sábado, 27 de noviembre de 2010

DENUNCIAN DESTROZOS Y ROBOS EN EL MUSEO DE V.G. GÁLVEZ

El patrimonio histórico de una ciudad fue dañado; proyectores de cine, un sillón de una dama patricia, mampostería de la casa del gobernador Gálvez, libros antiguos, animales autóctonos embalsamados, una antigua central telefónica desvencijada y una serie de faltantes que hacen a la historia villagalvense son el resultado de lo que la Asociación Amigos del Museo de la Ciudad "Dr. Malatesta" denuncia como una agresión a la historia por parte del ferrocarril Nuevo Central Argentino (NCA), que "limpió" intempestivamente un depósito que ocupaba el museo y que le había sido cedido por Ferrocarriles Argentinos en 1986.



Luis Sánchez, concejal e integrante de la asociación, se mostró indignado por el hecho "Teníamos permiso para dejar estos elementos en un depósito; el lunes llamaron a Amelia, presidenta de la Asociación Amigos del Museo, y le dijeron que iban a traer unas sillas y algunas cosas más por que necesitaban lugar, pero trajeron todo destruido", disparó.

Para el edil, los elementos no sólo están en mal estado; también hay claros faltantes. "Se robaron las ópticas y el motor de los proyectores; los parlantes están vacíos ya que sólo quedaron las carcasas". En esos 10 o 15 objetos rotos hay mucho de la historia de Villa Diego, Pueblo Nuevo y Villa G. Gálvez.

"Es un museo hecho a pulmón", dice Amelia, "Me subió la presión y me agarré una amargura terrible", dice esta mujer de 80 años que se preocupa para que las escuelas y los vecinos encuentren todas las tardes el museo abierto.

"Hicimos una denuncia porque esto estaba destruido y robado. Dicen en el NCA que había un candado y que estaba roto, pero nosotros, si bien hace un año que no vamos al depósito, siempre pasábamos a buscar cosas y estaba todo en orden", indicaron los dirigentes de la asociación, que recuerdan que durante una muestra de cine se exhibieron los proyectores que estaban en perfectas condiciones.

El museo funciona en una casa de 1918, el Centro Unión y Previsión Ferroviario, y el depósito no es más que la antigua sala de espera de la estación que, según dicen, contaba con plena seguridad.

Según el edil Sánchez, desde la estación llamaron a Amelia, pero cuando se quejó le plantearon que no pertenecía a NCA si no a otro concesionario. "Finalmente se aclaró y personal de NCA, me dijo que podíamos llevar los objetos allí. Pero nos negamos por que estaban rotos y ultrajados. Nos dijeron que había entrado alguien a robar, pero ni fuimos notificados ni se presentó la denuncia policial", indicó.

Faltantes. En el registro de inventario del museo se contabilizaron 302 piezas, de las que, hasta ahora, se detectaron unas cinco faltantes y las que están rotas. El objeto más preciado es un telégrafo antiguo y un perfil de locomotora, que fueron robados.

Los integrantes del museo, que no tiene personal sino vecinos que colaboran, dicen estar "dolidos y embroncados" y algunos son más duros y se niegan a "hablar de este robo y de la estupidez humana". Se muestran indignados y no encuentran la respuesta a "la falta de respeto" por parte del NCA.(Fuente. La Capital)