jueves, 30 de septiembre de 2010

PORTUGAL: CP DESCALIFICA A LOS CUATRO CONCURRENTES AL MAYOR CONCURSO DE MATERIAL RODANTE DE SU HISTORIA

Unidades diesel y eléctricas para cercanías y regionales, y opciones para larga distancia 
Los Ferrocarriles Portugueses, ha excluido a los cuatro fabricantes -Alstom, Bombardier, CAF y Siemens – al mayor concurso de adquisición de material rodante de su historia, por deficiencias en las ofertas presentadas.

 El concurso, lanzado en mayo de 2009, debía servir para elegir el material rodante a adquirir durante el período 2010- 2013 y contemplaba inicialmente el suministro de 74 unidades por un valor en torno a los 370 millones de euros.

De ellas, 36 serían unidades eléctricas bitensión (1.500 y 25.000 voltios) para las cercanías de Cascais por importe de 180 millones de euros y veinticinco, automotores para servicios regionales en las que se invertirán 125 millones. Otras ocho unidades eléctricas por importe de cuarenta millones de euros irían destinadas al Urbano de Oporto y cinco del mismo tipo, por veinticinco millones, a la Línea del Sado.




Además, como opción se contemplaba la adquisición otras veintiocho unidades por importe de 140 millones de euros. De ellas, ocho unidades eléctricas para el Urbano de Oporto por cuarenta millones, para hacer frente a la previsible evolución de la demanda en la región, y otras quince para el servicio urbano de Lisboa por valor de 75 millones, para atender el previsto aumento de capacidad de las infraestructuras que se hubiera registrado con la construcción de la tercera travesía del Tajo y el enlace al nuevo aeropuerto.

Por último la opción contemplaba la adquisición de cinco unidades diésel para larga distancia, por importe de veinticinco millones de euros para cumplir con la estrategia de sustitución de composiciones de locomotoras y coches, esencialmente en servicio denominado Intercidades do Alentejo.

Concurso desierto

CP ha considerado que ninguna de las propuestas de los fabricantes se ajustaba a lo demandado en los pliegos del concurso y, consecuentemente ha declarado éste desierto, lo que, según el diario lisboeta Publico, excluye la posibilidad de que los concurrentes puedan demandar una indemnización.

Tras la presentación de las ofertas de los cuatro contendientes el pasado mes de noviembre, el gobierno portugués aplicó su Plan de Estabilidad y Crecimiento que supuso la creación de una comisión conjunta de análisis de los ministerios de Obras Públicas y Transportes y de Finanzas, para entre otros, valorar la oportunidad de las inversiones en el sector ferroviario.

CP que hubiera tenido que recurrir al endeudamiento para afrontar la compra íntegra de los trenes previstos en este concurso, anunció que entre las propuestas económicas presentadas, la de CAF era la mejor situada en precio en los dos lotes de trenes eléctricos y diesel, con 319 millones de euros, seguida de las de Siemens con 439, y Bombardier con 457. Alstom sólo presentó una oferta de 239 millones para las unidades eléctricas.(Fuente y foto: Revista Vía Libre)