Mostrando entradas con la etiqueta FEMESA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta FEMESA. Mostrar todas las entradas

viernes, 26 de octubre de 2018

Rafaela, una potencia ferroviaria

Historia Ferroviaria

La red ferroviaria argentina, fue una de las más extensas de Latinoamérica. Por su parte, ferrocarril Rafaela fue un punto importante de la red contando con tres líneas, los ferrocarriles Central Córdoba (FCCC), Provincial de Santa Fe (FCPSF, 1885) y Buenos Aires a Rosario (FCByR, 1887).

más grandes del mundo y sigue siendo la más extensa de Latinoamérica. Llegó a tener cerca de 47.000 kms de rieles, pero el levantamiento de vías y el énfasis puesto en el transporte automotor fueron reduciéndola progresivamente.

El desarrollo de la red fue fomentado en un primer momento por capitales argentinos, sumándose al poco tiempo británicos y franceses en forma preponderante. Se relaciona su expansión en gran medida con el modelo económico agroexportador basado en la producción agrícola y ganadera de la región pampeana, es allí donde se concentra la mayor cantidad de tendido férreo.


Sigue un esquema radial donde las líneas principales confluyen en la Ciudad de Buenos Aires. Posee cuatro trochas distintas y conexiones con Paraguay, Bolivia, Chile, Brasil y Uruguay. El Estado tuvo también una importante participación en la expansión de la red ferroviaria mediante los llamados ferrocarriles de fomento, líneas que iban donde no resultaba rentable para las inversiones privadas. Buena parte de lo que posteriormente sería el Ferrocarril General Belgrano, el más extenso de la red, se construyó de este modo a cargo de la empresa Ferrocarriles del Estado.

Privatizaciones

En 1991 Ferrocarriles Argentinos fue virtualmente desarticulada con vistas de una completa concesión de la red ferroviaria, que tomó lugar definitivamente a partir de 1992. Los servicios metropolitanos de pasajeros fueron entregados a una nueva empresa pública, FEMESA, para ser finalmente concesionados a consorcios privados. También se licitaron los servicios de cargas y la responsabilidad sobre los servicios interurbanos de pasajeros fueron transferidos a los gobiernos provinciales, la mayoría de los cuales no continuó los servicios.

Luego de algunos años de estancamiento comenzaron a tomar definitiva forma empresas como la chaqueña SEFECHA, la rionegrina SEFEPA y la bonaerense Ferrobaires. La cancelación masiva de servicios llevó al surgimiento de centenas de pueblos fantasma que previamente vivían del ferrocarril como fuente de trabajo y abastecimiento y medios de comunicación.

Actualmente se está experimentando una lenta reactivación de servicios interurbanos de pasajeros desde la Capital Federal hacia el interior del país, siguiendo siempre el sistema de concesiones a operadores privados, las más recientes de carácter provisorio, ya que se otorgaron sin proceso licitatorio. Es notable la falta de coordinación y conexión que existe entre los distintos servicios, algo que no ocurría cuando el sistema estaba centralizado.

A fines de 2005, el presidente Néstor Kirchner firmó el decreto 1683/05 formalizando algunas promesas, efectuadas desde la asunción de su mandato relativas al sector ferroviario. Entre las medidas dispuestas se encuentran la electrificación de los ferrocarriles Belgrano Norte y Sur —este último en ramal Buenos Aires - González Catán—, San Martín y Roca —en los tramos Constitución - La Plata y Claypole - Berazategui—, así como también la adquisición de numerosas locomotoras y vagones usados, y la renovación de vías y estaciones.

Rafaela: nudo ferroviario

Sabemos que en 1881, Guillermo Lehmann otorgó tierras que estaban bajo su administración a once familias, formándose así la colonia. Las tierras, sobre las que se forma Rafaela, pertenecían a terratenientes porteños que se las otorgaron en administración al empresario alemán. Los primeros habitantes de la colonia fueron mayoritariamente agricultores europeos provenientes de la región del Piamonte, Italia.

Con la reunificación del Estado Nacional y el fin de la guerra civil, se extendieron las vías férreas. Rafaela pronto se convirtió en un nudo ferroviario, permitiendo acelerar el crecimiento de la población. El 14 de julio de 1885 se crea la Comuna y se decreta como ciudad el 26 de enero de 1913 (al alcanzar una población de 8.242 habitantes).

A partir de la Primera Guerra mundial, el comercio de granos decae a nivel mundial. Desde ese momento empieza a darse un incipiente proceso de industrialización. La ciudad se transforma en el centro comercial e industrial de la región, al paso que supera en cantidad de población a las demás colonias más antiguas.

Tres líneas

Ferrocarril Rafaela fue un punto importante de la red de ferrocarriles contando con tres líneas, los ferrocarriles Central Córdoba (FCCC), Provincial de Santa Fe (FCPSF, 1885) y Buenos Aires a Rosario (FCByR, 1887). La estación del FCByR, luego transferida al Ferrocarril Central Argentino y actualmente dentro de la jurisdicción del Ferrocarril General Bartolomé Mitre, es la única operativa a 2009. Las dos primeras, denominadas coloquialmente Central Córdoba y Belgrano, forman parte de la red del Ferrocarril General Belgrano.

Por la estación del Ferrocarril Mitre, concesionada a Nuevo Central Argentino, pasan mayormente trenes de transporte de cargas (minerales y granos). El servicio de pasajeros, a cargo de la empresa Ferrocentral, une la estación de Retiro con San Miguel de Tucumán.

Las líneas Central Córdoba y Belgrano hoy se encuentran clausuradas por el cierre de ferrocarriles de 1992 durante la presidencia de Carlos Menem, aunque existe un proyecto para la reapertura del ferrocarril Belgrano, que eventualmente volvería a Rafaela.

En 1888 se estableció el llamado Tranvía a Vapor de Rafaela, un servicio que conectaba a la ciudad con otras colonias hasta la localidad de Vila al oeste.DiarioCastellano.com

martes, 30 de mayo de 2017

Macri quiere jubilar a 10 mil trabajadores ferroviarios

Gremiales

La actual oferta de retiros voluntarios a los ferroviarios de 60 años o más que realizó la actual administración macrista, hace recordar a los trabajadores más antiguos el proceso que inició la ex Ferrocarriles Metropolitanos Sociedad Anónima (Femesa), antes de la privatización de los ’90. 

Así, la brutal reducción de puestos de trabajo en la administración pública nacional que el macrismo produjo con los despidos masivos desde su asunción, se extiende a las empresas que tiene bajo su órbita el Estado. Con este recurso, el gobierno pretende desprenderse de más de 10 mil trabajadores antes de mediados del próximo año: 2 mil sólo en Sofse (Línea Roca); 500 en la Línea Belgrano Norte y otro tanto en el Sarmiento, el Mitre, el Urquiza, el Belgrano Sur, el San Martín, etc. 


La oferta del retiro anticipado, ofrece la continuidad del pago del 80% del salario y de 4 a 8 meses de sueldo como incentivo, pero está lleno de zonas oscuras. El sueldo ya no lo pagaría la Administradora de Recursos Humanos Ferroviarios, sino el Anses. No se sabe con qué ingreso se llegaría a la jubilación futura y a nadie se le quiere mostrar el convenio que debería suscribir. Por esa razón son pocos los trabajadores que resultan atraídos con la oferta.

En el caso de Femesa, después de la primera siguió una segunda oferta, después otra y, finalmente, el despido compulsivo para llegar al objetivo de reducción planificado.

En la empresa provincial Ferrobaires, se están realizando despidos de trabajadores efectivos en Plaza Constitución y en los talleres de Remedios de Escalada. Muchos compañeros han quedado en la calle en todos los ferrocarriles por las disposiciones que impuso el ex ministro K, Florencio Randazzo, por las cuales se interpreta a las enfermedades laborales y a las adicciones como faltas disciplinarias justificadoras del despido.

El ajuste abarca también el cierre de los tramos que alcanzan a más de cien pueblos que se han quedado sin servicio ferroviario desde la asunción del actual presidente. Es el caso de los ramales que van a Tandil, 25 de Mayo, Chascomús, Bragado, Junín y Alberdi, a Bahía Blanca (vía Pringles) y a La Pampa.

El gobierno pretende municipalizar el Tren del Valle, que une Cipolletti y la capital neuquina (que iba a extenderse a Plottier y General Roca), pero las arcas municipales no están en condiciones de asumirlo. También se pretende provincializar los trenes que circulan por Chaco, que en 2010 habían pasado al Estado nacional.

En el plan original del macrismo está incluido el cierre liso y llano del Tren de la Costa con sus 150 trabajadores.

Con las actuales conducciones gremiales ferroviarias es imposible enfrentar este ajuste. Si el gremio La Fraternidad sólo atina a firmar petitorios y agitar una banderita y la Unión Ferroviaria yace muda es porque ambos gremios fueron cómplices del vaciamiento y se han integrado a la actual gestión.

El frente único del activismo que hemos constituido en la Línea Belgrano Norte es el camino a seguir para echar a la burocracia y recuperar nuestros sindicatos para la lucha. Vamos a poner todas nuestras energías en esta tarea.Fuente: Agrupación Lealtad Ferroviaria (Lista Verde - Línea Sarmiento - Unión Ferroviaria)

miércoles, 29 de marzo de 2017

APDFA: Homenaje por su trayectoria gremial por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Gremiales

Redacción Crónica Ferroviaria
  
La Asociación del Personal de Dirección de los Ferrocarriles Argentinos informa que en fecha 22 de Marzo de 2017 en el plenario de Delegados, se realizó un homenaje a la señora Olga Funes, teniendo en cuenta su compromiso y trayectoria gremial. Dicha Circular General expresa lo siguiente:

La compañera se afilió a APDFA en el año 1972. Es apoderada de una de las listas que se presentaban a elecciones y participa de asambleas, debatiendo en las mismas propuestas de Políticas de Estado, definiendo al Ferrocarril como un sistema multipropósito con ejes estructurales en la economía, la sociedad, la cultura y la defensa nacional. 


Con el Golpe de Estado recibe la comunicación de su cesantía.  Posteriormente por decisión del Congreso Nacional de Delegados de ingresar a los cesanteados de la dictadura, en caso de producirse vacantes, es contratada en APDFA, en momentos en que la Asociación ponía en marcha el Centro de Investigaciones Ferroviarias y del Transporte, herramienta de formación y divulgación de la problemática ferroviaria. Es co-fundadora de la Mesa Nacional de Trabajadores Ferroviarios Cesantes de la Dictadura Militar junto a otros compañeros de gremios afines, a los fines de lograr la reincorporación en el marco de la defensa irrestricta del patrimonio ferroviario. Se redacta un proyecto de ley propiciando la reincorporación de los compañeros avalado por la C.G.T., con la firma de todos los Secretarios Generales de los Gremios de las Empresas del Estado.  

En 1987 reingresa al ferrocarril, siendo fundadora de la Lista Gris de la Seccional Organismo Central. En 1990 participa de la estrategia de resistencia a la entrega de las Empresas del Estado, enfrentando junto a sus compañeros la consigna gubernamental “Ramal que para Ramal que cierra”. Fue notificada nuevamente de su cesantía en Ferrocarriles. Posteriormente el poder de Fundada el 5 de Abril de 1957 Personería Gremial Nº 364 movilización revierte la situación de numerosos compañeros. En el año 2001 sostiene junto a los compañeros del Área Metropolitana un movimiento de resistencia por la decisión del Gobierno de la Alianza de liquidar definitivamente Fe.Me.S.A. y Ferrocarriles Argentinos. En esta etapa volvieron a despedir a muchos compañeros. En 2012 edita su libro “Caminos de Hierro”, en el cual relata la historia ferroviaria desde sus orígenes.  

Todo esto es sólo solo un resumen de su basta participación gremial, por lo que sentimos un gran placer reconocerle todo lo que ha dejado y sigue dejando en su lucha sindical.    

jueves, 22 de septiembre de 2016

Macri quiere jubilar a 10 mil trabajadores ferroviarios

Actualidad

La actual oferta de retiros voluntarios a los ferroviarios de 60 años o más que realizó la actual administración macrista, hace recordar a los trabajadores más antiguos el proceso que inició la ex Ferrocarriles Metropolitanos Sociedad Anónima (Femesa), antes de la privatización de los ’90.

Así, la brutal reducción de puestos de trabajo en la administración pública nacional que el macrismo produjo con los despidos masivos desde su asunción, se extiende a las empresas que tiene bajo su órbita el Estado.

Con este recurso, el gobierno pretende desprenderse de más de 10 mil trabajadores antes de mediados del próximo año: 2 mil sólo en Sofse Línea Roca; 500 en el Belgrano Norte y otro tanto en el Sarmiento, el Mitre, el Urquiza, el Belgrano Sur, el San Martín y las demás líneas.


La oferta del retiro anticipado ofrece la continuidad del pago del 80 por ciento del salario y de 4 a 8 meses de sueldo como incentivo, pero está lleno de zonas oscuras. El sueldo ya no lo pagaría la Administradora de Recursos Humanos Ferroviarios sino el Anses. No se sabe con qué ingreso se llegaría a la jubilación futura y a nadie se le quiere mostrar el convenio que debería suscribir. Por esa razón son pocos los trabajadores que resultan atraídos con la oferta.

En el caso de Femesa, después de la primera siguió una segunda oferta, después otra y, finalmente, el despido compulsivo para llegar al objetivo de reducción planificado.

En Ferrobaires, se están realizando despidos de trabajadores efectivos en Plaza Constitución y en los talleres de Remedios de Escalada. Muchos compañeros han quedado en la calle en todos los ferrocarriles por los disposiciones que impuso el ex ministro K, Florencio Randazzo, por las cuales se interpreta a las enfermedades laborales y a las adicciones como faltas disciplinarias justificadoras del despido.

El ajuste abarca también el cierre de los tramos que alcanzan a más de cien pueblos que se han quedado sin servicio ferroviario desde la asunción del actual presidente. Es el caso de los ramales que van a Tandil, 25 de Mayo, Chascomús, Bragado, Junín y Alberdi, a Bahía Blanca vía Pringles y a La Pampa.

El gobierno pretende municipalizar el Tren del Valle, que une Cipolletti y la capital neuquina –e iba a extenderse a Plottier y General Roca–, pero las arcas municipales no están en condiciones de asumirlo. También se pretende provincializar los trenes que circulan por Chaco, que en 2010 habían pasado al Estado nacional.

En el plan original del macrismo está incluido el cierre liso y llano del Tren de la Costa con sus 150 trabajadores.

Con las actuales conducciones gremiales ferroviarias es imposible enfrentar este ajuste. Si La Fraternidad sólo atina a firmar petitorios y agitar una banderita y la Unión Ferroviaria yace muda es porque ambos gremios fueron cómplices del vaciamiento y se han integrado a la actual gestión.

El frente único del activismo que hemos constituido en el Belgrano Norte es el camino a seguir para echar a la burocracia y recuperar nuestros sindicatos para la lucha. Vamos a poner todas nuestras energías en esta tarea.ConcordiaDirecto.com

viernes, 31 de julio de 2015

APDFA: Ing. José A. Silva: "Tenemos serias dudas, ante el silencio y falta de claridad de ciertos candidatos, qué es lo que se quiere hacer con la actividad ferroviaria; somos concientes que hay idiologías políticas que quieren al Estado como mero espectador"

Entrevista

Redacción Crónica Ferroviaria

A principios de esta semana Crónica Ferroviaria fue invitada a un evento que se desarrolló en la sede central del gremio APDFA (Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles Argentinos) ubicada en el barrio porteño de Almagro, teniendo oportunidad de charlar con su Secretario General, Ing. José Adrián Silva, quien cumple mandato desde el 10 de Diciembre de 2013 hasta el 10 de Diciembre de 2016 al frente de dicho sindicato, y que muy gentilmente se prestó a la siguiente entrevista.

C.F.: En primera instancia queremos, para conocimiento de nuestros lectores, que nos haga un reconto breve desde cuándo se encuentra usted militando en el gremio APDFA

José A. Silva: Desde el año 1989 que estoy en la dirigencia de APDFA, ya que entre ese año y 1992 fuí Secretario General de la seccional Tucumán, tocándome vivir los tristes años de las privatizaciones en la década del 90.

Desde esos años hasta acá fui ocupando distintos cargos en el gremio como delegado, como miembro de Comisión Directiva y ahora como Secretario General.


C.F.: ¿Cuál es el estado en que se encuentra hoy el gremio y que proyectos tienen para el futuro?

José A. Silva: APDFA en estos momentos está tratando de  recuperar la representación que fue perdiendo a lo largo de los años, producto de las políticas ferroviarias impuestas en la década del 90 con relación a las concesiones privadas.

Hay que tener en cuenta que al personal jerárquico de los ferrocarriles se les prohibía afiliarse al gremio después del proceso de privatizaciones; de hecho que para ser transferido de Ferrocarriles Argentinos o FEMESA a las empresas privadas, les pedían la renuncia al gremio.

Después de un período muy largo, practicamente de proscripción, solamente nos quedamos con la representación de lo que quedaba del Estado de ferrocarriles y de puertos.

Recién después del año 2001, y principalmente después del año 2003, empezó a producirse la llegada de afiliados. Estos últimos dos años fue donde más crecimos y poco a poco fuimos recuperándonos.

C.F.: ¿Qué opinión tiene sobre la política ferroviaria implantada por el gobierno nacional?. ¿Está de acuerdo o no?

José A. Silva: Nosotros vemos un cambio positivo muy importante. Todo proceso o plan es prefectible. Observamos que quedan muchos temas pendientes, pero creemos que hay decisiones importantes que se han tomado, como la creación de la empresa Belgrano Cargas y Logística que hoy ya tiene tres líneas a su cargo (Belgrano, San Martín y Urquiza), como la SOFSE que opera los trenes de pasajeros tanto urbana como interurbana, y por último la ADIFSE que tiene a su cargo todo lo que se refiere con la infraestructura ferroviaria, estas son cuestiones fundamentales que nosotros aplaudimos.

Nosotros en el año 1999 presentamos un proyecto de creación de una empresa ferroviaria con unas características, no iguales,  pero similares a las de hoy.

Creemos que faltan cosas, como la pata tecnológica para empezar a producir material ferroviario en el país, creo que esto es una deuda pendiente, pero creemos que los pasos que se han dado son positivos, y de hecho los hemos apoyado, sobre todo lo realizado por el ministro Randazzo hasta acá.

C.F.: Ya que usted cita al ministro Randazzo. Debido a lo que es de dominio público sobre su renuncia a la candidatura a Presidente de la Nación, ¿hoy cómo ve su accionar frente al ministerio del Interior y Transporte de la Nación, lo observa con las mismas fuerzas de antes...?.

José A. Silva: Nosotros como parte de nuestra actividad tenemos contactos permanentes con los funcionarios del área de transporte, y obviamente notamos la decepción. Le digo  que como ferroviarios también nos decepcionamos un poco ante la situación que se vive de no poder contar con Randazzo como candidato, pero notamos que los funcionarios del área del ministro han tomado esto como una situación esperada, aunque no grata, pero por lo menos lo que nos manifiestan en las diferentes reuniones que tenemos es que van a seguir trabajando hasta el último día, y que si se da la posibilidad de continuar, lo harían.

C.F.: Como todos sabemos en el mes de Octubre próximo son las elecciones para elegir Presidente de la Nación y el gremio APDFA tiene su orientación política. Mi pregunta es: En caso que el actual gobierno pierda las elecciones y gane uno de idiología distinta, ¿cómo prevén ustedes que ese partido o coalición triunfante llevará la política ferroviaria del país.? . Le aclaro que todavía ninguno dijo nada sobre ferrocarriles.

José A. Silva: Nosotros si algo fuimos insistiendo permanentemente, es por lo menos, el proceso de expansión de la actividad ferroviaria, y que me olvidaba decirle que debe agregarse la interconexión con los puertos en un sistema integrado, que esto no debería detenerse, tendría que ser tomado como política de Estado.

Tenemos serias dudas, ante el silencio y falta de claridad de ciertos candidatos, qué es lo que se quiere hacer con la actividad ferroviaria; somos concientes que hay idiologías políticas que quieren al Estado como mero espectador.

La actividad portuaria y ferroviaria no son actividades que se puedan manejar por el mercado, necesitan un fuerte impulso y presencia del Estado. Así que nosotros a los candidatos que esquivan el tema nos preocupa, porque se han dado pasos muy importantes que sería una pena que se vuelva a la década nefasta.

C.F.: Por último, ¿qué mensaje le deja a los afiliados de APDFA?

José A. Silva: Trasmitimos permanentemente a los compañeros que tenemos que hacer todo el esfuerzo de lograr que desde el Estado tengamos una gestión eficiente y que pueda ser mostrada ante la sociedad como exitosa.

Si esto no pasa, quienes están agazapados para tratar que la historia vuelva a repetirse y mostrar al Estado como ineficiente, la rueda vuelve a girar para atrás y esto no lo vamos a tolerar.

Creo que nosotros tenemos un papel fundamental como trabajadores, por lo tanto el mensaje que les dejo a mis compañeros ferroviarios, y especialmente a los de APDFA, es que debemos velar y ser garantes de la política ferroviaria impuesta por el Estado hoy, para que en un futuro no retroceda, por ello deberemos mostrar (como dije más arriba) una gestión eficiente. 

sábado, 22 de noviembre de 2014

Propuesta de Pasos a Nivel

Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria:

Los pasajeros de la Línea Sarmiento hemos sido maltratados durante años por la falta de inversión y/o acciones oportunistas con anuncios que sólo prometían y se cumplían a medias, o no se cumplían nunca (el tema del Soterramiento es un tema que no debería desconocer nadie por la cantidad de dinero invertido desde el bolsillo de todos y nunca utilizado).


Mi analogía con los pasajeros del Sarmiento es con la del sapo en la olla de agua, que se va calentando de a poco, y por eso el sapo no salta y termina muriendo. Algunos hemos decidido organizarnos en una agrupación sin banderas partidarias ni gremiales, siendo todos los que participamos, usuarios del Sarmiento, y ninguno es ferroviario.

Personalmente utilizo el Servicio de Once-Moreno desde antes de FEMESA.

Hemos logrado que SOFSE nos escuche y, no sólo controlamos, ubicando y enviando fotos y videos, sino que, ademas, desde nuestra óptica de pasajeros consuetudinarios de esta línea, hemos enviado diferentes relevamientos y propuestas.

En el día de hoy quiero compartir con Ud. nuestra propuesta para evitar accidentes como el ocurrido el 13/06/2011 en Flores, y tantos otros que no se dieron a conocer por los medios de comunicación.

Espero que por este medio puedan ver que esta agrupación, Usuarios Organizados del Sarmiento, sólo pretende un Servicio Público, Seguro y Digno.

Desde ya, muchas gracias. Atte.
Usuarios Organizados Del Sarmiento

Para ver Propuesta de Cruces de Vías a Nivel hacer click en el siguiente link