miércoles, 16 de septiembre de 2015

Pedido de informes al PEN sobre la rotura de durmientes recientemente colocados en el Ramal "C" del Ferrocarril General Belgrano en el tramo Santa Fe - San Cristóbal

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Se encuentra en la Comisión de Transporte de la Honorable Cámara de Diputados un proyecto de Resolución solicitando un Pedido de informes al PEN sobre la rotura de durmientes recientemente colocados en el Ramal "C" del Ferrocarril General Belgrano en el tramo Santa Fe - San Cristóbal, y otras cuestiones conexas.

Dicho trámite recayó en el Expte. 4970-D-2015 del 11 de Septiembre del corriente año, siendo los firmantes de dicho proyecto de Resolución los Diputados Nacionales Ricardo Adrián Spinozzi (UNIÓN PRO - Santa Fe), Gisela Scaglia (UNIÓN PRO - Santa Fe), Héctor Baldassi (UNIÓN PRO - Córdoba) y Luciano Andrés Laspina (UNIÓN PRO - Santa Fe).


Fundamentos

El presente pedido de informe tiene por objeto dirigirse al Poder Ejecutivo a los fines de solicitarle que, por intermedio de quien corresponda, brinde información sobre la rotura de los durmientes recientemente instalados en el "ramal C" del Belgrano Cargas y Logística S.A. en el tramo Santa Fe-San Cristóbal.

La renovación de dichas vías ha sido ampliamente difundida por el gobierno nacional a través de innumerables declaraciones, propagandas durante eventos deportivos y cartelería en la que se fue postergando un sinfín de veces la fecha de culminación de la obra pasando esta de mediados de 2013 a concluirse en los primeros meses del 2015.

Ahora, a pocos meses de la inauguración de estas obras que impactarán en las pequeñas y grandes economías regionales y particularmente en la vida de los habitantes de las localidades por donde transita, generando mayor producción y crecimiento de la economía de la región, vemos que estas ya presentan fallas estructurales básicas que se podrían haber evitado con el correspondiente control de calidad. Lo realmente alarmante de esta situación es la cantidad de contratos que posee la empresa DHASA, proveedora de los durmientes defectuosos del mencionado tramo del Belgrano Cargas.

Según se ha informado, esta misma falla se puede llegar a dar en un lote de hasta 50.000 durmientes, que se habrían instalado en diversos tramos de los distintos ramales de ferrocarriles que se encuentran en la etapa de renovación de sus vías, entre los que ya se han detectado 7.000 en el tramo Constitución-Mar del Plata.

Por otro lado, es más que cuestionable la tarea realizada por la compañía estatal ADIF (Administración de Infraestructuras Ferroviarias), que conduce Ariel Franetovich. Esta empresa -que fue la encargada de adjudicar los trabajos y las compras de los durmientes- no controló como correspondía la calidad de los materiales que se utilizaron en las obras.