miércoles, 1 de junio de 2016

CAF debe pagar 10,6 millones a una firma ferroviaria privada por retrasos al entregar locomotoras

Empresas

El Tribunal Supremo ha condenado al fabricante de trenes CAF a pagar 10,6 millones de euros al operador privado de mercancías Ferrocarriles del Suroeste (Fesur), que resolvió un pedido de locomotoras que había realizado a la empresa en 2007 por retrasarse en la entrega de los vehículos.

El Alto Tribunal estima así el recurso de casación interpuesto por Fesur, operador participado por el grupo Alfonso Gallardo y Gea 21, contra la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Guipúzcoa, que dio la razón a CAF al asegurar que el contrato de suministro estaba vigente.

El contencioso deriva del contrato de suministro de nueve locomotoras que Fesur firmó con CAF en septiembre de 2007 por un importe de 30,5 millones de euros. No obstante, tres años después, en 2010, el operador privado de mercancías reclamó resolver este contrato "por el retraso de diez meses en el cumplimiento de los plazos de entrega".


A pesar de lo dictado por Audiencia Provincial, el Supremo considera que el retraso de CAF en la entrega de la locomotora es "muy considerable respecto a las exigencias propias del tráfico mercantil".

El Alto Tribunal estima asimismo que CAF "no sólo incumplió los plazos de entrega inicialmente previstos, sino también los incluidos en la propuesta de reprogramación del calendario de entregas" que el propio fabricante vasco presentó a Fesur y que esta empresa rechazó.

Con su sentencia, el Supremo ratifica el pronunciamiento que inicialmente realizó el un Juzgado de Primera Instancia de Tolosa al dar la razón a Fesur.

No obstante, lo corrige, al considerar que no procede condenar además a CAF a indemnizar al operador con 1,5 millones de euros en concepto de liquidaciones de contratos de cobertura de tipos de interés, ni al pago de 1,6 millones como penalización por los retrasos.

Devolución del dinero e indemnizaciones

En concreto, del monto total de 10,6 millones de euros que el Alto Tribunal condena a CAF a pagar, 9,1 millones corresponden a la devolución del pago anticipado que Fesur había realizado del contrato, equivalente al 30% del precio total del contrato.

Los 1,5 millones adicionales que el fabricante de trenes con sede en Beasain debe abonar, corresponden a indemnizaciones, con las que se pretende compensar los costes soportados por Fesur por los contratos de 'leasing' (1 millón de euros), y la suscripción de financiación (442.000 euros) y otros préstamos (34.800 euros).

Fesur es uno de los operadores privados de mercancías que se constituyeron en España después de que en 2005 se abriera a la competencia el mercado de tráfico de carga en tren. La mayor parte de estas nuevas compañías ferroviarias están participadas por grandes constructoras.ElEconomista.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.