viernes, 24 de diciembre de 2010

UNAS CIEN MIL PERSONAS SE QUEDARON SIN TRENES PARA VOLVER A SUS CASAS

Los trabajadores cortaron las vías por 7 horas para exigir reincorporaciones

Plaza Constitución se convirtió ayer en un improvisado campamento de pasajeros esperando para poder volver a sus casas. Lo que se inició al mediodía con un corte de vías de un grupo de trabajadores terciarizados del ex ferrocarril Roca, terminó con enfrentamientos con la policía, saqueos a los locales del hall central de la estación y cerca de 100 mil personas que no pudieron utilizar el tren para llegar hasta la zona sur del conurbano bonaerense. Según cálculos oficiales, 12.300.000 personas viajan por mes en el ferrocarril Roca: 410.000 por día . Por seguridad, estaba previsto que el primer tren saliera cerca de las 3.30 de la mañana de hoy.

“Esta protesta se debe a la falta de decisión del Gobierno para reincorporar a los despedidos, pese a lo anunciado luego de la muerte de Mariano Ferreyra”, aseguró Gustavo Mendieta, abogado de los trabajadores despedidos que cortaron las vías en la estación Avellaneda. Luego de una reunión con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, la resolución del conflicto pasó a cuarto intermedio, luego de que las autoridades de la cartera laboral y los representantes de los trabajadores que reclaman su incorporación a la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (UGOFE), no llegaran a un acuerdo.


Según confirmaron fuentes que participaron de la reunión, el Ministerio de Trabajo no reconoce a los trabajadores como terciarizados y eso complicó las negociaciones ya que tampoco integran las listas que se confeccionaron luego del acuerdo con el Gobierno en la primera semana de noviembre tras la muerte de Mariano Ferreyra. Los manifestantes cortaron las vías durante siete horas para exigir la incorporación de 60 trabajadores y el pago en el día de un salario de 3.000 pesos. Ante la negativa y la imposibilidad, según el ministerio, de cumplir ese pedido, la negociación se pospuso hasta la semana que viene con la condición de que no se vuelvan a cortar las vías. La UGOFE aseguró que la protesta la llevó adelante “un grupo de piqueteros” y el Gobierno acusó al Partido Obrero.

Al cierre de esta edición, el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, hizo una denuncia penal contra los manifestantes que cortaron las vías “por precisas instrucciones de la presidenta Cristina Fernández”. Schiavi confirmó que le va a pedir a la Justicia que “accione con toda la severidad”. “Hemos hecho lo imposible para tratar de resolver el problema sin violencia”, sostuvo.

Caso Ferreyra: versiones sobre los detenidos

“Impedimos el corte porque después la gente se la agarra con nosotros.” Palabra más palabra menos, esa fue la explicación que dieron ante la Justicia los ferroviarios detenidos por el crimen del militante del Partido Obrero (PO) Mariano Ferreyra. Aquella vez, hace dos meses, no sólo impidieron el corte de las vías en la estación Avellaneda -cosa que sí hicieron ellos al frustrar la protesta- sino que después atacaron a balazos a los manifestantes en las calles de Barracas. Los “tercerizados” volvieron ayer a cortar la vía luego de dos meses. Y cuando iban seis horas de ese corte se produjeron los incidentes en Constitución. Los últimos días circularon versiones sobre una posible excarcelación de los detenidos por el crimen de Ferreyra, que seguirían procesados. Lo decidirá la semana que viene la Sala I de la Cámara del Crimen, cuyos antecedentes son excarcelatorios, como en el caso del gerenciador del boliche Cromañón, Omar Chabán.(Fuente: Clarín)