viernes, 17 de diciembre de 2010

SUBTE: EL PLENARIO DE DELEGADOS VOTÓ POR UNANIMIDAD CONTRA LA NUEVA MANIOBRA DE TOMADA

Como advertimos desde el primer día, la firma de la simple inscripción por parte de Tomada, el pasado 26 de noviembre, vino de la mano de una nueva maniobra a favor de la UTA y contra nuestra organización.

La inscripción, afirma, será “conforme lo establecido por el inciso ´C´ del art. 10 de la Ley 23.551”, encuadrándonos como sindicato de empresa y no como sindicato de actividad tal cual lo requerimos los delegados y trabajadores del subte (otro artículo de esta ley establece que solo podrá otorgarse personería a un sindicato de empresa, cuando no obrare en la zona de actuación y en la actividad una asociación sindical de primer grado o unión). Esto quiere decir que mientras exista la UTA, nuestro sindicato no podría conseguir la personería gremial como legítimos representantes de los compañeros.


Señor Claudio Dellecarbonara

En el plenario del 10/12 los delegados votamos por unanimidad rechazar esta avivada del Ministerio y el gobierno y presentar la apelación inmediata. Por eso esta medida tiene que ser acompañada de asambleas en las líneas para vota un plan de lucha. Sabemos que no es con argumentos como vamos a obtener lo que nos corresponde.

En el mismo plenario, comenzó la discusión sobre la normalización del sindicato. Aunque la resolución fue primero frenar la maniobra del ministerio y después organizar la elección, algunos compañeros adelantaron que lo mejor es “ajustarse a derecho” y organizar las elecciones con el estatuto presentado al sólo efecto de facilitar la aprobación del mismo por parte de Tomada (un modelo de estatuto tipo CGT, con expulsiones sumarias, sin representación proporcional de las minorías, entre otras cosas, que obviamente no podemos mantener como sindicato democrático) para no poner en riesgo la inscripción gremial que tanto nos costó. A esta posición que no tuvo apoyo en el plenario respondimos que nosotros fuimos los campeones de “ajustar a derecho” lo que más le convenía a los trabajadores, desde el masivo plebiscito donde decidimos poner en pie nuestra organización hasta la elección de 87 delegados por turno y sector, entre otras cosas.

Los que no se “ajustan a derecho” son los funcionarios de este gobierno que hicieron esta acta a la medida del patotero Fernández de la UTA, asesinos de los compañeros de Soldati.

Necesitamos votar un estatuto opuesto al de la UTA, que contemple la proporcionalidad, donde el cuerpo de delegados no sea un órgano consultivo sino que cuente con plenos poderes como fue nuestra tradición. Por la revocabilidad de los mandatos y dirigentes que trabajen, entre otros puntos. Por eso, nuestra propuesta fue aprovechar el tiempo de la apelación para modificar por lo menos los puntos centrales del estatuto mediante asambleas y una vez resuelto el recurso convocar a elecciones en base a nuevo estatuto.

Además, se consensuó anunciar el estado de alerta y movilización por la falta de respuesta a nuestros reclamos de aumento del viático, el incremento de antigüedad y el ajuste correspondiente por errores en la liquidación de los haberes.(Fuente y foto. Claudio Dellecarbonara PTS)