


Previo a la asunción, en Constitución los problemas había comenzado bien temprano. El tren que tenía prevista su partida para las 23.05 salió con más de cinco horas de demora. Se trata del número 335, integrado por ocho vagones, que terminó partiendo a las 4.19 desde el andén 14. Sus pasajeros –unos 700-, en gran mayoría familias con chicos, "fueron informados desde un primer momento que el convoy iba a sufrir demoras".

Pero las dificultades no terminaron ahí. El malestar se replicó horas después, cuando se le informó a los 450 pasajeros del tren 305 –con partida 7.40- que el servicio se había cancelado y que iban a ser trasladados en micros pagados por la empresa. “El operativo se inició a la hora de salida de la formación y se completó pasadas las 8.30”, señalaron fuentes citadas por la agencia Télam.

Las demoras y cancelaciones responden a las inspecciones técnicas previas a las salidas tras el trágico accidente del miércoles pasado en el que un tren de Ferrobaires embistió a uno de la línea San Martín en San Miguel y dejó cuatro muertos y 100 heridos. La fatalidad originó una serie de cruces entre el sindicato La Fraternidad y la empresa.

A través de un comunicado emitido con anterioridad a la asunción de Maltana, el gremio responsabilizó a Ferrobaires por las complicaciones registradas en los últimos días. "Las cancelaciones y demoras en los servicios ferroviarios, obedecen exclusivamente a la incapacidad de Ferrobaires de ofrecer material tractivo en condiciones mínimas de seguridad para garantizar las prestaciones ferroviarias”.

Ayer se había vivido una situación similar : Ferrobaires canceló un servicio a Mar del Plata y contrató micros para llevar a los pasajeros. El viaje, en total, duró 17 horas. Y la formación que debía partir a las 7.40 salió con cinco horas de demora. Mientras que el domingo, un tren que regresaba de Mar del Plata a Buenos Aires estuvo detenido tres horas en cerca de Dolores por problemas en la locomotora. (Fuente y foto: Clarín)