domingo, 3 de abril de 2011

LA DESIDIA QUE ENVUELVE AL SISTEMA FERROVIARIO

EDITORIAL

Por: Carlos Alberto Salgado



Hace unos días estuve reunido en una cena con amigos ferroviarios que cumplen funciones en la actualidad en distintos niveles de jerarquía, para hablar lógicamente de nuestro tema predilecto, sus novedades, noticias y chimentos. En un momento de la charla, alguien me preguntó porqué no escribía más seguido dando mi opinión sobre los temas de actualidad de este medio de transporte como anteriormente. Le contesté que no lo hacía, no para evadir de dar mi opinión, sino por no ser reiterativo en expresar siempre lo mismo, porque de la gran espectativa que tenía allá por el 2003/04 de que el ferrocarril iba a volver a resugir, a través del tiempo me di cuenta que todo fue un espejismo y que ya estaba cansado y desilucionado de una esperanza que no fue, y que todo lo que tenía que decir ya lo había dicho. Pero eso sí, le informé que iba a seguir opinando sobre hechos puntuales que se registren de ahora en más sobre los trenes. Y así lo voy hacer ahora por un problema que me entristece y que me hace pensar en poner en duda la importancia que presta el actual gobierno a la problemática ferroviaria.

Foto: Pablo Salgado

Como todos recordarán, con fecha 16 de febrero del corriente año entre las estaciones San Miguel y José C. Paz de la Línea San Martín se produjo un fatal accidente en un choque entre una formación de la LSM que se encontraba detenida y una de la empresa Ferrobaires que tenía como destino la ciudad de Junín dejando un saldo de 4 personas fallecidas y decenas de heridos. La causa se encuentra radicada ante el Juez Federal de San Martín, Dr. Juan Manuel Yalj, y sobre el mismo ya se han manifestado todas las partes, quedándose a la espera de la resolución a tomar por parte de la justicia.


Foto: Ángel Suárez

Pero lo que me indigna y apena es que hace 45 días que el tren de pasajeros Nro. 513/514 que presta servicios entre Buenos Aires - Junín- Alberdi ("Martita") y viceversa se encuentra suspendido, porque la única formación que tiene la empresa Ferrobaires que circula por la Línea San Martín, se haya detenida para realizar futuros peritajes en Capital Federal por orden del juez de la causa, sin tener otra que la pueda suplantar para realizar con normalidad el itinerario y así satisfacer la demanda de los muchos usuarios que tiene a lo largo de su recorrido, dejando a estos a merced de los altos valores que cobra por pasaje el transporte automotor.

Cuando en una época "El Martita" los servicios se cubrían con  coches motores, en este caso, con un Fiat Modelo 7131. También se lo hizo con Fiat TER - Foto: Oscar Tapia

Yo culpo de desidia, no sólo a la empresa prestadora del servicio, sino también a la Secretaría de Transporte de la Nación que no hizo absolutamente nada, hasta ahora, para obligar a Ferrobaires a cumplir con el diagrama. Si la empresa provincial no está en condiciones de hacerlo por falta de material rodante y tractivo, la Secretaría en cuestión tendría que tomar los recaudos para que, provisoriamente o en forma efectiva, se cumpla por parte de la SOFSE, empresa creada por Ley de la Nación para operar trenes, que se haga cargo de los servicios, ya que material se puede obtener de las distintas líneas ferroviarias que tiene la Ugofe bajo su operación de emergencia.

Pero, sobre este caso expreso que tengo fe pero a la vez duda. Fe, porque seguramente alguien hará que este problema se vea solucionado ya que hay mucha gente, sobre todo en Junín y estaciones intermedias, que está bregando por la vuelta del tren, pero a la vez tengo duda de que pase el tiempo y todo quede en la nada como varios servicios de pasajeros que se suspendieron provisoriamente y que jamás volvieron, entre ellos, el tren entre Buenos Aires y la Ciudad de Santa Fe.