jueves, 27 de marzo de 2014

Alemania: Deutsche Bahn ganó un 55 % menos en 2013 por el frenazo de la economía global

Exterior

El mayor transportista ferroviario alemán, Deutsche Bahn, anunció hoy que en 2013 ganó un 55,5 % menos que en el año anterior, debido al enfriamiento económico global, que frenó su división de mercancías y los precios de la energía.

El mayor transportista ferroviario alemán, Deutsche Bahn, anunció hoy que en 2013 ganó un 55,5 % menos que en el año anterior, debido al enfriamiento económico global, que frenó su división de mercancías y los precios de la energía.

La empresa, que también se dedica al transporte aéreo y marítimo y tiene al Gobierno alemán como único accionista, obtuvo un beneficio neto de 649 millones de euros, frente a los 1.459 millones que ganó en el ejercicio anterior.


"La tensa coyuntura en Europa y el crecimiento global contenido se han hecho notar en nuestro negocio de transporte y logística, especialmente en el tráfico ferroviario", aseguró en un comunicado el presidente de Deutsche Bahn, Rüdiger Grube. Asimismo, destacó Grube, los resultados empresariales de este conglomerado se vieron lastrados en 2013 por otros factores como los costes de personal y la energía, así como por una climatología especialmente adversa.

El beneficio bruto o ebitda se situó el año pasado en los 5.139 millones de euros, una caída por encima del 8 % en términos interanuales, y el beneficio neto operativo o EBIT alcanzó 2.236 millones de euros, lo que implica un retroceso de más del 17 % en comparación con 2012.

La facturación de Deutsche Bahn ascendió a 39.165 millones de euros, lo que supone un descenso del 0,3 % con respecto al ejercicio de comparación.


El tráfico de pasajeros repuntó casi un 6 %, mientras que el transporte ferroviario de mercancías cayó algo más de un 2 % en términos de masa.Por su parte, la deuda neta de la empresa se mantuvo estable, en los 16.362 millones de euros. Deutsche Bahn anunció que repartirá 200 millones de euros en concepto de dividendos, que repercutirán íntegramente en las arcas del Estado alemán.(Agencia EFE)