miércoles, 22 de junio de 2016

Ante todo lo social

Nota de Opinión

Por: Carlos Alberto Salgado


Ya hace meses que esta noticia dio la vuelta al mundo. El primer día que tuve la oportunidad de verla por televisión (casualmente no fue por ningún canal argentino), mi sorpresa y envidia fue tal que ahí entendí por qué nos encontramos a años luz, como país, de aquellos denominados del "primer mundo".

El título de la noticia decía: "La estación fantasma de Japón que permanece abierta sólo para un pasajero". Después la nota discurre informando que "durante años, sólo ha habido un pasajero esperando en la estación de Kami-Shirataki, en la isla de Hokkaido, Japón: una estudiante de secundaria en su camino a clase. El tren para allí sólo dos veces al día, para recogerla y para que vuelva a casa".


"Suena como de película, pero según la agencia CCTV News es una decisión que el Grupo Japan Railways (empresa que opera los ferrocarriles en Japón) tomó hace tres años".

"En aquel momento el servicio en Kami-Shirataki había bajado dramáticamente por su remota localización. Japan Railways estaba preparando el cierre, hasta que se enteraron de que seguía habiendo un usuario. Así que decidieron mantenerla abierta hasta que la joven se graduara. La compañía incluso ajustó el horario del tren al de la estudiante. Está previsto que la chica acabe sus estudios en marzo y entonces la estación se cerrará", concluye esta pequeña pero gran noticia.

Qué ejemplo de sentir lo social en todo el estamento de un país. Enseguida vino a mi mente los problemas que están pasando, como uno de los tantos casos que podemos citar, del tren de pasajeros que unía Basavilbaso - Villaguay (SOFSE) en la Provincia de Entre Ríos y que era usado principalmente por alumnos y profesores de escuelas que concurren a instituciones educativas de ambas ciudades entrerrianas como de las estaciones intermedias donde realizaba parada dicha formación ferroviaria.

Hoy el servicio de ese fundamental tren que transporta generalmente pasajeros, donde la educación es lo primordial, se encuentra suspendido hace tres meses por falta de material rodante, ¿o de vergüenza?.