domingo, 19 de diciembre de 2010

INFRAESTRUCTURA PARA LA REGIÓN CENTRO

Eje de integración del Mercosur, la región cuenta con una importante infraestructura portuaria, ferroviaria y vial. Pero requiere de la consolidación de una nueva conexión entre las ciudades de Santa Fe y Paraná en el marco del Nodo Logístico que las mismas integran.

Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe*

En la provincia de Santa Fe se localizan cuatro estaciones fluviales públicas administradas por Entes Públicos No Estatales: Puerto Reconquista, Puerto Santa Fe, Puerto Rosario y Puerto Villa Constitución.

Sin embargo, el complejo portuario más importante de la provincia de Santa Fe, está constituido por las terminales privadas que operan con cargas a granel principalmente para embarques de productos agrícolas, aceites y subproductos (aunque también existen terminales para minerales, productos químicos y petroquímicos y los denominados puertos industriales integrados a plantas siderúrgicas). En la franja comprendida entre Puerto Gral. San Martín y General Lagos -de poco más de 50 kilómetros-, hay más de 20 puertos privados por donde se embarca casi el 80% del total de granos, aceites y subproductos que exporta el país.

El Puerto de Santa Fe, es considerado aguas arriba, como el último puerto de ultramar apto para operaciones con buques oceánicos. Fue proyectado hace más de 100 años bajo la concepción de que las infraestructuras portuarias debían estar localizadas en las proximidades de los centros urbanos; de allí que el acceso de las embarcaciones se efectiviza a través de un canal artificial desde el cauce principal del río Paraná. Pero la modernización del sistema portuario, el calado que requieren los buques y la necesidad de reducir los costos de transporte, determinaron que el gobierno provincial haya decidido contratar estudios para analizar la viabilidad técnica, legal, económico-financiera y medioambiental de su ampliación sobre la margen principal del río Paraná.



El nuevo Puerto permitirá el acceso de buques de gran calado, operando con una profundidad proyectada entre 28 y 32 pies, con posibilidades de ganar mayores profundidades en el futuro.

Contará además con una amplia disponibilidad de espacios para el desarrollo y expansión de actividades agroindustriales, comerciales y de prestación de servicios logísticos.

En oportunidad de la Tercera Reunión Institucional de la Región Centro, realizada en la ciudad de Colón (Entre Ríos) en octubre de 2005, se ha otorgado el rango de Puerto Regional al Puerto de Santa Fe, donde fue denominado como “nodo de integración geoeconómica”.

La provincia de Entre Ríos dispone actualmente de tres estaciones fluviales principales: a) Puerto Diamante sobre el río Paraná Medio, b) Puerto Ibicuy sobre el río Ibicuy próximo a su confluencia con el Paraná Guazú y c) Puerto Concepción del Uruguay sobre el río Uruguay.

Puerto Diamante mantiene su condición de puerto de embarque de granos, según el calado que dispone la vía navegable troncal y de barcazas con destino a la zona portuaria y complejo oleaginoso del Gran Rosario. Sin embargo, también podría crecer como terminal para fertilizantes y otros productos.

El Puerto de Ibicuy podría tener un desarrollo creciente para la transferencia de granos y productos forestales que bajan por la hidrovía en trenes de barcazas a buques de ultramar, aprovechando el máximo calado que ofrece la vía navegable, compitiendo así con el Puerto de Nueva Palmira en Uruguay.

El Puerto de Concepción del Uruguay posee buena infraestructura e instalaciones, pero está condicionado por la falta de dragado en el río Uruguay y su acceso. En caso de mejorarse su profundidad por encima de los 23 pies, podrían aumentar notablemente los embarques de productos granarios y arroz; y también serían factibles importantes embarques de rollizos de eucalipto y cítricos.

La concreción de las obras de acondicionamiento de la hidrovía Paraná-Paraguay dinamizarían también la actividad de varios puertos fluviales de bajo calado (por ejemplo, el puerto de La Paz).

El transporte ferroviario

A partir de 1991 se inició el proceso de privatización de los ferrocarriles de carga con la puesta en marcha de Ferroexpreso Pampeano S.A. - Fepsa (ex Rosario- Puerto Belgrano); Ferrosur Roca (ex Roca); Nuevo Central Argentino - NCA (ex Mitre); Buenos Aires al Pacífico - BAP (ex San Martín) y Ferrocarril Mesopotámico (ex Urquiza).

En cuanto a los volúmenes transportados por ferrocarril, cabe remarcar que, si bien hubo un crecimiento importante desde la concesión de los servicios, los niveles de carga aún resultan inferiores a los esperados, como consecuencia, entre otras, de una limitada capacidad de transporte y del incumplimiento parcial por parte de las concesionarias de las inversiones comprometidas.

La problemática del transporte de cargas por ferrocarril, plantea importantes desafíos a superar para alcanzar un proceso de inversiones sostenidas en el tiempo, debido a que las redes ferroviarias originariamente fueron diseñadas para la comunicación entre centros de producción del interior y puertos de embarque. La interconexión de localidades del interior ha tenido muy baja prioridad, lo mismo que el tendido de redes internacionales.

La infraestructura vial

El sistema vial regional se complementa con el sistema de puertos y vías navegables y el sistema ferroviario, con el fin de obtener como resultado un sistema multimodal de transporte eficiente para posibilitar un mayor flujo económico y social entre las tres provincias y con los países vecinos.

En ese sistema adquieren significativa importancia las autopistas o autovías. En la actualidad se cuenta con las autopistas Rosario-Buenos Aires y Rosario-Santa Fe; y en vías de ejecución la autopista Rosario-Córdoba y la autopista mesopotámica sobre la Ruta Nacional Nº 14. Por otra parte, se encuentra en proceso de ejecución la autovía San Francisco (Córdoba) - Santa Fe y el acondicionamiento de la conexión entre Santa Fe y Paraná a través de la Ruta Nacional Nº 168.

Además la obra denominada puente Reconquista-Goya está planificada como una vinculación vial de 41,3 kilómetros de extensión en total, con 4,8 kilómetros de puentes carreteros y un viaducto sobre el cauce principal del río Paraná de 2,78 kilómetros. La interconexión permitirá el intercambio de dos regiones argentinas de gran potencial económico y demográfico como Corrientes y Santa Fe, aunque mejorará la comunicación con zonas de Entre Ríos, Santiago del Estero, Chaco, Formosa y demás provincias de la región. Resulta necesario señalar que el diseño de la obra mencionada debe contemplar adecuadamente que no se entorpezca el tránsito fluvial en esa zona.

El desarrollo del sistema proyectado estará integrado a una trama reticular existente de rutas y caminos que tiene como horizonte básico, el ordenamiento y el desarrollo territorial de la región por un lado, como asimismo de las microrregiones y la red de ciudades que integran las tres provincias.

Finalmente, existe la necesidad de efectuar en la Región Centro un relevamiento de la situación de transitabilidad de los caminos rurales (red terciaria) de las tres provincias, con el fin de determinar las áreas más críticas que demandan intervenciones gubernamentales.

* Director: CPN Fabio Arredondo. Coordinadora: Lic. María Lucrecia D’Jorge. Investigadores: Lic. Pedro P. Cohan y Sra. Carolina E. Sagua.
(Fuente: ElLitoral.com)