martes, 26 de agosto de 2014

Sbase: Una fauna fantástica en la estación Federico Lacroze de la Línea "B" de Subte

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

La empresa SBASE informa que en el marco del Plan de Gestión Cultural y Patrimonial, representantes del street art se sumaron a la puesta en valor de la Línea "B".

La estación Federico Lacroze de la Línea B se llenó de colores intensos y luminosos con los trabajos de Animalito Land, Ice, Luxor y Oz Montania. Las obras comparten tonalidades y los dibujos de los artistas interactúan para conformar un mural integral en las paredes del andén.




Insectos con expresiones amigables, gatos silvestres, aves gigantes y niños que deambulan entre toda esa fauna salvaje forman parte de las intervenciones en la estación Federico Lacroze.

Animalito Land diseñó, especialmente para la Línea B, unas criaturas fantásticas que tienen la mirada dulce con la que sus personajes recibieron reconocimiento internacional.

El artista Oz Montania recorre el mundo con sus murales en los que tiende a reinterpretar a la sociedad a través de animales con trazos característicos, utilizando texturas sumamente detallistas.

Una iguana gigante realizada por el muralista Ice parece sobresalir de las paredes del andén. Es un trabajo con varias capas de pintura que sorprende por su estilo realista.

Desde La Plata, donde ha realizado infinidad de intervenciones, Luxor plasmó en la estación Federico Lacroze la particular belleza que caracteriza a sus pájaras. Asimismo, el platense realizó un escarabajo amarillo y naranja que camina entre una flora de colores saturados.

En el andén hacia Leandro N. Alem, actualmente, se encuentran trabajando los artistas: El Marian, Jiant, Malegria y Primo.

El arte urbano es un movimiento global, en pleno crecimiento, que está revolucionando la manera de hacer y concebir la pintura. La agrupación Buenos Aires Street Art convocó a cuatro artistas del género para que plasmen este estilo en la estación.


Esta disciplina recupera espacios públicos, contribuye a acrecentar el patrimonio cultural de la Ciudad, convierte las estaciones en paseos turísticos y le acerca un estilo emergente a los usuarios.