miércoles, 29 de mayo de 2013

ACUSAN A MACRI DE DEMORAR OBRAS DE LA LÍNEA "H" DE SUBTE PARA INAUGURARLAS EN CAMPAÑA

ACTUALIDAD

Así lo afirma un informe de la Auditoría General de la Ciudad

Un informe de la Auditoría General de la Ciudad sostiene que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, demoró las obras del subte H para poder inaugurar las estaciones durante la campaña. El titular de Sbase, Juan Pablo Piccardo, consideró “un disparate” la denuncia.

Según el documento, ese tramo de la línea H estaba concluido en un 82% en 2010. “No pudieron justificar técnicamente las causas de su demora”, afirmó el auditor kirchnerista Eduardo Epszteyn, que aseguró que las otras estaciones de la línea también están proyectadas para inaugurarse en años electorales. “Se privilegiaron los tiempos electorales por sobre las necesidades de los usuarios del servicio”, afirmó el auditor.


“Estamos dando otro paso importante en el marco de esa prioridad estratégica que nos hemos fijado como gobierno, que es desarrollar la zona sur e integrarla al resto de la ciudad de Buenos Aires”, aseguró el mandatario porteño y añadió: “Cada nueva estación que inauguramos, cada kilómetro que sumamos a la red de subte y cada obra que hacemos para mejorar el transporte público es un beneficio directo para la gente y para su calidad de vida”, aunque, en rigor, no pudo cumplir la promesa de 10 kilómetros de subte que realizó al comienzo de su primer mandato, allá por 2007.

De acuerdo con Página/12, la licitación de las estaciones de Parque Patricios y Hospitales de la línea H se hizo en octubre de 2005. Se adjudicó a la empresa José Cartellone Construcciones Civiles. Se preveía que la obra debía estar terminada para marzo de 2009. El 30 de abril de 2009, Sbase –la empresa estatal controlada por el gobierno porteño– y el contratista firmaron un acta acuerdo por la que suspendieron los trabajos hasta diciembre de 2009. En el acta convinieron la “disminución del ritmo de los trabajos”, que se estableció en 31 millones de pesos. Lo hicieron con el argumento de problemas presupuestarios.

En una nueva acta de mayo de 2010, una vez que Sbase consiguió un crédito para continuar las obras, acordaron con la contratista que la obra se terminaría en dos años, es decir, en 2012. La Auditoría advierte que con esta segunda ampliación, se retrasaba un 188% el tiempo del plazo original. “Según datos relevados en la Memoria y Estados Contables de Sbase al 31 de diciembre de 2010, el avance de la obra es del 82 por ciento”, indica el informe de la Auditoría. “Se ha podido verificar una inconsistencia entre los valores informados en las Memorias y Estados Contables de Sbase por 2.245.000 pesos”, indica.


Por su parte, el titular de Sbase rechazó las acusaciones de Epszteyn. “Si fuera así, las hubiéramos inaugurado en las elecciones de 2011. No tiene lógica el planteo”, sostuvo Piccardo. “La realidad es que el motivo por el cual se retrasaron las estaciones es que el gobierno nacional no planificó los coches para el servicio. Por eso estaciones que ya estaban terminadas hace un año no se podían inaugurar. Sólo a Epszteyn se le puede ocurrir este disparate”, disparó.ElIntransigente.com