miércoles, 16 de enero de 2013

"NO ESTÁN ATENTANDO CONTRA LA FERROVIARIA, SINO CONTRA EL SISTEMA"


ACTUALIDAD

Una escucha telefónica difundida en el juicio revela que "algún mal parido" pretendió involucrar a la Casa Rosada en el crimen del militante del PO, Mariano Ferreyra.

El Gobierno nacional interpretó en 2010 que el asesinato a balazos del militante del Partido Obrero (PO) Mariano Ferreyra, durante una protesta, fue obra de "algún mal parido" que pretendió "sembrar un muerto" contra la Casa Rosada porque se estaba "trabajando para mejorar el sistema ferroviario".

Así lo reveló una escucha telefónica difundida durante el juicio que el Tribunal Oral en lo Criminal 21 lleva adelante por el homicidio del joven de 22 años, en la cual pudo oírse al entonces subsecretario de Transporte Ferroviario, Antonio Luna, ex dirigente de La Fraternidad, dar su versión del homicidio.

Antonio Luna, Ex Subsecretario de Transporte Ferroviario de la Nación

"Acá no están atentando contra la Unión Ferroviaria, están atentando contra el sistema", despotricó Luna en la llamada telefónica que realizó desde la Secretaría de Transporte el 25 de octubre de 2010 a Juan Carlos "Gallego" Fernández, secretario administrativo y virtual "número dos" del gremio para solidarizarse con el dirigente, ahora uno de los enjuiciados.

En esa conversación registrada cinco días después del asesinato, Luna confió a su interlocutor que habló del tema "con el ingeniero", o sea el entonces secretario de Transporte Juan Carlos Schiavi.

"Acá hay un montón de gente de la oposición que (por el crimen de Ferreyra) nos está pegando mal a nosotros", se quejó el subsecretario en la charla con Fernández, a quien le sugirió que "la mejor forma de defenderse (de las acusaciones) es no aclarando nada" y le aseguró: "a los amigos los acompaño hasta la puerta del cementerio".

Justamente Luna y Schiavi están ahora procesados, junto a varios ex funcionarios y empresarios, en la causa penal por la tragedia ferroviaria de Once, que hace casi un año causó 51 muertos y más de 700 heridos. A raíz del hecho, el ministro, Florencio Randazzo, le pidió la renuncia a Luna.

"Los muchachos"

El enjuiciado Claudio Alcorcel prestó declaración indagatoria y admitió que aquel día "íbamos a pelear" contra los trabajadores tercerizados que pretendían cortar las vías de la línea Roca, aunque aseguró que él y "los muchachos" nunca "fuimos armados" ni con intenciones de matar a Ferreyra.

Alcorcel confesó que en la patota "había un montón de delegados" de la UF y admitió que entre los integrantes del grupo reconoció y saludó a Cristian "Harry" Favale, ex barra brava de Defensa y Justicia de Florencio Varela, principal acusado en este juicio y sindicado por al menos 20 testigos como el autor de los disparos mortales. (DyN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.