16 de junio de 2021

Se sigue regalando material ferroviario que puede servir para cumplir servicios de pasajeros

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Ya hace unos meses informamos sobre la donación a un establecimiento penitenciario que se encuentra ubicado en la ciudad de Mercedes (Provincia de Buenos Aires) de un coche Materfer, ahora nos enteramos de otra cesión de otro coche Materfer (ex Ferrobaires) para la Parroquia San José de dicha localidad bonaerense.

Según informa la empresa Trenes Argentinos Operaciones, su presidente, Martín Marinucci, estuvo reunido con el Intendente Municipal de Mercedes donde le fue donado un coche Materfer (por parte de la empresa Trenes Argentinos Infraestructura de la cual Marinucci también es su presidente) para ser cedido a la Parroquia San José, siendo bautizado con el nombre de "Vagón de Jesús".

Este coche, según la empresa estatal ferroviaria, "será un espacio abierto a personas en situación de vulnerabilidad en donde recibirán contención por parte de la Parroquia San José y el Párroco Hernán Arturo López". 

Asimismo, Martín Marinucci expresa que "tenemos un fuerte compromiso social, donde nuestro material rodante que ya no está en condiciones y no será utilizado para la operación ferroviaria,  pueda seguir cumpliendo un rol social para los argentinos y argentinas llenándonos de emoción".

Todo se puede reparar, señor Marinucci. Esos coches de pasajeros que se están donando, bien pueden ser reparados y reacondicionados en los talleres ferroviarios que hoy verían con mucho agrado recibir ese material para dejarlos aptos para correr trenes regionales, de media y hasta de larga distancia. 

Sabemos que usted está queriendo rehabilitar a los ferrocarriles que por años fueron desatendidos y hasta boicoteados para hacerlos desaparecer del mapa, pero regalar material que sí se puede recuperar, para nosotros no es la solución. 

Sabemos muy bien de la falta de material tractivo y rodante chino para cubrir los trenes de pasajeros de media y larga distancia, que hoy es una realidad por diversos motivos, pero la falta de repuestos es la principal.

Entonces qué bueno sería que haya una política de recuperación de material ferroviario que se encuentra abandonado a su suerte en distintas playas ferroviarias del país, para que puedan cubrir los servicios actuales y a la vez poder agregar más trenes para otras partes del país (al estilo de los Ferrocarriles Portugueses que hoy por falta de recursos económicos "resucitan" material descartado).

Los talleres ferroviarios de nuestro país siempre hicieron milagros recuperando material que estaba prácticamente descartado. ¿Por qué no se puede invertir en dar trabajo y más mano de obra para dichos talleres, a la vez que se puedan agregar más trenes?.

¡Basta de seguir regalando material ferroviario!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo (debajo del mismo) no serán publicados.