martes, 25 de marzo de 2014

El Movimiento Vecinal Quilmes expresa malestar por potencial peligro de instalar una subestación transformadora eléctrica en Quilmes por electrificación Ramal Plaza Constitución - La Plata

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

El Movimiento Vecinal Quilmes (M.V.Q) informa que se hizo presente el día Viernes 21 de marzo de 2014, en una charla informativa organizada por la Municipalidad de Quilmes y el Ministerio del Interior y Transporte.

La misma estuvo orientada a informar sobre la construcción de una subestación transformadora eléctrica, en plena zona urbana de Quilmes para alimentar la electrificación del ferrocarril. Según el M.V.Q. "Es importante resaltar, que la subestación tendrá un volumen de transformación muy elevado, ya que según reconocieron los propios funcionarios gubernamentales serviría también para alimentar uno de los ramales de Temperley que actualmente funciona con diésel".

Asimismo expresa que "sólo fueron convocados vecinos de la zona lindera a las vías, a través de panfletos distribuidos por debajo de las puertas de sus domicilios, lo cual demuestra la precariedad de la compaña informativa. De hecho, ni siquiera fue citado el Ente Nacional de Regulación de la Electricidad (ENRE)".


Funcionarios del Ministerio del Interior y Transporte, sostuvieron que el proyecto tiene como objetivo la construcción de una subestación transformadora de energía y la renovación y elevación de los andenes para electrificar el ramal de tren. Además se presentó una descripción genérica e insuficiente de las instalaciones de la subestación, y hubo una exposición sanitarista y ambientalista en la que se banalizaron las posibles consecuencias negativas asociadas a su funcionamiento.

La ubicación de la subestación transformadora fue proyectada en el predio que corresponde a la antigua estación de cargas y maniobras de Quilmes. El terreno se encuentra en el sector oeste de la ciudad, entre las vías del Ferrocarril, la calle Guido, Amoedo y Triunvirato. Según el M.V.Q. "Esta es una zona de alta densidad poblacional, y en caso de eventuales efectos nocivos para la salud entendemos que miles de vecinos se verían afectados".

Continúa expresando la gente del Movimiento Vecinal Quilmes que "los panelistas negaron toda posibilidad de afectación a la salud. Es menester subrayar que cuando comenzaron los vecinos con objeciones y preguntas punzantes la reunión fue levantada de forma intempestiva por parte de los funcionarios".

"A pesar de lo expuesto por los conferencistas, existen numerosos artículos periodísticos que indican que en las zonas linderas a otras subestaciones se multiplican los casos de cáncer con una incidencia muy superior a la media zonal. Un ejemplo de lo antedicho es la subestación denominada Sobral, ubicada en Ezpeleta con una envergadura mucho menor a la proyectada para Quilmes. En 500 metros a la redonda a la subestación Sobral, se contabilizan 169 fallecidos debido a la aparición de recurrentes casos de cáncer que se vinculan con los campos electromagnéticos que generan este tipo de subestaciones. Además de las muertes, también se constataron afectaciones respiratorias, trastornos del sueño y diversas patologías asociadas".


"Desde el M.V.Q, nos llama mucho la atención la escasa publicidad dada desde el gobierno municipal a un tema tan trascendente, del cual creemos que como mínimo debió haberse citado a una amplia conferencia de prensa con periodistas y profesionales independientes. A su vez, la campaña publicitaria debió haber tenido como destinatarios a todos los habitantes del partido de Quilmes, dados los posibles efectos nocivos que este proyecto podría llegar a ocasionar a la salud de los vecinos. Es por todas las consideraciones antedichas, que pensamos se deberían considerar las zonas no urbanizadas que atraviesa la traza del ramal ferroviario Roca para la instalación de la subestación y evitar así cualquier potencial efecto indeseable", termina expresando el comunicado del M.V.Q.