martes, 29 de septiembre de 2015

¿Por qué se depende del transporte automotor, cuando hay toda una red ferroviaria mal mantenida e inutilizada?

Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria

Me dirijo a usted con el fin de informarle que esta nota que adjunto (http://www.lacalle.com.ar/noticia/77506091-el-buque-gladiator-ya-esta-en-el-puerto#.Vgln9MV5PbY), resume lo que yo llamo enanismo mental de nuestros políticos y dirigentes en general.

Cuesta creer, aunque esto sea sólo una manera de expresarlo, que hoy ya de nuestros políticos se puede esperar cualquier cosa, que no esté habilitado el tramo desde la estación Concepción del Uruguay hasta el puerto de la misma ciudad, donde llegan a cargar buques de ultramar de los cuales llegan varios por año.


El ramal Concepción del Uruguay – Paraná sólo está operativo para el trencito semanal de pasajeros que viaja a paso de hombre desde hace varios años, ya que nunca se puso un peso en la infraestructura de vía. A muy poca distancia de C. del Uruguay se encuentra la estación Caseros desde donde se abre el ramal hacia San Salvador, casualmente la Capital Nacional del Arroz, sin palabras.

También unas estaciones más adelante se llega hasta Basabilvaso (nudo central ferroviario de la Provincia Entre Ríos), desde donde nace el ramal hasta Villaguay Central.

Demás está decir que los tres ramales mencionados, recorren toda la zona de la provincia donde, entre otras actividades, una de la principal es la siembra, cosecha y empaque de arroz.

Y la nota adjunta del diario, menciona que se está a la espera que se liberen los camiones para poder cargar cereal y llevarlo hasta el puerto, por la sencilla razón de la falta de inversión en los ramales ferrovarios arriba mencionados.

Aprovecho la oportunidad para agradecer al gobernador de la Provincia de Entre Ríos, Sergio Urribarri, por la reactivación de la red ferroviaria en la provincia, tal como lo prometió en innumerables oportunidades y para la cual también recibió, entre otros, $ 240.000.000 para la reactivación del ramal Paraná – Federal (luego continuar hasta Concordia), el cual se encuentra reactivado y por el cual circulan varios servicios (ironía).

Lo que intenta reflejar mi nota, es la dependencia que hoy se tiene de los camiones, cuando al alcance de la mano hay toda una red ferroviaria mal mantenida e inutilizada.

Es muy triste ver que los ramales que menciono recorren justamente gran parte, sino casi toda la zona donde se cultiva el arroz y donde se encuentran los molinos arroceros, y desde donde la producción luego se cargan los camiones.

Día a día queda más evidenciado que quienes vienen dirigiendo los destinos del país en los últimos años, no están capacitados para llevar adelante la tan ansiada reactivación ferroviaria.

Sin más, aprovecho la oportunidad para saludar a ud. atte.
Martín Parra