sábado, 27 de noviembre de 2010

LOS NEGOCIOS FERROVIARIOS, DE LA MANO DE LOS SINDICATOS

Facturan contratos de servicios y obras

Hay militancia, hay gremialismo y hay pertenencia al peronismo; pero también, hay negocios.

La Unión Ferroviaria, el sindicato que maneja José Pedraza, es, junto a La Fraternidad, el gremio fuerte del mundo de los trenes argentinos. Hay millones, prebendas, empleo público para amigos, beneficios y hasta la posibilidad de contratos millonarios. Todo esto se esconde detrás de las peleas gremiales, sobre todo desde 2003, cuando el kirchnerismo les devolvió protagonismo a los ferroviarios.

El vértice del poder sindical empieza un escalón por debajo del secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi. El subsecretario del área, Antonio Luna, es un hombre de La Fraternidad. El funcionario fue maquinista de la línea Roca y ahora es uno de los titiriteros de la política ferroviaria argentina.

La Unión Ferroviaria no ocupa el sillón principal del sector, pero maneja a su antojo varias líneas, entre ellas el ramal Roca, el más grande junto con el ramal Sarmiento. Todo lo que allí sucede lo autoriza Juan Carlos Fernández, apodado el "Gallego", virtual número dos de la organización que está detrás de Pedraza. Tanto los ingresos como los despidos, todo es rubricado por el sindicalista.



En el ramal, el gremio tiene alrededor de 3500 empleados, contra 700 de La Fraternidad y 300 de señaleros. Todos los sueldos los paga el Estado con partidas presupuestarias que se dirigen a Belgrano Sociedad Anónima, una sociedad que vivía con respirador artificial hasta que todos los empleados que antes estaban en manos del concesionario Trenes Metropolitanos pasaron a la nómina estatal.

En octubre, se necesitaron $ 41 millones para pagar la nómina de los trabajadores afiliados al sindicato que manejan Pedraza y Fernández; para los sueldos de La Fraternidad hicieron falta casi $ 10 millones y para los señaleros, $ 4 millones.

Los atractivos del Roca

El ramal tiene dos tipos de contratos atractivos. Por un lado, los que se realizan para poner en estado un ramal que en épocas del concesionario había desmejorado mucho. Por el otro, los que tienen que ver con la mantención de la traza. Actualmente, hay 117 contratos, tanto de obras en general como de mantenimiento de estaciones o desmalezamiento y limpieza de la traza.

El monto de este centenar de contratos asciende a 210 millones de pesos. Además, hay siete que tienen que ver con el material rodante y que suman 43 millones de pesos; nueve más para realizar obras eléctricas (10,6 millones de pesos) y otros 10 más para mejorar los sistemas de señales y comunicaciones (123 millones de pesos). Desde que el Estado se hizo cargo del ramal, en julio de 2007, se contrataron obras por 1219 millones de pesos, según datos de la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (Ugofe), la empresa que opera el ramal.

La Cooperativa de Trabajo Unión Mercosur es una de las organizaciones que en los alrededores de Constitución todos sindican como cercana a la Unión Ferroviaria. Tiene al menos dos contratos vigentes para prestar servicios en la línea Roca. Uno de ellos tiene por objeto la limpieza del depósito de material rodante, con una vigencia de julio a diciembre. La Ugofe paga por ese servicio 2,36 millones de pesos, a razón de 394.000 pesos por mes.

El otro contrato es por reparación de vías, tramos Ezeiza, Bosques, Villa Elisa, La Plata, y también tiene un plazo de ejecución semestral. El monto llega a 7,57 millones de pesos, lo que significa un pago mensual de 1,25 millones.

Otro lugar donde la Unión Ferroviaria tiene el principal sillón de mando es el Belgrano Cargas. La presidenta ejecutiva del ramal que atraviesa 13 provincias y que está manejado por un consorcio de emergencia, es Graciela Isabel Coria, contadora que es esposa de José Pedraza.

En la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) y la Operadora Ferroviaria (SOF), dos empresas estatales que manejan obras y licitaciones del sector, también hay representaron del gremio. La SOF, por caso, tiene como presidente a Juan Araya, un hombre que responde al gremialista al que la Justicia llamó a declarar.(Fuente. La Nación)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.